La gestión municipal cambiaría radicalmente ya que con esta mayoría se crearía de hecho un auténtico contrapoder. 

Habrá que ver cómo responde el PSOE a la propuesta que ha recibido de Ganemos e IU para formalizar su entrada en el gobierno municipal. En principio, se trata de una condición sine qua non o, como diría Vito Corleone, “una propuesta que no podrá rechazar” si el grupo socialista realmente está interesado en formar un tripartito con las otras formaciones de izquierda de la corporación. Se trataría de que los socialistas no tuvieran mayoría en la junta local de gobierno, que vendría a ser una especie de "segundo premio" para Ganemos, que ahora da valor de transaccional a esta propuesta cuando en su "programa de máximos" de cara a un acuerdo con los socialistas incluía que era imprescindible la dimisión de Mamen Sánchez. Así lo decidió Ganemos en la asamblea en la que se responsabilizó directamente a la alcaldesa de las principales fricciones que se han producido a lo largo de su mandato, con el fiasco de la reincorporación de los afectados por el ERE municipal como punto (en principio) de no retorno.

La gestión municipal cambiaría radicalmente ya que con esta mayoría se crearía de hecho un auténtico contrapoder. Esta decisión va más allá de la previsible cesión de algunas delegaciones municipales (y su correspondiente cuota de gestión) a los nuevos socios, ya que supondría que Ganemos e IU tendrían capacidad de frenar en el seno de la comisión asuntos que promuevan los socialistas y, al contrario, sacar adelante temas con los que los socialistas no estén de acuerdo o no encuentren prioritarios. Es decir, habría que llevar todo bien "masticado" entre los socios. En principio, parece complicado que esta situación pueda ser aceptada, al menos en estos términos, por los socialistas, ya que sería un auténtico trágala para ellos (y más a estas alturas del mandato y con lo que ha "llovido").

Otra cuestión: el PSOE tiene seis miembros en la Junta, así que… ¿Cuál es la idea, que Ganemos e IU entren al copo, es decir, con siete (5+2), para hacer efectiva esa mayoría? Parecen muchos, sobre todo después de la constatación empírica de que los socialistas se han estado apañando con seis, incluida la alcaldesa. Vale, vale, es cierto que ha sido mal que bien, pero parece lógico que se desgajen materias y que se creen tres o cuatro delegaciones nuevas aunque, la verdad, se hace difícil pensar en más. Desde luego, una alcaldesa y trece delegaciones (o doce… en función de cómo evolucione la negativa del concejal Ángel Cardiel a colaborar más estrechamente con el PSOE) no parece que sea el acuerdo que está esperando la ciudadanía…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído