portadavideo3
portadavideo3

VIAJAR ... viajar es uno de esos típicos hobbies que todo el mundo tiene o dice tener, y que mucha gente cree que consiste en ir a lugares MUY LEJANOS, normalmente en avión, donde llegan, se hacen unos selfies (palabra que odio con toda mi alma) y los mandan a sus perfiles en redes sociales. Si esto no fuera suficiente, estas personas suelen dirigirse inmediatamente al hotel para descansar, si es que antes no han comido en un local de comida basura antes de tomar el vuelo de vuelta a su lugar de origen. Esta idea se extiende mas allá, ya que el supuesto viajero desea reconocimiento así como levantar envidias a aquellos que les rodea, presumiendo de lo que ha ido a ver, o mejor dicho, donde se ha hecho un selfie. Además, es muy común que presuman de que el vuelo o el viaje les ha salido tirado de precio, cuando precisamente tú has estado informándote de los precios de un viaje igual o similar y la oferta mas económica te sale por un ojo, un riñón y medio pulmón. Ahí está el triunfo de ese supuesto viajero, porque sabe que le envidias aún mas.

Si bien puede parecer dura esta disfuncional descripción de VIAJAR y VIAJERO, tiene un objetivo noble, el más noble de todos, el de destruir los mentiras e hipocresías que existen sobre algo tan humano como es el placer o incluso el deber de viajar. Si bien he podido exagerar en el párrafo anterior, existen personas así, que si en primer lugar deberían ser llamados TURISTAS y no viajeros, podríamos definirlos mejor como POBRES TURISTAS, pobres de espíritu pues desaprovechan maravillosos lugares, momentos y experiencias de sus vidas.

Viajar es mucho más que ir lejos, y aquí rompemos el primero de los sellos malditos: podemos viajar tan cerca que no tardemos más de una hora en llegar a nuestro destino, con tan solo una hora es suficiente, porque no existe un kilometraje mínimo ni nada parecido sino un ... ESPIRITU o ÁNIMO, y es aquí cuando vamos a romper el segundo sello maldito, que es lo que realmente significa cuando una persona te dice, "AMO VIAJAR". Este segundo sello es el más importante en mi opinión y se manifiesta de forma clara cuando conoces a un viajero, y es de lo que carece un turista. El tercero de los sellos que romperemos es que un viajero va a aprender. Siempre aprende de lo bueno y de lo malo de su experiencia, siendo en cierto modo el objetivo del viaje, de tal manera que el viajero no se cierra a ver algo, probar, hablar o experimentar momentos únicos o extraños en otros lugares. Por último, el sello final, el monetario, el cual es el más peligroso porque hace que mucha gente no disfrute de hermosas y grandes experiencias, y es que yo no os diré que viajar sea caro, pero sí que hace falta dinero para viajar, y eso no se puede cambiar, pero si se pueden controlar los gastos de muchas maneras. Obviamente no es lo mismo ir a Granada que a Tokyo, ni ir a un hostal que a un hotel 5 estrellas, ni tampoco viajar en clase turista que en primera. La comodidad se paga, solo debes saber a qué estás dispuesto a renunciar.

Para terminar, solo os puedo decir que viajéis. Viajad todo lo que podáis, descubrid, aprended, disfrutad y soñar, pues viajar es mucho más que ir a un lugar. Viajar también se disfruta planeándolo y recordándolo, no presumiendo y, por tanto, si viajas nunca pierdes. 

Si deseas saber sobre hermosos lugares donde ir, experiencias, imágenes y momentos únicos, no dudes en pasarte por el blog de El Gato Viajero. También podéis seguirme en la página de Facebook y las cuentas de Instagram y Twitter.

Y que no se me olvide lo más importante: ¿qué opinas? Eres más viajero o turista?

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído