Casi 20 años de pizzas “económicas” en el restaurante Piamonte, pionero en tener parque de bolas en Jerez

Daniel Sánchez, uno de los trabajadores más longevos, se remonta a los inicios de este establecimiento que arrancó en 2003 como una trattoria y acabó incorporando a su carta barbacoa y pescado

Una de las pizzas del restaurante Piamonte en Jerez.
Una de las pizzas del restaurante Piamonte en Jerez. MANU GARCÍA

Hay un lugar en la avenida del Mediterráneo, en el Parque Atlántico de Jerez, que se ha ganado un hueco en la lista de locales favoritos de muchas familias. Desde un local con tejas en mitad del barrio, el restaurante y pizzería Piamonte cumple casi 20 años en la oferta gastronómica de la ciudad.

La aventura comenzó en 2003 cuando Charly y Domingo, empresarios, decidieron apostar por un proyecto con toques italianos que en nada se asemejaba a los locales que hasta entonces habían regentado. Tras ser partícipes de dar vida a las noches jerezanas y portuenses desde bares de copas y discotecas, se lanzaron con una trattoria que terminó diversificándose hasta aglutinar mucho más que pasta y pizzas.

Interior del restaurante jerezano Piamonte.
Interior del restaurante jerezano. MANU GARCÍA

El Resbaladero de El Puerto o Cielo y El Ritual de Jerez formaban parte de los negocios que estos compañeros abrieron hace años. “Ahora llevamos tres, Piamonte, Chicuelo y la discoteca Julieta que se ha inaugurado hace cuatro meses donde estaba Tribbeca”, detalla Daniel Sánchez Bocanegra, histórico trabajador del local desde sus inicios.

El jerezano se sumergió en la hostelería desde muy joven, con 20 años, y ahora, con 47, sigue al pie del cañón.  “Estuve trabajando en los pubs pero buscaba cambiar, yo llevo con mi jefe toda la vida”, expresa.

Una tosta en el restaurante situado en el Parque Atlántico.
Una tosta en el restaurante situado en el Parque Atlántico. MANU GARCÍA

Así arrancó en este establecimiento al que bautizaron Piamonte en honor a una de las 20 regiones de Italia, esa donde se elaboran las avellanas más famosas del mundo. La idea inicial era enfocar la carta en la comida italiana. “Al final acabamos poniendo barbacoa con carnes a la brasa por un tubo”, comenta Daniel que ha vivido la evolución del restaurante. Al letrero de “pizzería y trattoria” se unió “barbacoa”, y después “cafetería”.

“Las ensaladas se venden mucho”

Aunque mantiene su esencia italiana, la variedad es el punto fuerte de este local para almuerzos y cenas donde poder comer desde un plato de gallo empanado hasta unas croquetas de cola de toro. “Las ensaladas se venden mucho”, dice el camarero que ha llevado caribeña, clásica, de ahumados y de pollo a las mesas.

Un plato de pasta.
Un plato de pasta.  MANU GARCÍA
En el restaurante Piamonte hay 27 tipos de pizzas.
En el restaurante Piamonte hay 27 tipos de pizzas. MANU GARCÍA

Las estrellas de la casa se unen a los pescados y las carnes a la brasa, las pastas, los revueltos y hasta 27 tipos de pizzas distintos, de masa fina. Pero, además de la carta, otra de las características del restaurante es su parque de bolas infantil. En su interior han jugado miles de pequeños desde que abrió sus puertas hace 19 años, en una época donde fueron pioneros y marcaron tendencia.

“Por aquel entonces fue un boom, las bolas todavía no habían llegado a Jerez y teníamos cuatro y cinco cumpleaños todos los días”, recuerda Daniel desde el salón que conoce al dedillo. Ahora, los cumpleaños siguen celebrándose, pero no como antes, y mucho menos con la pandemia que paralizó la actividad.

Un cocinero.
Daniel con una tapa. MANU GARCÍA
Plato de lasaña.
Plato de lasaña casera. MANU GARCÍA

Actualmente, el mítico parque de bolas se encuentra abierto y se somete a una desinfección diaria para que los niños y niñas puedan disfrutar mientras las familias terminan de comer. Entre ellas, clientela fija que acostumbra a pasar un rato agradable en el local. “Hay gente a la que no le gusta y otra, a la que le encanta, esto es así, hay clientes que tienen mucha guasa”, comenta Daniel que considera que el ingrediente para seguir funcionando es una buena dosis de “simpatía”.

Parque  de bolas infantil.
Parque de bolas infantil. MANU GARCÍA
 
Exterior del loca en la avenida del Mediterráneo.
Exterior del local en la avenida del Mediterráneo. MANU GARCÍA

Para él, lo más importante es el trato a las personas que deciden probar el negocio. Según cuenta a lavozdelsur.es, en sus mesas se alegran los paladares muchos portuenses, chiclaneros y de otras partes de la provincia. Todos ellos atraídos por ser “un bar económico”.

Daniel destaca el aclamado binomio calidad precio, fiel defensor de no ofrecer precios desorbitados, que es, al fin y al cabo, la filosofía de Piamonte. En su mente quedan las anécdotas de toda una vida entre platos, barras y algunas que otras risas.

Sobre el autor:

Patricia Merello

Titulada en Doble Grado en Periodismo y Comunicación audiovisual por la Universidad de Sevilla y máster en Periodismo Multimedia por la Universidad Complutense de Madrid. Mis primeras idas y venidas a la redacción comenzaron como becaria en el Diario de Cádiz. En Sevilla, fui redactora de la revista digital de la Fundación Audiovisual de Andalucía y en el blog de la ONGD Tetoca Actuar, mientras que en Madrid aprendí en el departamento de televisión de la Agencia EFE. Al regresar, hice piezas para Onda Cádiz, estuve en la Agencia EFE de Sevilla y elaboré algún que otro informativo en Radio Puerto. He publicado el libro de investigación 'La huella del esperanto en los medios periodísticos', tema que también he plasmado en una revista académica, en un reportaje multimedia y en un blog. 

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído