zambomba
zambomba

Citas imprescindibles para (re)conocer y disfrutar qué es eso que está a punto de ser declarado como Bien de Interés Cultural y que mueve la economía jerezana durante casi un mes al año. 

Unos amigos de fuera me preguntaron antes de venir el año pasado por estas fechas a la ciudad: ¿Y qué es eso de la Zambomba? Tras mi perplejidad inicial ante tamaña ignorancia tiré por el camino fácil y directamente les confesé: Beber, reír y cantar. Así todo el tiempo. Del mediodía a la noche. De vez en cuando también picas algo: berza, ajo, sopa de tomate, pestiños, mantecados... Cosas típicas de las fechas. Es como la Feria del Caballo pero en el centro. Como la Feria pero en la previa de la Navidad. Lamento que mi explicación inmediata no esté a la altura de las raíces ancestrales que se hunden en una celebración cuya declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) es inminente, pero no se me ocurrió una definición mejor.

La Zambomba consiste en pasarlo lo mejor posible y pasarlo bien entre todos. Disfrutar del ambiente, ir de un sitio a otro, reencontrándote con amigos, convidando y convidándote… Como la Feria, pero en lugar de bailar sevillanas con la primera o la segunda, puedes acabar cantando la Micaela con una señora desconocida de Toledo o el Marinero Ramiré con un señor de Gasteiz. La Zambomba, que no zambombá o zambombada –rechace imitaciones-, puede ser como una pesadilla antes de Navidad, un enorme botellón en la calle o una fiesta flamenca entre lo profano y lo sagrado. Según se mire.

Para entender bien el significado de esta fiesta típicamente jerezana, puedes rescatar la entrevista en lavozdelsur.es con Juan Pedro Aladro, uno de los reinventores de este fenómeno social, cultural y sobre todo en los últimos años económico. Si lo que quieres es simplemente dejarte llevar y disfrutar de la fiesta, aquí van diez citas imprescindibles antes del 24 de diciembre. Porque solo tienes hasta horas antes de la Nochebuena para descubrir por ti mismo, si aún no lo sabes, qué es eso de la Zambomba de Jerez.

1. Zambomba en el Teatro. Los días 5 y 6 de diciembre el Teatro Villamarta acoge a partir de las 20:30 horas la Zambomba de la Federación de Peñas Flamencas de la Ciudad. Más allá de la fiesta en comunidad, improvisada, es una buena oportunidad para disfrutar de esta celebración como espectáculo flamenco. Con la dirección musical de Domingo Rubichi y Juan Lara, no tendrá desperdicio escuchar las voces de Fernando de la Morena, Ángel Vargas, Coral y Ana de los Reyes, Eva Rubichi, José Méndez y otro sinfín de artistas cantando las coplas de Nochebuena más gitanas. El fin de semana siguiente, serán Ezequiel Benítez y el Niño de la Leo los que organicen en el Villamarta, el sábado 18 (20:30 horas), la Zambomba ‘Jerez huele castaña’, con un elenco conformado por el coro de la abuela María y el grupo gaditano Toma Castaña.

2. Zambomba en las peñas. El viernes 4 hay un evento imprescindible en esta época: la Zambomba de la peña La Bulería. Inmejorable oportunidad para experimentar la fiesta en su vertiente más flamenca. Esta tradicional Zambomba, que tendrá lugar a partir de las diez y media de la noche, tiene además un acento solidario, pues se permite la entrada a cambio de un kilo de alimento que será donado al comedor social de El Salvador. Tampoco puede uno perderse la Zambomba de la peña Antonio Chacón (calle Salas), que adelanta que será “participativa” y que se ha fijado para el 19 de diciembre desde las ocho y media de la tarde. Por ahora no se ha podido confirmar la fecha de otro clásico de estas fiestas, la Zambomba de Tío José de Paula, que el día 11 de diciembre viaja hasta Rota.

3. La Pasión anticipa la Navidad. Puede sonar contradictorio pero algunas de las mejores fiestas para conmemorar el nacimiento de Jesús (que es al fin y al cabo el trasfondo de todo esto) tienen lugar en las casas de hermandad de las hermandades que meses después conmemoran su Pasión, Muerte y Resurrección. Algunas de las imprescindibles en este apartado son las de la hermandad de La Yedra y del Cristo de la Expiración (ambas el 5 de diciembre); y Santo Crucifijo de San Miguel (12 de diciembre).
4. Zambombas con buen fondo. Suena a tópico pero es verdad, la Navidad es una época donde aflora la solidaridad. Muchas asociaciones y ONG organizan celebraciones en estas fechas para recaudar fondos para sus proyectos sociales. Afamedis organiza el 7 de diciembre una Zambomba en ‘Los Establos’ de la calle Carne; y Upace Sur convoca a una gran fiesta en las Bodegas Real Tesoro el 12 de diciembre desde las dos de la tarde.

5. Se dan clases de Zambomba. Son el grupo más demandado de la Navidad jerezana. El fenómeno dentro del boom de la fiesta de la pandereta, el almirez y la zambomba. Irrumpieron hace algunos años con sus pegadizas versiones de villancicos tradicionales, pero también con sus videoclips de temas propios. Lo mismo arreglan Calle de San Francisco en versión funky que sacan sus propios villancicos electrolatino (?). Últimamente se les ha ido algo la mano tirando por composiciones descaradamente comerciales (imaginen a Pitbull tocando el carrizo en medio de una viña), pero la esencia permanece. Suelen dejarse caer por locales de copas, con poco encanto para vivir una Zambomba auténtica desde luego, pero también por tabancos como Las Cuadras, donde serán casi un fijo cada fin de semana.

6. Zambomba en Santiago. Vivir la experiencia de la Zambomba jerezana sin pasar por Santiago, una de las cunas del flamenco, es impensable. El 5 de diciembre hay una buena muestra de lo que puede dar de sí este barrio tan gitano en estas fiestas en el bar Arco de Santiago (calle Moraíto Chico). Por la noche, ese mismo día, uno puede darse una vuelta por la Zambomba de la hermandad del Transporte, en la 'santiaguera' calle de la Merced. 

7. La Zambomba de San Miguel. Si eres de los que ha llegado tarde y se ha perdido la típica y genuina Zambomba jerezana versión peña Colchonera (tuvo lugar a finales de noviembre), no puedes faltar en La Plazuela a la de la asociación de vecinos Cruz Vieja. La cita es el 18 de diciembre, a partir de las diez de la noche, y seguro que no falta la candela, el anís y los roscos bajo la atenta mirada del monumento a Lola Flores.

8. Zambombas por las calles y plazas. Realmente lo que suele molar es ir picoteando de Zambomba en Zambomba. Durante el puente y los fines de semana de diciembre hasta la Nochebuena, Jerez sale literalmente a la calle. Desde finales de noviembre es casi imposible cruzar la calle Consistorio (la del Ayuntamiento) porque los bares sacan las barras a la calle y todo es un reguero de villancicos y caldos propios de estas fechas, como el cream y ese invento del diablo llamado morenita. En la plaza de La Asunción, junto al bello edificio renacentista del Cabildo Antiguo, se celebra el 19 de diciembre la Zambomba del DKV Baloncesto junto con la de la hermandad de La Lanzada. 

9. 'El mediodía del 24'. Uno no sabe muy bien cuándo empiezan oficialmente las Zambombas -empieza a brotar como setas desde mediados de noviembre- pero sí desde luego cuándo terminan. El día de Nochebuena al filo de las ocho de la tarde, justo cuando uno piensa en que en un par de horas debe de estar cenando con la familia pese a estar alicatado hasta el techo. La culpa de todo la tiene el cada más popular mediodía del 24 en el centro de Jerez. Nuevamente, los bares se lanzan a la calle. Merece la pena merodear por el entorno del Consistorio -especial parada en la Zambomba del Bar Juanito- y dejarse caer por la calle Santa María para disfrutar de este mediodía tan especial en el mítico El Pasaje, que este año celebra su 90 aniversario y seguro que ha preparado algo grande.

10. Concierto de Navidad en la Catedral. No es estrictamente una Zambomba, pero seguro que merece la pena este recital de Jesús Méndez en la Catedral de Jerez. Acompañado del coro catedralicio que dirige Ángel Hortas, el cantaor jerezano interpretará algunos de los villancicos más típicos de la Navidad jerezana (ahí están los de El Gloria). La entrada-donativo es de 10 euros, se pondrá a la venta en el Obispado y en la Catedral, y todo lo recaudado irá a parar a Cáritas.

El Ayuntamiento de Jerez todavía no ha publicado el calendario oficial de Zambombas, por lo que este listado se irá actualizando conforme se conozcan todas las fechas.

Mientras tanto, te adjuntamos estos enlaces con las letras más conocidas para que no te quedes en fuera de juego si oyes algo de un curita malito en la cama o esas voces que hablan de emborrachar al Niño.

Documentos

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído