La crisis del coronavirus se lleva por delante un bar mítico de Sevilla, 'Casa Eme'

Ubicado en Puerta Osario, el dueño indica que no afrontará la transformación del sector

Casa Eme, en Puerta Osario.
Casa Eme, en Puerta Osario.

Uno de esos rincones de la hostelería tradicional sevillana, de azulejos cofrades y encanto propio de montaditos de toda la vida, cierra sus puertas. Casa Eme, en Puerta Osario, echa la baraja para siempre. Llevaba ya tiempo el propietario, Emeterio Serrano, asumiendo que algún día llegaría el momento. Y si la crisis de 2008 no pudo con él, sí lo hace la crisis sanitaria y económica que viene a transformar la hostelería.

Nada de problemas de salud. Pero el coronavirus se lleva por delante Casa Eme, parada obligatoria de la restauración sevillana entre amigos, cervecita, melva canutera. El problema, que en este espacio sin apenas acera por delante, es muy costoso y poco rentable afrontar distancias de seguridad. Reorganizar espacios interiores, exteriores, barras... Lo cuentan en ABC. Tan sevillano que fue el espacio que vio nacer a Los Compadres, esos personajes de Alfonso Sánchez y Alberto López, Rafi y Fali.

El mundo que viene no será como el que era. Para muchos será una anécdota, un negocio que tenía fecha de caducidad, la de la jubilación de su dueño. Pero para Sevilla es un golpe a uno de esos bares que ni siquiera necesitaba el frito para tener personalidad. Se acabaron los bullicios, las colas, las noches de verano. El mundo que viene será sin Casa Eme. Se quedan las grandes cadenas.

"No me gustan las franquicias porque todos los bares son iguales y tienen las mismas tapas. Antes en Sevilla cada bar era de una manera y tenía su propio estilo", señalaba Emeterio al suplemento Gurmé de Vocento. Serán los que mejor se adapten, probablemente, a esta nueva normalidad, los que tienen recursos para grandes transformaciones.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído