Desde los quince años metida en una cocina. Aprendió los entresijos de los fogones en el bar de su padre, en La Granja, con 15 años y cuando aún no se habían puesto de moda los concursos ni había chefs estrella. A punto de cumplir los 50 y cansada de trabajar para los demás en diferentes restaurantes decidió emprender su propio negocio. Como no podía ser menos, relacionado con la cocina, donde se mueve como pez en el agua. A Rosario Fernández del Rosal, Chari para sus clientes y amigos, la conoce medio Jerez. Desde su pequeño local del Parque Atlántico, en apenas 36 metros cuadrados, ha montado su cocina y un mostrador en el que apenas da tiempo a que se acumulen los platos. “Tal y como van saliendo, se los llevan”, dice orgullosa.

El nombre de su negocio lo dice todo: ‘Chari te cocina’. Empezó con la idea de facilitarle la vida a aquellos que, por su horario laboral, apenas tienen tiempo de preparar una comida en condiciones más allá del precocinado, pero al final su clientela se ha disparado y ya incluso las propias amas de casa, esas que tan bien saben lo que es la comida casera, se ponen en sus manos los días que no tienen ganas de meterse en la cocina. “El otro día preparé para una comunión una paella para 150 personas”, dice como si tal cosa mientras mete en un perol una remesa de albóndigas, uno de sus platos más reconocidos. “Porque ya no existe ‘Qué apostamos’, que si no a ver quién hace más rápido las albóngidas que yo”. A la semana, calcula, elabora entre 40 y 50 kilos, tanto de carne como de marisco.Su cocina la define como “tradicional”, platos de toda la vida y cuyo sabor recordamos desde siempre, aunque dependiendo de la época del año se aventura también con otros más ‘sofisticados’, sobre todo en Navidad, cuando prácticamente se pasa todo el día preparando los menús que le encargan tanto empresas como particulares. “El 23 de diciembre entré aquí a las siete de la mañana y no salí de aquí hasta el 24 a las 10 de la noche con la cena de Nochebuena de mi familia. Tuve que cerrar esos dos días y aún así se colaba la gente por debajo de la persiana para pedirme aunque fuera una ensaladilla”.

Chari ya ha pasado a cocinar casi exclusivamente por encargo. Sus clientes la llaman un día antes y le dicen qué es lo que quieren, y ella se encarga de tenerlo todo listo a la hora que les indiquen, aunque también otros muchos llegan el mismo día y se llevan lo que la cocinera haya preparado. “Aquí es a gusto de cada uno, trabajo a comandas. Me levanto todos los días a las siete menos cuarto y a las ocho ya estoy aquí. Tengo mi carnicería, mi pescadería y mi frutería de referencia que me preguntan qué es lo que quiero y mi yerno José María es el que se encarga de hacerme los mandados”.Pescados, arroces, guisos, aliños, tortillas, pasta... Chari cocina de todo menos dos cosas, pizza y fritura. “Me niego, porque se forma una humareda muy grande”, dice, y asegura que su éxito se debe a la materia prima que emplea y al boca a boca. “Aquí la gente sabe lo que se va a comer, porque me ve cocinando delante suya, no se oculta nada. Además todo es fresco. Yo compro, elaboro y vendo. Si no sé ni para qué he montado la vitrina, si no da tiempo a que se llene”. Sus precios también son otra clave. Entre 2,5 y cinco euros las tarrinas. “Las despacho bien. Vamos, que con una comen dos personas. Hasta me parece que he montado esto sin ánimo de lucro”, bromea.

Sus clientes y amigos la animan a presentarse a Máster Chef, el conocido concurso televisivo, aunque se niega. “Me pongo muy nerviosa y además me da mucha vergüenza”, algo que comprobamos porque mientras la entrevistamos se pone muy nerviosa cuando le tomamos una fotografía. Ahora, tras treinta y cinco años trabajando, los dos últimos al frente de su negocio, a Chari no le importaría levantar el pie del acelerador. “Si la cosa fuera mejor me gustaría meter a gente aquí. Vendría para hacer los guisos principales por las mañanas y por las tardes descansaría un poco. Aquí hay días que me dan las diez de la noche”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído