Sanlúcar, Cádiz, El Puerto y Jerez, entre los 20 destinos gastronómicos favoritos de España

La pesca de la almadraba en Barbate. FOTO: JUAN CARLOS TORO.
La pesca de la almadraba en Barbate. FOTO: JUAN CARLOS TORO.

¿A quién no le fascinan los langostinos de Sanlúcar, el queso payoyo, los vinos de Jerez, las tortillitas de camarones, el pescaíto frito, la ternera retinta, el atún rojo de almadraba...? A todo eso sabe Cádiz. Para el turista gastronómico, Cádiz es la tercera provincia española donde mejor se come. Es su destino favorito dentro de su comunidad autonómica favorita, Andalucía, si de lo que se trata es de viajar para ponerse las botas. Dentro de Cádiz, cuatro municipios se encuentran en el 'top 20' del ranking nacional de los mejores destinos culinarios de España.

Son, por este orden, Sanlúcar de Barrameda (4 posición entre las diez mejores no capitales de provincia), Cádiz (sexta en la clasificación de capitales de provincia), El Puerto (7) y Jerez (10). Otras áreas gastronómicas de interés en la provincia que también aparecen entre los destinos preferidos del viajero gastronómico son Vejer, Zahara de los Atunes, Chiclana y la Sierra gaditana. Así se desprende del segundo estudio de la demanda de turismo gastronómico en España, elaborado por Dinamiza asesores a través de más de un millar de encuestas recabadas durante los pasados meses de verano por todo el país.

¿El objetivo principal del diagnóstico? "Conocer las características de la demanda de turismo gastronómico en España y definir su comportamiento, así como analizar los hábitos gastronómicos del turista generalista durante sus viajes. Igualmente, se pretende identificar los principales mercados nacionales y definir la imagen y el posicionamiento de los diferentes destinos de turismo gastronómico, con la finalidad de aportar información valiosa de cara de cara a la planificación de estrategias e inversión, a la creación de productos turístico-gastronómicos y la promoción de los destinos turísticos".

En este contexto, el informe, al que ha tenido acceso lavozdelsur.es, sitúa a Cádiz como la tercera provincia española —solo superada por Madrid y Guipuzcoa— más valorada por este perfil de visitantes, un turista cuyo concepto tradicional se amplía, pues ya no son solo personas que viajan únicamente motivadas por la gastronomía, sino que abarcan también otras motivaciones, sin que comer sea la razón esencial de su desplazamiento. "En tercera posición —reza el análisis— se sitúa Cádiz, gran referente de la gastronomía andaluza y provincia que presume de elaborar uno de los vinos españoles que cuentan con un mayor reconocimiento fuera de nuestras fronteras, como es el vino de Jerez. Además, cuenta con una de las cocinas más ricas y variadas en cuanto a ingredientes y preparaciones, principalmente debido a su situación geográfica entre la sierra y el mar".

Para la mayoría de los turistas gastronómicos, concretamente el 62,4%, la gastronomía influye en gran medida en la elección del destino de sus viajes, siendo uno de los motivos por los que realiza el desplazamiento, "aunque no el único", como matiza el estudio, que también refleja que en los últimos años este perfil de turistas procedentes del extranjero ha crecido en un 20%. En cuanto al perfil más extendido es mujer (52,3%), con una edad comprendida entre los 36 y los 45 años (38,2%), y en activo (en torno al 85%). Asegura el análisis, a todo esto, que "el intervalo de 26 a 35 años corresponde a un 21,9% de la demanda, lo que refleja la importancia creciente del público joven en un segmento turístico tradicionalmente asociado a personas de edad más avanzada". También es relevante destacar, afirma, "que la mayoría de turistas no gastronómicos (76,1%), a pesar de no realizar viajes con la intención de disfrutar de la gastronomía, también afirman tener en cuenta la oferta gastronómica a la hora de elegir el destino de sus viajes".

Los desplazamientos, habitualmente en pareja (68,2%), suelen producirse en coche propio o alquilado (87,6%), pero si el destino es más lejano, el avión suele ganar la partida en el 45,7% de los casos consultados. Cabe destacar, a partir de la información extraída de las encuestas, que el 76,2% de los españoles ha realizado algún viaje con la intención de disfrutar de la gastronomía en los últimos dos años. El alojamiento favorito de los viajeros gastronómicos son los establecimientos hoteleros de calidad media–alta y media, concretamente los hoteles de 4* (51,2%) y los hoteles de 3* (29,7%). En menor medida, también eligen los alojamientos rurales (21,5%). Este aspecto, señala el estudio de Dinamiza, "pone de manifiesto la oportunidad de crear una figura de alojamientos gastronómicos, en los cuales el visitante pueda disfrutar de la gastronomía local durante su estancia y permita identificar a los establecimientos que trabajan con productos locales y de calidad reconocida".

Asimismo, durante sus viajes y escapadas gastronómicas, estos visitantes suelen elegir restaurantes tradicionales (88,9%) en los que pueden degustar platos tradicionales, productos típicos y vinos locales, y en menor medida, gastrobares (52,2%) y restaurantes económicos (35,5%) en los que se ofrecen raciones, tapas o platos combinados. Comer en restaurantes (82,8%) e irse de ruta de tapas (69,3%) son las dos actividades más extendidas para el perfil del visitante gastronómico, aunque también comprar productos locales (62,9%) y visitar mercados (59%), lo que da pistas sobre la importancia de que los municipios valoren la necesidad de reconvertir sus mercados centrales de abastos en un atractivo turístico más. En todo caso, "el turista gastronómico suele combinar la realización de actividades culinarias con otro tipo de experiencias turísticas, entre las que destacan las de componente cultural, como las visitas a pueblos y ciudades (77,5%) y las rutas o visitas a recursos culturales (68,6%)".

Del viajero 'foodie' al sibarita o 'wine lover'

Los medios online se posicionan como la fuente de información favorita de los turistas y excursionistas gastronómicos, según este estudio nacional: "Las más utilizadas son las páginas web de opiniones (65,8%) y la página web oficial del destino (57,6%), aunque también es frecuente seguir las recomendaciones de familiares y amigos (56,1%). Las webs de los destinos están obligadas a proporcionar amplia, diversa y seductora información relacionada con su oferta turístico gastronómica, de forma que los viajeros puedan encontrar información útil y de calidad a la hora de planificar su viaje". En cuanto al gasto por persona en gastronomía que desembolsa en su viaje o escapada, el turista gastronómico está dispuesto a invertir: "51,85 euros en un menú degustación; 40,79 euros en una comida a la carta; y 22,21 euros en ir de tapas. En otros conceptos, como la compra de productos locales y vinos, la disposición al gasto alcanza los 41,28 euros, mientras que en la visita de industrias alimentarias la cantidad varía desde los 16,99 euros en visitar bodegas hasta los 10,22 euros en otro tipo de industrias".

De este modo, y considerando los resultados del estudio, se han identificado ocho perfiles distintos de turista gastronómico, diferenciados por sus hábitos de consumo. Estos segmentos, como pone de manifiesto el informe, cuentan con unas características comunes entre sí y diferentes respecto a los demás grupos, y son: gourmand (lo prueba todo), responsable, sibarita, cocinilla, cosmopolita, gourmet, foodie, wine lover (entusiasta del vino). "Si bien los distintos segmentos comparten algunas características comunes, puesto que la gastronomía es el argumento principal de sus viajes, los turistas y viajeros gastronómicos presentan algunas diferencias en cuanto a sus preferencias culinarias, hábitos y comportamiento turístico-gastronómico, e incluso las razones que les motivan a realizar viajes y escapadas gastronómicas", ultima el informe.

En conjunto, la razón por la cual la mayor parte de los viajeros gastronómicos eligen realizar este tipo de viajes es "porque les gusta probar productos y platos tradicionales de otros lugares (68,02%)". La segunda razón más mencionada pone de manifiesto "la importancia de la gastronomía como expresión cultural, y es que más de la mitad de los encuestados (el 57,85%) afirma practicar este tipo de turismo porque considera que la gastronomía forma parte del patrimonio cultural de un lugar".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído