"Si antes era necesario diversificar y no seguir con el monocultivo del turismo, ahora es obligatorio"

Kika González, desde hace un año única concejal del proyecto municipalista Ganemos Jerez, cumple cinco años en la política institucional y ve más necesaria que nunca en este momento la reagrupación de la izquierda: "Soy proconfluencia"

Kika González, este miércoles, antes de la entrevista en 'El Patio de lavozdelsur.es'. FOTO: MANU GARCÍA
Kika González, este miércoles, antes de la entrevista en 'El Patio de lavozdelsur.es'. FOTO: MANU GARCÍA

Kika González (Jerez, 1977) cumple en junio cinco años en la política institucional y ha pasado por El Patio de lavozdelsur.es, un programa de entrevistas y debate de este periódico digital. Desde junio del año pasado, la que fuera edil y diputada en el pasado mandato es el rostro más visible del proyecto municipalista Ganemos Jerez. De hecho, es la única concejal que la agrupación de electores logró retener en los pasados comicios locales, pasando de cinco a un edil en la Corporación. Sin embargo, como expresa, eso no ha menguado los ánimos y las ganas de seguir influyendo en los intentos por transformar la quinta ciudad más poblada de Andalucía y una de las que cuenta con mayor tasa de paro de España.

Abogada laboralista e hija del histórico sindicalista jerezano Sebastián González, reconoce que estos meses de confinamiento "han sido duros", y especialmente por la situación de sus padres ya mayores. Y duros también para las mujeres en general, "hemos salido bastante perjudicadas porque hemos tenido sobrecarga de cuidados, que ya de por sí llevamos, y el teletrabajo. Tampoco sabemos si muchas podrán continuar con su vida laboral porque medidas de conciliación ha habido pocas".

Parece que ya están claras dos cosas: que la nueva normalidad será volver a la vieja anormalidad y que de esta crisis no vamos a salir mejores.

No parece que vayamos a salir mejores... Parto de que la realidad anterior tenía muchas cosas que no nos gustaban; se ha puesto de manifiesto la necesidad de que eso había que cambiarlo, pero tendemos a que el objetivo sea un escenario exactamente igual al anterior. Con lo cual, creo que eso va a tener duras consecuencias en las personas con menos recursos. Es un desastre a nivel social y político, pero también a nivel medioambiental, no hay ninguna política sobre la mesa tras ver cambios claros físicamente en la ciudad y en el aire. A nivel sanitario, tres cuartos de lo mismo: privatización y falta de recursos.

¿A nivel local, Ganemos es proclive a buscar algún plan estratégico que sirva para repensar, en este contexto, la ciudad?

Nosotras apostamos claramente por un pacto entre todas y hacemos un llamamiento a todos los grupos políticos porque el momento es para eso. Este momento está siendo sostenido principalmente por los ayuntamientos y a nosotras, que ya estábamos en un ayuntamiento más que precario, nos pone en una situación bastante difícil a nivel de liquidez. Con eso, y un presupuesto que Madrid aún no ha aprobado, tomar medidas es complicado porque hacen falta recursos y hay que tomar decisiones de dónde sacarlos. Necesitamos los datos claros para tomar medidas de reactivación. La perspectiva pasa por propuestas que transformen. Si antes era necesario diversificar la economía, ahora es obligatorio.

En Jerez llueve sobre mojado.

El desempleo en Jerez, y en la provincia de Cádiz, es estructural. Nuestra forma de vida está provocando esto y realmente tenemos que asumir que, si no vamos a cambiar la forma de vida, hay gente que se va a quedar fuera y hay que ayudarlas. Una vía prioritaria es ayudar de la forma más digna a esas personas. Luego está la cuestión de la cultura, cambiando el concepto para que pase de complementaria a bien de primera necesidad; y la diversificación de la economía, no podemos seguir siendo monocultivo turismo. Hay muchas cosas externas que influyen y nos lo desbaratan, y nos dejan en la cuneta.

Cinco años en la política institucional… 

Es mucho, es mucho...

¿Qué imagen no se le quita y por qué cosa merece la pena seguir?

Hay unas cuantas imágenes que me gustaría no haber visto, y hay una parte bastante exigente de que todo el trabajo que hemos hecho se podía haber mejorado. Hay un aprendizaje muy brutal sobre de qué manera entramos, qué perspectivas teníamos de qué hacer cuando entráramos, veníamos de los movimientos sociales y queríamos tomar poder para repartirlo, pero al final ese tomar poder es bastante diferente en las instituciones. Todas esas expectativas han cambiado muchísimo.

https://www.youtube.com/watch?v=_ylkHhI3EWA

¿Con cuántos muros se ha chocado?

Yo creo que con 200.000... y me sigo chocando. Me parece bien que los objetivos sean ambiciosos, el camino te va a poner un montón de piedras, y si la ambición la tienes cortita te vas a cansar muy pronto. Pero sí no hay que perder la referencia para no frustrarnos más de la cuenta. Me merece la pena seguir porque creo que el proyecto de Ganemos aporta grandes cosas y grandes debates, y líneas de propuestas de trabajo que funcionarían, y luego, personalmente, sigo porque me encanta. Me parece un trabajo muy bonito trabajar tan cercana a la gente, en la relación con los proyectos... eres un poco una tejedora de redes para hacer cosas guays. Lo estoy disfrutando muchísimo, la verdad. Pero cinco años es mucho tiempo.

¿La política por dentro es tal cual se la imaginan los ciudadanos, o todavía peor?

Creo que tenemos un concepto de la política con personas más buenas de lo que son. Me han sorprendido mucho las actitudes respecto de la prensa, casi neuróticas, pegarte con alguien para salir en la foto...

¿Ha visto codazos?

¿Codazos? Y puñetazos, y pellizcos. No me he pegado con nadie en mi vida, cómo me voy a pegar aquí con nadie para salir en una foto. No me esperaba eso de algunas personas. O lo que acaba de pasar con Saldaña.

No me he pegado con nadie en mi vida, cómo me voy a pegar aquí con nadie para salir en una foto. No me esperaba eso de algunas personas

¿Usted cuánto habría tardo en dimitir?

Creo que me hubiera ido en el minuto uno. Primero, que no me choco y me voy con el coche. Pero dados a imaginar, creo que no tengo vergüenza suficiente para mantener la cara ahí. No la tengo, vamos. Me da vergüenza, aunque respeto las decisiones de todo el mundo. No me gusta nada el mensaje, ni la situación, pero no me queda más que respetarlo, evidentemente.

La política se ha convertido en un producto comercial igual que otro y exige campaña de venta, de marketing, y eso nos cogió bastante inexpertas

Pasaron de cinco concejales a uno. ¿Hicieron realmente autocrítica aunque hayan podido estabilizarse y seguir de alguna manera influyendo en la ciudad?

Las causas de lo que pasó son diversas. Todas razonables, pero sí que es verdad que para mantenernos con una sola concejal estamos teniendo incidencia, aunque los resultados del año pasado nos produjeron bastante frustración. Hemos pecado bastante de invisibilizarnos para no acaparar ni instrumentalizar a personas o colectivos sociales. En la calle seguimos estando todas en nuestros movimientos, ninguno de los que veníamos se han abandonado, a costa de un montón de tiempo de trabajo. La política se ha convertido en un producto comercial igual que otro y exige campaña de venta, de marketing, y eso nos cogió bastante inexpertas.

Las izquierdas tenemos que reaccionar ya, no desde la confrontación, sino desde el trabajo común. Tenemos una pelea enfrente: una derecha fascista

Ya que habla de producto, a la izquierda de PSOE cada vez hay más oferta. ¿Sigue pensando que es posible de aquí a 2023 unificar a las izquierdas?

Ahora mismo no estamos persiguiendo a Podemos o Izquierda Unida para hacer una confluencia, pero siempre hemos estado abiertas a recibir una llamada y aceptar una sentada. Por los movimientos que veo va a ser al revés. Un movimiento de diversificar más y entonces me quedo un poco como espectadora. Creo que no somos nosotras precisamente las que tenemos el pegamento que unifique todo esto. Personalmente, me encantaría. Soy proconfluencia, pero la otra vez no se dieron las condiciones para que todas nos sintiéramos cómodas. El año pasado creo que no hubo mucha voluntad. Estuvimos intentándolo desde mucho antes, porque es un trabajo que no se arregla en dos reuniones, pero no hubo voluntad de que nos sentáramos.

A una izquierda fragmentada se suma el auge de Vox.

Estamos en riesgo. No somos conscientes del peligro de que la ultraderecha esté ahí y que la derecha  se esté ultraderechizando. Las izquierdas tenemos que reaccionar ya, no desde la confrontación, sino desde el trabajo común. Tenemos una pelea enfrente: una derecha fascista es una pelea, claramente. Tenemos que ser muy serias en las políticas que tenemos en funcionamiento porque será la única manera en la que podamos demostrar que la ultraderecha y la derecha lo único que quieren beneficiar es a sus cuatro primos.

¿Hace falta más política y menos partidismo?

Mucha más, muchísima más. Lo de los partidos no es un buen invento.

¿Y hace falta más acción política y menos titulares de prensa?

También. Hay que gestionar y poner a las personas en el centro. Hacemos propuestas y las medallitas se las ponen otros. ¿Merece la pena hacer propuestas para que luego la medalla se la cuelgue otro? Pues sí, porque benefician a las personas de Jerez, que para ellos estamos aquí. Si ese pensamiento lo tuviéramos todas, en contra de contenidos vacíos de contenido, podríamos liberarnos.


PUEDES VER O ESCUCHAR LA ENTREVISTA ÍNTEGRA EN LOS SIGUIENTES ENLACES:

PODCAST 'EL PATIO de lavozdelsur.es'

YOUTUBE 'EL PATIO de lavozdelsur.es'

https://www.youtube.com/watch?v=_ylkHhI3EWA

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído