majaceite
majaceite

El conocido hostelero Alberto Vargas, Richard, gerente de los pubs 'El siete' y 'GreenPark', propone un recorrido que aúna gastronomía, ocio y naturaleza.

Para un hostelero como Alberto Vargas —ese que seguramente creías que se llama Ricardo, por eso de que todo el mundo lo conoce por Richard—, gerente de los pub El 7 y Greenpark, se hace complicado disfrutar de un fin de semana libre, ya que es precisamente de viernes a domingo cuando más trabajo tiene. Ya se sabe, para que unos lo pasen bien, otros tienen que estar detrás de una barra... Así y todo, cuando le preguntamos por cuál sería su fin de semana ideal, lo tiene medianamente claro: Jerez, la Sierra y La Janda, en una mezcla de gastronomía, ocio y naturaleza sin parangón.

VIERNES NOCHE

1. Vinos y cena en el centro

Salimos de trabajar y qué mejor sitio que el centro de Jerez para empezar bien el fin de semana. Propongo empezar con unas cervezas o unos vinos en la calle San Pablo, uno de los rincones de moda que presenta más animación, sobre todo las noches de los viernes y sábados. Tras esta primera toma de contacto con el fin de semana, nos desplazamos apenas 300 metros, bajando la calle Caballeros y cruzando la plaza del Arenal, hacia la calle Consistorio, donde la oferta es amplia. Los amantes de la cocina asiática pueden cenar en Kiri. Si lo que buscas es una cocina que aúna tradición con un toque innovador, Albores será una gran elección. Si quieres una cocina más tradicional y contundente, el Mesón del Asador es lo tuyo, sin olvidar todo un veterano recientemente reformado, La Cruz Blanca.

2. La copa, en San Pablo

Después de la cena, podemos optar por volver a casa a descansar o continuar un rato más. Yo animo a lo segundo, a rematar la faena con un “digestivo” y en este caso lamento no ser más objetivo, así que barro para casa: El 7 y GreenPark, en calle San Pablo. Eso sí, no nos acostemos tarde, que el sábado toca ruta.

SÁBADO

3. La ruta del Majaceite o la del Pinsapar

¿Qué mejor manera de desconectar que perderse toda la mañana en el campo? Aunque madrugar en fin de semana siempre es duro, la idea es levantarse medianamente temprano (ocho y media, que tampoco está mal), enfundarse ropa cómoda, coger el coche y tomar camino de El Bosque. Allí llegaremos en unos 45 minutos. Si no hemos desayunado, siempre es buena opción parar en la venta Julián, donde nos tomaremos una señora tostada con manteca colorá. Y que no te remuerda la conciencia, porque enseguida nos pondremos en marcha.

La del río Majaceite es una de las rutas más conocidas de toda Cádiz. De hecho, es la más transitada de la provincia y la segunda de toda Andalucía. Conecta las localidades de El Bosque y Benamahoma y su baja dificultad la hacen ideal para hacerla con toda la familia. Apenas 10 kilómetros (cinco de ida y otros tantos de vuelta) que se pueden hacer tranquilamente en tres horas, según el rato que queramos echar y de la velocidad que llevemos. Eso sí, dependiendo de la temporada nos encontraremos a gran cantidad de senderistas, por lo que si queremos disfrutar de una ruta más tranquila, recomiendo seguir subiendo hasta Grazalema donde, a dos kilómetros del pueblo comienza el sendero del Pinsapar. En total, 11,6 kilómetros que finalizan en Benamahoma. La comida la haremos en la ruta, por lo que nos llevaremos bocadillos.4. Parada en Arcos para merendar

Si todo ha ido bien, deberíamos haber regresado al coche sobre las cinco de la tarde. Tomamos rumbo a Jerez, pero antes de regresar haremos una parada en Arcos, la bonita localidad que inaugura la ruta de los pueblos blancos, para merendar y tomar un café. Desde El Bosque apenas nos llevará 25 minutos. Tomaremos camino del centro, aunque habrá que echarle paciencia porque no siempre es fácil encontrar aparcamiento. Una vez merendados, ¿qué mejor manera de despedirnos disfrutando del atardecer desde el balcón de la peña de Arcos?

5. Cena en el centro

Si después de la ducha no hemos caído rendidos en el sofá, recomiendo acercarse de nuevo hasta el centro. Aprovecharemos la tarifa plana que oferta uno de los aparcamientos subterráneos para cenar, por ejemplo, en La Tapería del Asador, antiguo Pulpo y Aparte, con una carta, muy similar a la del Mesón del Asador pero precisamente manteniendo las tapas de pulpo, que es de lo que carece el mesón. 

DOMINGO

6. Paseo por el mercadillo de la Alameda Vieja

El domingo no hace falta madrugar, pero tampoco es plan de levantarse a las dos de la tarde. Así que a partir de las 12 nos acercaremos hasta la Alameda Vieja, donde otro día más estará instalado el tradicional mercadillo. Sólo por curiosear en los puestos, donde encontraremos desde monedas antiguas a películas y videojuegos de segunda mano, pasando por ropa usada, objetos de decoración o muebles de época, ya merecerá la pena el paseo.7. El remate del finde, en El Palmar

Para rematar bien el fin de semana, de la Alameda Vieja tomaremos el coche hasta El Palmar. Ahora que todavía no estamos en época veraniega, y por lo tanto la carretera no está abarrotada, no deberíamos tardar más de 45 minutos en llegar. Tras un paseo por la arena, nos acercamos hasta La Pachamama, en la carretera de Torrenueva, a cinco minutos andando de la playa. Tapas, baguettes, comidas del mundo… y todo en un marco encantador. Antes de decirle adiós al Palmar y al fin de semana, podemos disfrutar del atardecer con un café o una copa en El Cartero, frente al mar, donde si tenemos suerte también podremos encontrar música en directo. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído