La plantilla del Xerez Deportivo FC. de la temporada 2018-2019, en Chapín.
La plantilla del Xerez Deportivo FC. de la temporada 2018-2019, en Chapín.

El Xerez Deportivo FC comenzará dentro de una semana la temporada oficial con la nada despreciable cifra de 3.000 socios. Su debut en categoría nacional no puede tener por tanto más motivos para la ilusión y la esperanza, despejándose así cualquier duda acerca del respaldo a una joven entidad que en sólo un lustro se ha erigido, mal que le pese a algunos, en uno de los colectivos más numerosos, pujantes e influyentes de la ciudad.

Cierto es que la cifra de los 6.000 socios de la temporada de la fundación queda lejos en todos los sentidos. Pero no lo es menos que muy pocos desde fuera daban un duro porque contásemos con un respaldo social tan importante ante el debut en categoría nacional, máxime cuando desde determinadas instancias apostaban hace un año por una operación retorno al Xerez CD SAD, tras subir éste a Tercera y estancarse el nuevo Xerez DFC en categoría regional. Al final, nada más lejos de una realidad incontestable y que no tiene vuelta atrás.

Sería un error además tomar como referencia la irreal cifra récord de socios de la primera temporada que dio la vuelta a España. En primer lugar, porque el apoyo unánime y sin excepción de todo el xerecismo y de la sociedad jerezana fue tan abrumador que difícilmente podría haberse mantenido las siguientes campañas dentro de un clima tan cuidadosamente enrarecido. Conviene recordar también que cientos de aficionados de todo el país y ex jugadores azulinos quisieron dar la bienvenida a la nueva entidad sacándose el carnet y pagando los 30 euros simbólicos del ala.

Sólo los que estamos alineados desde el principio con el proyecto sabemos de las dificultades, las zancadillas, las presiones y las incomprensiones sufridas, aunque todo lo compensa el camino recorrido y la ilusión y la esperanza a la que aludía al principio. Nuestro xerecismo está tan intacto como nuestro orgullo y nuestro honor. Aunque algunos no se han enterado, no nacimos contra nada ni contra nadie, como insistía una y otra vez nuestro querido y recordado presidente fundador, Sixto de la Calle. Ni somos el club perfecto ni lo pretendemos. Pero es nuestro y depende de todos y de cada uno de sus tres mil socios. Por eso, como bien simboliza el “corazón xerecista” que nos representa, lo defendemos y lo protegemos con uñas y dientes de sus enemigos, que son los de siempre, aunque camuflados con piel de cordero.

Pero no vamos a conformarnos sólo con esto. Nacimos para devolver al xerecismo a lo más alto y para ello necesitamos que el primer equipo en respaldo social de una ciudad de casi 213.000 habitantes tenga mucho más que 3.000 socios. Frente a la apatía que de un tiempo a esta parte persigue a una sociedad jerezana deprimida y desesperanzada como nunca, el fútbol puede ser un buen estímulo y el mejor analgésico. Ya lo fue de hecho para nuestra ciudad y para nuestro país en medio de la crisis económica.

Es preciso que los jerezanos sigamos presumiendo de lo que fuimos y seamos capaces de ilusionarnos con nuestro futuro. Un futuro en el que el xerecismo libre de ataduras tendrá un papel fundamental.

Y tú, ¿te lo quieres perder?

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído