Acaba de cumplir cien programas, algo que se traduce en cien mañanas revolucionando la franja matinal de La Sexta. Arusitys llegó en septiembre a la cadena de Atresmedia para dar un giro a la programación matutina. En el resto de cadenas los informativos copan la parrilla desde las seis hasta las nueve de la mañana, hora a la que empiezan magacines como El programa de Ana Rosa en Telecinco, Espejo Público en Antena 3 o Los Desayunos en La 1. Hasta septiembre La Sexta era de las pocas cadenas que no contaba con un programa en directo a primera hora del día. Hasta aproximadamente las once de la mañana, cuando comienza Al rojo vivo de Antonio García Ferreras, la cadena emitía refritos o series.

Para la nueva temporada una de las apuestas claras de La Sexta era completar las mañanas con un programa en directo con la idea de diferenciarse de los demás. Para ello llamaron a Alfonso Arús y a su equipo de colaboradores. Desde entonces Arusitys no ha dejado de cosechar éxitos, logrando batir sus propios récords de audiencia con el paso de los días. El último ha sido esta misma semana. El martes el programa fue visto por 309.000 espectadores, un 10,7% de cuota de pantalla. Por primera vez la cadena superó los dos dígitos en ese horario y ya está por encima lo Los Desayunos y La Mañana, los dos formatos que emite La 1 a la misma hora.

Uno de los grandes secretos del triunfo de este programa es que no es nuevo. Aunque para la mayoría de espectadores se trata de algo novedoso, hasta junio del año pasado el espacio llevaba emitiéndose dieciséis temporadas en la cadena catalana 8tv bajo el nombre Arucitys. Años en los que ha conseguido reconocimientos, premios y críticas muy positivas. Al llegar a La Sexta con tanta experiencia a sus espaldas y con tanta complicidad entre quienes forman parte de él, el programa se ha asentado de forma rápida.

El formato de Alfonso Arús cuenta con varios ingredientes que lo convierten en un formato muy diferente al de Ana Rosa, Susanna Griso o Xavier Fortes. El principal es el humor. Llegaron a La Sexta para implantar el humorning y así lo han hecho. Desde las siete y media y hasta las once de la mañana el presentador y sus colaboradores repasan toda la actualidad sin cortarse ni un pelo. Abordan temas que van desde la política hasta los deportes pasando por la meteorología, los temas más comentados en redes sociales o los famosos. Y todo ello de una forma divertida, sin seriedad, sin encorsetamientos.

Las cuestiones que aborda Arusitys se pueden ver a lo largo del día en otros programas, pero ellos pueden presumir de ser los primeros en contarlas. Con tanta variedad Arusitys es un espacio rápido, con secciones pequeñas tanto fijas como temporales a las que el presentador da paso de forma milimetrada para que dé tiempo a todo. Al principio uno de los factores que más destacaban los espectadores era que costaba coger el ritmo. Pero como ocurre con casi todo, todo es acostumbrarse.

La rotación de colaboradores es otro de los puntos fuertes de Arusitys. A Arús le acompañan en el plató colaboradores jóvenes, otros con más experiencia, expertos en temas que van desde los animales, los sucesos, la televisión o el corazón. Algunos están todos los días durante todo el programa y otros acuden solo algunas jornadas durante un rato. Con esto consiguen que cada día sea diferente. Y si algo tienen todos estos colaboradores en común es que se ríen de sí mismos, algo fundamental.

Destaca también en este formato el hecho de que van a lo suyo. Hablan de programas de otras cadenas, de famosos que participan en formatos de sus competidores, de anécdotas de espacios que nada tienen que ver con ellos. Y lo hacen sin transmitir odio o competencia. El hecho de no reflejar preocupación por lo que estarán haciendo los otros se da poco en televisión. Y cuando sucede hasta los espectadores son capaces de relajarse ante lo que ven.

Espectadores que también forman parte del programa. A través de las redes sociales envían sus fotos, cuentan anécdotas y opinan sobre lo que sucede en el programa. Hoy en día, teniendo en cuenta la importancia que se le da a la televisión en las redes sociales, los formatos deben tenerlas muy presentes y en Arusitys no lo pierden de vista.

Con todo esto lo que Alfonso Arús ha conseguido es diferenciarse. Ha logrado hacerse un hueco entre las reinas de las mañanas. Y ha implantado una nueva forma de hacer televisión en una franja en la que hacía años que no se veía algo nuevo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído