Así es la nueva vida de Calamar: el salto de calidad (y amplitud) de un restaurante top en Jerez

El restaurante de Javier Calatayud y Mario Delgado marcha viento en popa tras abrir sus puertas en su nueva ubicación, cercana al lugar de Torres Blancas donde despegó el negocio

Así es la nueva vida de Calamar: el salto de calidad (y amplitud) de un restaurante top en Jerez.
Así es la nueva vida de Calamar: el salto de calidad (y amplitud) de un restaurante top en Jerez.

Después de tres décadas trabajando en cocinas de restaurantes y hoteles de la provincia de Cádiz, Javier Calatayud y Mario Delgado decidieron montar su propio negocio hace ya casi seis años. Tras mirar hasta 15 locales en Jerez, decidieron apostar por el primero que habían visto y que más les convenció, ubicado en los bajos de un bloque de pisos en la barriada de Torres Blancas. Un lugar con las medidas que buscaban, ajustado a sus necesidades, en el que pudieran trabajar sin presión, sin prisas, para ofrecer un producto de calidad. Tal fue el éxito de aquel negocio que aquello se quedó pequeño.

Ahora, restaurante Calamar, ha dado el salto que sus promotores ansiaban. Muy cerca de allí, en las remozadas instalaciones que hace no tanto ocupó la Asociación de Tenis Jerez, Calamar ha reabierto por todo lo alto. En la calle Varsovia, en el complejo Chapín, la empresa UNEI han invertido ya casi millón y medio de euros en renovar las instalaciones deportivas y de ocio de titularidad municipal que ahora han pasado a llamarse The Racket Club. Aparte de una piscina de 300 metros e instalaciones de alto nivel, para el restaurante se reserva un salón-terraza de cristal panorámico, además de su interior de diseño. En total, capacidad para 150 comensales.

Su nombre, más allá de ser uno de los platos con más éxito de la carta —que se ha refrescado frente al local anterior—, es un juego de palabras que juega con las primeras letras del apellido de Javier (Cala) y del nombre de su compañero (Mar). Este establecimiento, galardonado con el primer premio del Círculo de Comensales por su gran relación calidad-precio, el servicio que ofrecen y la presentación de sus platos, mantiene un abanico de propuestas centrado principalmente en la cocina de producto, con la máxima calidad y frescura. 

Ya sin limitaciones de espacio en una cocina al descubierto, Javier, amante de la cocina de fusión, suele aplicar técnicas foráneas a productos autóctonos, algo que se aprecia en algunos de sus platos. Calamar ofrecerá también servicio de catering, mientras que entre sus propuestas siguen mandando las frituras y platos de pescado, además de carne de retinto de la Janda. El plato estrella es, claro está, un calamar relleno al estilo de Sanlúcar acompañado de salsa Garum.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído