La sevillana Camila Ferraro, elegida una de las 6 chefs referentes de la gastronomía española

La cocinera del restaurante Sobretablas participa en el proyecto 'The Next Generation Chefs' que impulsa a las estrellas emergentes en el marco de la restauración

Camila Ferraro en Sobretablas.
Camila Ferraro en Sobretablas. MANU GARCÍA

Camila Ferraro, cocinera del restaurante sevillano Sobretablas, es una de los 6 chefs seleccionados en el proyecto The Next Generation Chefs, desarrollado por la marca de menaje profesional Summa, cuyo objetivo es el de impulsar la restauración española tras un año muy difícil. La propuesta de la empresa es la de dar a conocer nuevas líneas de creación culinaria y lo hace de la mano de un proyecto que incluye a 6 jóvenes referentes de la gastronomía, siempre bajo el paraguas de poner el énfasis en la variedad de sabores, olores, tonos y distinciones de lo mejor de la cocina española.

La pasión de estos jóvenes chefs, su frescura y búsqueda constante de la excelencia son tres de los pilares a los que la marca se acoge, siempre teniendo en cuenta el factor de la filosofía chef-owner como caballo de batalla. Summa, que dará a conocer semanalmente dos nuevos integrantes de The Next Generation Chefs, quiere destacar la necesidad de “crear experiencias inolvidables” en el marco de la restauración. “Es por ello por lo que estamos siempre al lado del chef para que cree un plato único y experiencias diferenciales para sus comensales. Esta nueva generación de creadores es el futuro de la restauración, son estrellas emergentes que han seguido con pasión sus sueños para abrir sus negocios y es una manera de mostrarles nuestro apoyo, ahora más que nunca”, explica el portavoz y director de la marca en España, Pablo Canestri.

El restaurante Sobretablas, situado en el barrio sevillano del Porvenir, sirve a sus comensales en un edificio histórico utilizado durante la Exposición Iberoamericana de 1929. La particularidad del local, no obstante, radica en el rasgo distintivo de la gastronomía de Camila Ferraro, cuya premisa se basa en cocina de fondos y largas elaboraciones para que cada plato sea único. El relato sigue la línea discursiva de la permanencia de las raíces en el resultado final. “Honrar la cocina de nuestros ancestros, en mi caso la cocina andaluza, pero incorporando innovación en los productos”, dice Ferraro, aspecto que conecta con el hecho de “vincular la cocina con el mundo que nos rodea, con la ciencia, la tecnología y la cultura, y en cocinar respetando las normas y valores, ampliamente”.

Desde los fogones de su familia andaluza hasta el sabor de Cataluña, la apuesta se concreta en un plato que pretende homenajear la fusión entre raíces y las enseñanzas recibidas en su periplo como gastrónoma. Se trata de una crema de mariscos con una sopa de tomates sanluqueña, un suquet catalán con muchas raíces mediterráneas, con una causa peruana de patatas. “Llevamos un aire de azafrán y diferentes hierbas tanto de mar como de montaña”, recalca Ferraro, la cual valora en gran medida el menaje usado, confirmándose la máxima de que comemos principalmente por los ojos: “ya no es sólo un guiso, que sabes que va a estar bueno, si no que te tienen que sorprender las elaboraciones y, sobre todo, la presentación”.

Un viaje en el que la sevillana trata de explicar el recorrido personal que le ha llevado a fundir conceptos, productos y las esencias particulares de cada tierra de la que ha tenido la oportunidad de aprender: “Lo que he tratado con esta elaboración y este plato es representar un trocito de mar con todas las raíces que tengo y con todas las experiencias que he vivido en el mundo de la cocina”. Así pues, una demostración de un uso justo de la tecnología actual en la que los tonos y la materia prima usada llevan al comensal a emprender un viaje completo de los sabores del país.

El restaurante Sobretablas nace en 2018 de la mano de Camila Ferraro y Robert Tetas, cocinera y sumiller respectivamente. Su experiencia profesional en el mundo de la alta restauración los llevó a hacerse muy pronto un hueco en el sector. Camila, al igual que el resto de los integrantes de The Next Generation Chefs, es ya un referente en el sector gastronómico español. Ha sido jefa de partida en diversos restaurantes con estrellas Michelin, tanto en Andalucía como en Cataluña. Es en el restaurante El Celler de Can Roca, de Girona, donde la pareja se conoce y al cabo de los años deciden emprender su proyecto personal, en Sevilla, una de las ciudades más representativas de las esencias del país. Desde su apertura, el local no ha dejado de obtener galardones y premios como el de Mejor apertura 2018 por Gurmé Sevilla. Por su parte, Camila cuenta con el premio Mejor cocinera 2019 por Talento Gastro y Robert con el de Mejor sumiller 2020. Son Nuevo Bib Gourmand 2020 en la ciudad por la guía Michelin y cuentan con un Sol Repsol. El colofón a todos estos reconocimientos ha sido la distinción a Mejor cocinera revelación de España en el prestigioso congreso gastronómico de Madrid Fusión (2020).

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído