Un 'pijama' para los postres: la dulce retentiva del sabor de los 80

Recordamos algunos de los bocados más nostálgicos de la década de los años ochenta

El Pijama, un postre clásico en de los años 80.
El Pijama, un postre clásico en de los años 80.

Una sobremesa por derecho en los 80 debía incluir, además de los digestivos, alguno de los insignes postres hipercalóricos y azucarados propios de la época. El pijama, el helado tres sabores con el corte, la naranja o el limón helados, o el banana split eran los must de los paladares más golosos.

No serían los años 80 sin aquellas fotos analógicas en comidas familiares, con cardados, hombreras y caras no demasiado favorecidas, con la abuela pegándole una cucharada al tocino de cielo y el cuñado rebañando el resto de nata montada que todavía quedaba en el plato. Tiempos de Cebralin y lamparones, de cóctel de gambas y chorreras mal paradas. Eran los 80, una década para el recuerdo. 

El blog podcaliptus.com hace un repaso de comidas de antaño y le dedica un apartado íntegro a los postres de los años 80. A continuación, recordaremos el clásico pijama, la naranja o el limón helados, el banana split y el helado de tres sabores.

El Pijama

La versión más extendida de su origen, revela este blog, se remonta a los 50, cuando varios soldados estadounidenses de la VI Flota pidieron en un establecimiento barcelonés un Pêche Melbaun plato del XIX creado para la cantante de ópera Nellie Meba. Se trata de melotocones cocidos sobre helado de vainilla, recubierto de azúcar glasé. Se intuye que la versión que pudieron tomar estos soldades fuese en un trozo de melocotón y otro de piña en almíbar, acompañado de una bola de helado, tocino de cielo y bien de nata montada, como ha trascendido hasta nuestros días. Un imprescindible de las BBC: bodas, bautizos y comuniones. 

Pijama de postre.
Pijama de postre. 

Helado tres sabores (chocolate, vainilla y fresa o nata) con opción de corte

Este clásico estival, podía tomarse acompañado del corte de barquillo que hacía de su ingesta una experiencia 360º del sabor. Era –y es–típico comerlo en las casas familiares y se le conoce como "helado napolitano", según revela Víctor Deckard en su artículo, por los italianos, mayormente napolitanos, migrados a Estados Unidos.

3Yp7 900
Helado de tres sabores con corte de barquillo.

Banana split

Este postre consta de un plátano o banana partido en dos en un plato tipo barca, rodeado entre bolas de helado, chocolate y sirope, con una capa de nata no apta para cardiacos. Como dato curioso, revela el autor del artículo, varias localidades estadounidenses pugnan por ser su lugar de nacimiento. 

BananaSplit
Banana split.   EDWARD ALLEN LIM  

Naranja y limón helados

Siguiendo la senda del azúcar, un clásico de los postres que no faltaba en las mesas era la naranja o el limón helado, que más tarde llegarían a los supermercados. Un bocado cítrico de lo menos natural, que hacía las de trampantojo de pieza de fruta, cuando realmente se trataba de la cáscara rellena –y en algunos casos, ni eso– rellena de helado de naranja y limón. 

Limón helado de La Sirena.
Limón helado de La Sirena.

 

Sobre el autor:

C. Casanova

Periodista.

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

Víctor Deckard Hace 2 meses
Muchas gracias por citarnos, lo cierto es que el tema de los postres es todo un mundo cultural. Incluiremos vuestro artículo en la lista de enlaces del artículo. Un dulce saludo podcalipstero.
Ahora en portada
Lo más leído