img_5218
img_5218

Paula Ramírez, Fátima Del Valle y Julen Ramírez, tres alumnos del IES Almunia, llevan todo el año cosechando éxitos gracias a un puntero trabajo de investigación sobre la capacidad fungicida del extracto de larva.

Paula Ramírez, Fátima Del Valle y Julen Ramírez, tres alumnos del IES Almunia, llevan todo el año cosechando éxitos gracias a un puntero trabajo de investigación. Coordinados por su profesor de biología, Manuel Llorente, han desarrollado un estudio sobre la capacidad fungicida del extracto de larva de tenebrio molitor, elaborando una crema con propiedades fungicidas.

Con este proyecto han conseguido el tercer premio del VI Certamen Científico Carlos López, han participado en la Feria de la Ciencia en la Calle de Jerez, en el X Encuentro de Alumnado Investigador de Granada y han recibido una mención especial del jurado en el Certamen Nacional de investigación Si eres original, eres de libro. El último galardón obtenido por estos jóvenes jerezanos ha sido el tercer premio en la categoría de Ciencias de la Tierra y la vida en el prestigioso Congreso de la XXVIII edición del Certamen de Jóvenes Investigadores organizado por el Ministerio de Educación, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de la dirección de Política Universitaria e Instituto de la Juventud.

“En este último certamen –explica Llorente- se presentaron proyectos de toda España y la competencia era muy fuerte, ya que se aceptaban investigaciones elaboradas en Universidades”.

Me enseñan el diploma orgullosos, y no es para menos. ¿Cómo surge esta idea? “Centramos nuestra atención en el escarabajo de la harina (tenebrio molitor) porque sus larvas se alimentan de materia orgánica en descomposición (hojarasca, excrementos, cadáveres…). Como los hongos aparecen en lugares húmedos y putrefactos nos planteamos la siguiente hipótesis: si las larvas viven en lugares donde se desarrollan con facilidad los hongos, posiblemente posean en su piel alguna protección bioquímica contra las infecciones”. Y fue en este punto donde dieron comienzo a su investigación. “Las larvas de este coleóptero son fáciles de conseguir- me explican- ya que son utilizadas como alimento para distintos tipos de mascotas”.

Una vez demostrada la capacidad fungicida de las larvas, afrontaron el reto de elaborar el producto: una crema con propiedades fungicidas e hidratantes a la que bautizaron “la Cazadora” por la canción de Miguel Sáez. Me confiesan entre risas: “En la presentación del proyecto en el Congreso de Jóvenes Investigadores tuvimos que darle un toque más serio a la presentación por el ambiente solemne y académico pero se nos coló un video con la oruguita que nos diseñó una compañera de clase y todos estallaron en risas”. Y es que no podemos olvidar que estos chicos son alumnos de 4º de ESO, que con tan sólo 15 años han llegado a competir en los certámenes con estudiantes de carreras universitarias muy técnicas.

Una vez llegamos al laboratorio, lo primero que salta a la vista es la sencillez de las instalaciones. La escasez de maquinaria y recursos es el principal motivo por el cual, en muchos casos, las investigaciones que desarrollan no pueden avanzar más: “Nuestros recursos son muy limitados, y a veces nuestras investigaciones no avanzan más porque no tenemos posibilidad de acceder a determinados materiales o equipos, pero de momento esto es lo que hay”, me dice Llorente. Les pregunto si no se van a poner unas batas blancas o algo así y se ríen todos a la vez: “¡Ni siquiera eso tenemos!” Pero no les hace ninguna falta para meterse enseguida en el papel que calzan de forma natural, en seguida me enseñan unas muestras de un hongo cultivado que extraen de una pequeña nevera. “Algunas cepas de hongos liofilizados los encargamos a la Universidad de Valencia y los cultivamos aquí”. Me enseñan también la caja donde viven sus queridas larvas y se ríen recordando las peripecias ideadas para mantenerles un clima óptimo durante el curso: “Tuvimos que inventar un sistema de calor intermitente con un secador”, me dice Julen.

Todos coinciden en la incomparable sensación cuando el experimento funciona: “Son muchas horas de trabajo, a veces no avanzas en un punto y tienes que parar, probar un camino diferente, retroceder para luego avanzar”-me cuentan- “pero cuando finalmente demuestras tu teoría es...ufff”. No hay palabras para describirlo.

Actualmente están en trámites de conseguir la patente de la crema y todos los permisos pertinentes para su uso. “Ya en la Feria de la Ciencia de Jerez, una compañía de cosméticos se interesó en la comercialización de nuestro producto”, me cuenta Fátima, y Llorente añade: “El proceso para conseguir la certificación es largo y requiere muchos pasos y dinero, pero en esas estamos, poco a poco”.

El Instituto Almunia acumula ya una envidiable trayectoria en investigación. Sin ir más lejos, el año pasado Julen Y Fátima, ganaron el primer premio del Certamen Si eres original, eres de libro a nivel nacional, con un estudio sobre las propiedades antibióticas del veneno de la salamandra. “Aprender es importante, pero más aún que se diviertan mientras aprenden” -afirma Manuel Llorente, que lleva diez años coordinando equipos de investigación formados por alumnos destacados que abordan todo tipo de campos: humanidades, biología, ciencias…

“Venimos a trabajar en los proyectos por las tardes o durante las horas libres”, me cuenta Paula, lo que demuestra la genuina motivación que mueve a estos chavales, que tienen en común la pasión por investigar pero aún están perfilando sus sueños de futuro: “A mí me encanta la Tecnología”, afirma Julen. A Fátima en cambio le apasiona el campo de la Psicología y Paula aún no se decanta por ninguna opción. Lo que tienen muy claro es que van a seguir abriendo nuevos campos de investigación. “Nuestro próximo proyecto -me adelanta Paula- está más orientado a las humanidades y el patrimonio cultural. Hay tantísima riqueza histórica que no está documentada…” Para ello tienen prevista una visita a las mismísimas entrañas de nuestra ciudad a través de las catacumbas de la Catedral de Jerez, pero ya no pueden contar más… prometen la exclusiva a lavozdelsur.es.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído