La vida inesperada de Pipi Calzaslargas: le mordía su mono y cobraba un pequeño salario

La actriz sueca Inger Nilsson que encarnó a la niña rebelde no se hizo millonaria con la serie que la lanzó a la fama internacional y se encontró con algunos problemas en el rodaje

Pippi Calzaslargas en una imagen de la serie.
Pippi Calzaslargas en una imagen de la serie.

La niña risueña que no se separaba de su mono y mostraba una actitud rebelde en la pequeña pantalla fue todo un fenómeno de masas. La actriz Inger Nilsson, desde el papel de Pippi Calzaslargas, revolucionó los códigos establecidos con apenas 10 años y se convirtió en la pequeña de trenzas pelirrojas que se metía en líos escandalizando a una sociedad que por entonces desaprobaba este tipo de comportamientos por parte de una niña. 

La actriz sueca fue seleccionada en un casting de entre 8.000 niños y niñas para interpretar un personaje de las historias de la escritora Astrid Lindgren que, pese a su repercusión, no le hizo millorania ni por asomo. Su fama era internacional, había cautivado a medio mundo con su desparpajo, pero tan solo consiguió un pequeño salario. Fueron los productores y la escritora quienes vieron crecer los números de sus cuentas bancarias. El motivo era que las leyes suecas de la época no permitían que los pequeños como Igner tuvieran grandes remuneraciones.

Además, el rodaje fue todo un martirio ya que le irritaba mucho que el mono con el que grababa le mordiese en los descansos. Igner echaba de menos a su familia, no terminaba de encajar en ese mundo de luces y cámaras. Pero continuó, tenía al público en el bolsillo.

Inger Nilsson.
Inger Nilsson.

Su fama internacional no le sirvió de mucha ayuda cuando en 1977 editó un disco que apenas se escuchó. La actriz, que ahora tiene 62 años, recuerda aquella época con cariño que le marcó el resto de su vida. Un camino que no fue de rosas. Tras estudiar arte dramático, hizo algo de cine y de teatro, pero vio que no era suficiente y decidió dar un giro a su carrera. Se metió como secretaria asistente de un médico en Estocolmo. 

Su biografía desvela que en un momento dado sus fans llegaron a crear un crowfunding en los Países Bajos porque pensaron que ella y sus dos compañeros Mariam Persson y Pär Sundberg necesitaban dinero. A la actriz no le hizo gracia que recaudaran más de 20.000 euros porque no se consideraba una víctima, pero después, recapacitó y donó todo a los más desfavorecidos. 

Parece que en los últimos años se ha vuelto a mover como pez en el agua en el mundo de la televisión. Ha aparecido en la versión sueca de La isla de los famosos, en la serie The Inspector and the Sea y en algunos festivales nostálgicos que recuerdan a Pipi Calzaslargas.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído