Hace solo diez años que Germinal dio su primer paso en el mundo de la hostelería. Y hoy, una década después, es el primero en abrir un establecimiento de comida tailandesa en Jerez. Natural de Málaga, Germinal Vega crece (o florece) junto a sus hermanas Jazmín y Azahara en el barrio Granja Suárez. “Mi madre Rosa es muy graciosa y los cuatro tenemos nombre de planta”, sonríe. Pero él solo las utiliza para darle un toque fresco a los platos de su take away. Como es habitual, Germinal empezó a trabajar en la restauración como friegaplatos. Poco a poco fue ascendiendo y terminó siendo jefe de partida de frío en el restaurante Molino de Batán, en Torremolinos. Más tarde firmó como cocinero en El Corte Inglés a través de una subcontrata. Y hace tres años, comenzó a trabajar en Padthaiwok, la cadena de comida tailandesa más fuerte de España.

“No sabía nada de esta cocina, no sabía nada sobre ellos. Y nunca había trabajado la cocina tailandesa”, confiesa. Pero esa inocencia, mezclada con la manera de trabajar de la cadena y el sabor del wok, provocaron que Germinal se terminara enamorando de esta comida y cómo no, también de la franquicia. Durante su paso en el Padthaiwok de Málaga Teatinos, contempló cómo la cadena iba creciendo: “Era consciente de las cajas que se iban haciendo, empecé a encargarme de hacer pedidos, veía los gastos y me metí en un curso que ofrecía el Ayuntamiento de Málaga, desde donde recibí algunas nociones de empresariales, acudí a charlas…”, recuerda sobre su formación en Empresariales. Y es que a pesar de ser un amante de la cocina, destaca que lo que verdaderamente le encanta es gestionar, hablar con la gente y negociar. “A mí lo que me gusta es ser empresario”.

Con algunos ahorros y la ayuda de sus padres, en abril de 2016 Germinal se presentó en la franquicia donde trabajaba para despedirse, o decir hasta luego, ya que previamente había hablado con el jefe de expansión de Padthaiwok, para saber cuál era la localización idónea con el objetivo de abrir su propia franquicia de comida tailandesa. Jerez, fue la respuesta de este. Pero… ¿qué sabía Germinal sobre la quinta ciudad de Andalucía? “No conocía nada”, contesta. “Lo único que me dijeron algunos jerezanos fue que cómo se me ocurría, que el centro está muerto y que en Jerez ha sido en la única ciudad donde ha cerrado un McDonald’s”, añade entre risas. Chicos ánimos le dieron, pero tampoco hizo mucho caso de ellos. “Yo creo en la cadena, porque además de franquiciado soy fan de Padthaiwok. Y ¿no hay tanto paro aquí en Jerez? Pues vamos a quitar un poco de paro”.

“¿No hay tanto paro aquí en Jerez? Pues vamos a quitar un poco de paro”

Se atrevió y apostó fuerte. Nada de centros comerciales, al casco histórico de Jerez y a abrir el primer tailandés. “Era consciente de que no era el mejor momento, pero sé que el producto es muy bueno”, insiste. No obstante, más allá de ofrecer platos exóticos elaborados con productos frescos de la ciudad, Germinal aterrizó en la ciudad jerezana para romper estereotipos y demostrarle a la sociedad que los jóvenes quieren trabajar. “Ahora que estamos de moda los Millenials, que parece que no hacemos nada, aquí estamos nosotros, trabajando ocho horas todos los días”, comenta.Si se fue en abril de 2016, inauguró Padthaiwok Jerez el 29 de marzo de este año. Poco tardó en hacer realidad su sueño. Y fiel a sus convicciones, rescató a siete jóvenes jerezanos del paro. “Yo soy el mayor y tengo 25 años”, incide. Una de la barriada rural de El Mojo, un repartidor de El Mopu, otra del barrio de Santiago… Su plantilla, como su clientela, es diversa. Y no es casualidad, resalta que le encanta la multiculturalidad, y la gente que parte los esquemas. “Aquí se reúne gente de todos lados, desde una mujer musulmana que nos encarga comida halal a domicilio porque no puede salir a comer sola, hasta banqueros de la zona”.

Además de la filosofía de Germinal, la cadena Padthaiwok también participa de esa globalización de culturas. La franquicia es la única cocina en Jerez que ofrece tanta variedad, desde comida para celíacos, hasta halal, pasando por vegana y vegetariana. Además, tampoco añaden glutamato monosódico (un aditivo que mejora el sabor de algunos alimentos procesados que daña al sistema nervioso). Es una comida que hacen al instante y que incluso se puede observar el cocinado a través del cristal. Los noodles, el corte de las verduras, la maceración del pollo…, todo lo elaboran a diario.

En Jerez, este joven empresario apuesta por la venta local y asegura todos sus proveedores son Jerez, a excepción de los productos importados de Tailandia (cervezas y zumos típicos del país), o algún otro como el pan dulce de la hamburguesa, que está elaborado en Málaga, donde nace la franquicia en España. Y además de diversa, la cadena también está muy comprometida con el medio ambiente, ya que los cubitos donde presentan los noodles son reciclables. Pero, ¿cuáles son los platos estrella de la extensa carta de Padthaiwok? Germinal lo tiene claro: noodles ekkamai, padthai original y el wantón (una masa fina de hojaldre rellena de langostinos y siete quesos, que va acompañado de una salsa de ciruelas importada de Tailandia).A día de hoy lleva tan solo unos ocho meses al frente del negocio y ya ha conseguido crear una clientela habitual. “Hay muchos que se alegran de que por fin haya un tailandés en la ciudad”. Algunos se emocionan recordando algún que otro viaje y a la hora punta se suelen amontonar los coches en doble fila en la calle Larga, a la altura de la Alameda Cristina. Por ello, Germinal recuerda que su establecimiento dispone de tarjetas del parking para sus clientes y que no cobran el servicio a domicilio, el cual siempre va con el datáfono encima. Finalmente, el joven empresario malagueño adelanta que próximamente abrirá un restaurante de la franquicia Padthaiwok, con un servicio distinto y una carta más amplia, junto con otros proyectos que tiene en mente para Jerez. “Todo lo que he conseguido me lo he trabajado a pulso, no me han regalado nada. Me gustaría seguir aquí en Jerez. Sería muy triste darle la razón a aquellos que me hablaron así de esta ciudad”, concluye.

Padthaiwok se encuentra en la calle Larga, número 73. Abre todos los días de 12:00 a 24:00 horas y el teléfono para encargar a domicilio es el 856 923 627 ó 674 908 704.

Sobre el autor:

claudia

Claudia González Romero

Periodista.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído