Celebración de la proclamación de la II República, el 14 de abril de 1931.
Celebración de la proclamación de la II República, el 14 de abril de 1931.

Llevo unos días leyendo un escalofriante libro que relata los transportes de mujeres jóvenes judías eslovacas de sus casas a los campos de exterminio nazis como el de Auschwitz-Birkenau allá por el año 1942. No es un libro agradable, pero es necesario, como tantos que se han escrito sobre el horror que supuso la llegada al poder de los fascistas y nazis en toda Europa. Son libros, documentos reales, que nos avisan de lo que el ser humano fue capaz de hacer, de cómo la locura de unas ideologías basadas en la muerte y el odio fueron capaces de perpetrar todas las barbaridades que se nos puedan ocurrir. Fueron millones de muertos, fueron millones de desgracias que, supuestamente, ejercieron como vacuna que nos inmunizara, sobre todo en nuestro continente, de esas alimañas y su horror.

Desgraciadamente hubo algunos Estados donde estos regímenes del terror perduraron a la guerra, se sostuvieron pese al general conocimiento en todo el mundo de lo significaban. Portugal y España fueron paradigmáticos de lo que decimos. Solo una revolución protagonizada por el ejército pudo acabar con el inhumano régimen de Salazar, fue la revolución de los claveles, la de Grandola Vila Morena.

En España, maldita sea, ni hubo revolución, ni el Ejército tenía ningún germen democrático ―excepto los valientes, pero escasos, militares de la UMD― que propiciara cambio alguno. Solo la muerte del dictador Franco hizo posible que fuéramos transitando hasta la democracia que hoy disfrutamos…y murió en la cama.

También, desgraciadamente, como ocurría en ese primer cuarto de siglo XX, hoy en día se está produciendo un proceso de blanqueamiento de lo que fueron esas dictaduras, esos regímenes de terror y muerte; por toda Europa, y desde los espacios democráticos, curiosamente, se minimiza el presente y futuro de estas ideologías y, temerariamente, se obvia el pasado.

En ese libro que he leído, Las 999 mujeres de Auschwitz, encuentras todas las barbaridades que uno se pueda imaginar, y una vez más, desgraciadamente, en este país da la impresión que no nos atrevemos, aún, a asumir que esas mismas cosas han venido sucediendo en nuestros pueblos y ciudades, que esos nazis y fascistas que podemos leer en esos libros, son la misma calaña de los que durante 40 años sumieron en el terror a todo un país. ¡Qué desgracia que sigamos siendo el segundo país ―despúes de Camboya― donde hay un mayor número de desaparecidos en fosas!

El próximo miércoles se cumplen 90 años de la proclamación de la II República española. 14 de abril de 1931. El intento regenerador más importante de nuestra historia, el más radical. Ojo, cuando digo radical me refiero a lo que la Real Academia de la Lengua define como fundamental, esencial, total o completo, por tanto, por su dimensión, por sus objetivos y porque se venía de una situación miserable donde el pueblo español sumaba a su atraso una crisis que la convertía en un inmenso solar de mendigos, hambrientos y harapientos ciudadanos de un esperpento.

Ese intento regenerador fue, desde el principio, saboteado por aquellos que no estaban dispuestos a ceder sus privilegios a un montón de demócratas analfabetos y pobres. Así fue hasta que llegó el golpe de estado de los militares encabezados por el general franco, su fracaso y posterior guerra, la represión y la dictadura de cuarenta años.

Esta columna hoy, como cada año, trata solamente de hacer un pequeño homenaje a aquellos hombres y mujeres que ese 14 de abril de hace 90 años salieron a la calle pletóricos de ilusión; un homenaje a aquellos hombres y mujeres que defendieron la libertad y la democracia hasta dar su vida por esos ideales. Homenaje a aquellos hombres y mujeres que tuvieron que soportar la miseria, la represión y el silencio de una dictadura.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído