Ganemos hablará con IU de las cien medidas que ha puesto sobre la mesa la coalición de izquierda. Está por ver si esa es la espoleta para que las dos formaciones de izquierda entren finalmente en el gobierno municipal.

Tiene parte de razón la secretaria local del PSOE, Miriam Alconchel, cuando dice desde Madrid –que es lo que mola, claro- en una entrevista publicada el pasado fin de semana por lavozdelsur.es que “lo que no vale es poner a alguien en la alcaldía, quedarse fuera y luego bloquear la gestión”, en referencia a la estrategia de Ganemos y, en menor medida, IU. Ahora bien, igual que “no vale” esta actitud, tampoco vale que durante el año y medio transcurrido tras el acuerdo de investidura que aupó a Mamen Sánchez a la alcaldía el PSOE no haya trabajado en absoluto, de verdad, por cerrar un acuerdo más amplio que diera estabilidad a Jerez durante los cuatro años de mandato. Se me ocurre una buena ración de motivos por los que el PSOE no ha trabajado a favor de dicho acuerdo. Mis favoritos van de “pero ‘pá’ qué, si ya tenemos la alcaldía” a “sí hombre, no nos llevamos los siete, como ‘pá’ ponernos de acuerdo catorce”, es decir, una mezcla de pereza y displicencia. También merece un comentario el tema de culpar del bloqueo a Ganemos, como si 18 meses después hubiera que mantener las mismas posiciones, con todo lo que ha pasado, comenzando por los resquemores de todo tipo que ha dejado tras sí el fiasco de la reincorporación de los afectados por el ERE.

En fin. Ganemos ha ido aprendiendo sobre la marcha y aunque su futuro tal y como lo conocemos es incierto –habrá que ver si Podemos apuesta por seguir dentro de esta experiencia en las próximas municipales o tira en solitario- está claro que haya o no acuerdo para entrar en el gobierno junto con IU, a Ganemos no le va a coger el PSOE otra vez con el tema de la responsabilidad, de la responsabilidad de que no haya (de que no hubiera) presupuestos, de que no haya plan de ajuste o nuevas ordenanzas fiscales. Las responsabilidades son compartidas o no son. Ganemos nunca pensó que aquella decisión en la primavera de 2015, la de darle la alcaldía a Mamen Sánchez, le iba a costar 18 meses después aparecer ante la opinión pública poco menos que como culpable de que pudiese cerrar el teatro Villamarta, entre otros males. En privado, desde Ganemos se afirma que esperaban un mandato tranquilo en su relación con los socialistas, poco menos que de ‘peloteo’ (hacia ellos), con el PSOE diciendo que sí a casi todo –bueno, de hecho se lo han dicho, otra cosa es que lo hayan ejecutado- a cambio de los apoyos. Incluso una de las preocupaciones a futuros de Ganemos era ver cómo se conseguía separar sus logros y sus iniciativas del grueso de la gestión socialista, cómo lograr que se visualizase como propia la parte que le corresponde de sus apoyos a la acción de gobierno, hablando ya de cara a unas próximas elecciones… y miren por dónde vamos.

Ganemos hablará con IU de las cien medidas que ha puesto sobre la mesa la coalición de izquierda. Está por ver si esa es la espoleta para que las dos formaciones de izquierda entren finalmente en el gobierno municipal, algo que es probable, pero habrá que esperar a ver qué dice el PSOE sobre dichas medidas, el cómo y el cuándo, porque los tiempos en política son muy cambiantes. Pase lo que pase lo que está claro es que Ganemos ha aprendido a palos a medir los tiempos y los mensajes y que no entra en sus planes que le vuelva a ocurrir que el PSOE logre –no sin habilidad, por cierto, todo hay que decirlo- que parezca culpable de poco menos que del acabose de Jerez tras replantearse sus apoyos al gobierno. Una y no más, Santo...

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído