10 secretos de la villa de Vejer

El pueblo de los romanos, moros y cristianos. Huellas ocultas entre paredes blancas encaladas y aspecto de película

Vejer, durante su festival internacional de jazz. FOTO: GONZALO HÖHR ZAMORA
Vejer, durante su festival internacional de jazz. FOTO: GONZALO HÖHR ZAMORA

Vejer, destino de moda, esconde misterios que muchos no conocen. Una parte enigmática que va más allá de los rincones más emblemáticos como el Arco de las Monjas, la plaza de España, sus patios coloridos o los sitios más típicos para contemplar el panorama espectacular.

A continuación te mostramos el Vejer de los libros de historia, las leyendas y los antepasados remotos. El Vejer de los romanos, moros y cristianos. Huellas que permanecen “ocultas” dentro de sus paredes blancas encaladas y su aspecto de película. Estos son algunos de los secretos mejor guardados de la villa:

Si el arte es tu pasión, en Vejer encuentras uno de los pocos ejemplos de iglesia “enchufada” de Andalucía. Se trata de la Iglesia del Divino Salvador que conserva dos estilos en su interior, por una parte el gótico tardío, estilo en el que se estaba realizando la ampliación del edificio y, por otra, el gótico mudejar. La crisis económica que se produjo en el siglo XVII provocó que ambas partes tuvieran que ser fusionadas en lugar de continuar con la reforma.

En su azotea es el único punto desde el que se pueden observar todos los molinos de Vejer.

Vejer desde el cielo. FOTO: GONZALO HÖHR ZAMORA

A escasos metros de la Iglesia, encontramos el Convento de las Monjas Concepcionistas del s.XVI. Lo que antaño fue la vivienda de las monjas, es hoy una casa particular. Tras la des-amortización del s.XIX la propiedad pasó a manos del estado y fue derrumbada. Posteriormente se subastó el solar, que fue adquirido por una importante familia de Vejer. Durante la segunda mitad del siglo XIX los propietarios edificaron la casa que vemos en la actualidad y que ha servido incluso de plató de grandes producciones cinematográficas como la serie de Peter Kosminsky Crossing the Border.

El claustro de las monjas es hoy uno de los numerosos restaurantes que conforman la atractiva oferta gastronómica de la zona.

En el museo arqueológico municipal en Vejer es posible admirar una urna prerromana, fechada entre los siglos IV y II a.C., cuyos motivos y figuras guardan un estrecho parecido con las pin-turas rupestres conservadas en el Abrigo del Tajo de las Figuras (Benalup-Casas Viejas, Cádiz) a priori unos 2.500 años más antiguas. Posiblemente fue realizada por un aprendiz, ya que se observan dedos marcados en algunas partes del vaso. Constituye un ejemplo único en toda Andalucía.

Castillo de Vejer, en una imagen de archivo. FOTO: GONZALO HÖHR ZAMORA

El castillo de Vejer tiene también sus enigmas. Para los trabajos de rehabilitación que se van a realizar próximamente, se han ido adquiriendo las viviendas particulares que había dentro del castillo. El interior de una de ellas alberga una cocina intacta del siglo XIX.

La parte superior de este edificio es otro “tesoro escondido” desde el que se pueden con-templar unas vistas espectaculares entre las que se atisba la “sierra graná”, que servía de frontera entre el reino nazarí y el cristiano. De ahí viene la coletilla “de la frontera.

Bajo la Iglesia y Convento de la Concepción de Vejer se encuentra la cripta de los fundadores, la cual conserva una pintura parietal con la siguiente leyenda: “Mando hazer esta bobeda i ente-rramiento el mui manifico S. Juan de Amaia i la mui manifica Sª Donª. Beatris de Villavicencio su mujer. Acabose el año de Nuestro Salvador IHU XPO de 1552. A seis días andados del mes de maio víspera de la Asencion”.

Cuevas de Vejer, en una imagen de archivo. FOTO: GONZALO HÖHR ZAMORA

Este pueblo lleno de misterios y enigmas tiene hasta su propio Festival Internacional de Jazz. Un evento que, desde hace cuatro años, atrae hasta este pueblo del sur a artistas de gran prestigio a nivel nacional y mundial. Música de calidad en un ambiente íntimo y relajado. Un au-téntico tesoro por descubrir.

Nada es lo que parece en Vejer. El interior de muchas viviendas y locales de la localidad es-conde un patrimonio olvidado, multitud de cuevas. Desde la Edad Moderna en Vejer se han creado bancos artificiales en la ladera del Cerro para construir viviendas, se aprovechaba la laja de piedra arenisca que se quedaba en la trasera para excavarla y hacer cuevas artificia-les que se usaron primero como una dependencia de la propia vivienda y posteriormente co-mo almacén o establo para animales.

Las callejuelas laberínticas del casco antiguo son otros de los grandes atractivos de la locali-dad. En ella encontramos lugares muy curiosos como la torre de la Corredera o torre de Castrillón, que forma parte del recinto amurallado de la ciudad y que data del siglo XV. Es un torreón cuadrado de la familia Castrillón, una de las más ilustres de Vejer. Su techo está convertido en azotea desde donde se puede ver un paisaje de ensueño.

Muy cerca de Vejer, se halla Patría, La Ciudad como la llaman los vejeriegos. Aquí aún pue-den verse los restos de la ciudad fortificada que se asentó en este cerro y que alcanzó su máximo apogeo en el periodo árabe, hasta que fuera destruida en la Baja Edad Media por soldados cristianos.

Patría, otro punto de vista de Vejer. FOTO: GONZALO HÖHR ZAMORA

Cerro Patría y su entorno virgen se encuentra inscrita en la Base de Datos del Patrimonio In-mueble de Andalucía como yacimiento arqueológico.

Si vas a visitar los molinos de agua de Vejer en el núcleo rural de Santa Lucía, declarado Monumento Natural por la riqueza del paisaje, presta atención a la casa palacio que te encuen-tras al comienzo del sendero a la izquierda. Se trata de una empresa eléctrica de Santa Lucía. Y es que Vejer fue uno de los primeros pueblos con abastecimiento de luz y agua en vivien-das privadas ya que a principios del siglo XX el Conde de Villariezo y posteriormente su hijo, el Conde de Bornos, heredan Santa Lucía y aprovechan la infraestructura existente por aquel entonces y, sobre todo, sus cascadas de agua, para crear una empresa eléctrica.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído