Dicen que no hay lugar en el mundo en el que no haya un gallego, un bar gallego o una Casa de Galicia. En San Fernando, tierra emparentada con Galiza por la Armada, hay dos bares históricos que gozan del favor del público por su rica gastronomía pero abrir otro no era ninguna tontería. Al contrario. "He tenido que convertir mi establecimiento en lo que los clientes han querido", dice Isabel Bello García, gallega de Fene que se vino aquí por amor. Su pareja, ecuatoriano, fue destinado a este rincón y ella decidió abrir un bar de tapas, Embrujo Gallego. "Pensé en especializarme en un par de pinchos y regentar yo sola el bar". Pero el concepto de tapear en el sur era...de otra forma. "Aquí la gente no se toma dos pinchos de pie y se va, sino que se sienta y va pidiendo y al final sales comido". Por eso, tuvo que aumentar la carta y traerse a toda la familia. "...mi madre, mi hermana. Al final somos ocho".

El próximo 4 de octubre hará cuatro años que abrió su establecimiento cien por cien gallego, donde hasta el ribeiro se sirve en cuncas -taza típica de las tascas gallegas-. "Tú vas a cualquier bar en Galicia y el vino te lo sirven en una copa pero me las he tenido que agenciar para traerme cuncas porque mis clientes lo querían al modo tradicional". Y es que la cocina gallega engancha, tanto como la italiana o la tan de moda japonesa. "Con nuestro bar hemos descubierto la cantidad de gallegos y de gaditanos con morriña que hay".

El pulpo, la tortilla y las zamburiñas no faltan en el Embrujo Gallego. "Son los tres platos estrellas". A partir de ahí, "tenemos mejillones, percebes, vieiras, ternera, unto -grasa del cerdo para hacer el caldo gallego- los greliños...". Todo lo traen de Galicia, "En ocho horas, todo está aquí y fresco...el bogavante viene coleando. Aquí no trabajamos ni congelados ni prefabricados. Hasta las patatas se pelan y se cortan a mano".

Desde Galicia viene también la cerveza. Dos grandes barriles coronan la barra que ha construido el padre de Isabel, como ha hecho con los taburetes con forma de vieira, las mesas con grabados gallegos o una antigua alacena con rejilla que deja ver todos los caldos que se pueden degustar.El trato es otro de los reclamos de este establecimiento. "Desde que llegué a San Fernando me he sentido muy arropada, me han tratado con mucho cariño y me gusta corresponder desde mi bar". Por eso, Embrujo Gallego es un bar familiar con comida casera de primera calidad que ha convencido. "Para mi bar no quería camareros de etiqueta. No digo que en otros establecimientos sea ese el estilo que deben tener pero en el nuestro queremos que la gente se sienta como en su casa pero sin fregar los platos". Para muchos además, es lo más parecido a su tierra. "Este verano, unos chicos trabajadores de uno de los establecimientos de Amancio Ortega se enteraron de nuestro bar y venían aquí a comer todos los días y se lo recomendaron a los que fueron llegando".

En las noches de verano, la terraza se llena todos los días y en otoño e invierno, el público se concentra a la hora del almuerzo y, sobre todo, los fines de semana. Ya están preparando el fin de temporada antes de que se tomen unas merecidas vacaciones después del intenso verano. El 7 de octubre celebran el cuarto aniversario del bar con una fiesta en la que Galicia estará presente no sólo en el sabor de los platos o de los vinos sino con el sonido de la gaitas.

Embrujo Gallego está en la avenida León Herrero, 21. San Fernando (Cádiz) . Teléfono. 956 94 09 05

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído