Sergio-Díaz-Asamblea-de-Estudiantes
Sergio-Díaz-Asamblea-de-Estudiantes

Sergio Díaz Valenzuela, miembro de la Asamblea de Estudiantes de Jerez

Si vamos a hablar del movimiento estudiantil como alma defensora de la Escuela Pública no hay mejor inicio que recordar a un poeta de nuestra tierra y su famoso poema Españolito. Decía Machado en este poema que “Ya hay un español que quiere, vivir y a vivir empieza, entre una España que muere y otra España que bosteza”. Estas letras de hace cien años siguen teniendo vigencia en la actualidad. Una España fiestera, atrevida, despreocupada e inconsciente y otra España joven, luchadora, concienciada, reivindicativa y preocupada. La primera empieza a diluirse entre la rabia, la penuria y la indignación para dar paso a la nueva España. En este nuevo país encontramos al movimiento estudiantil de Jerez.

La Asamblea de Jerez de la Asociación de Estudiantes Contra la Precariedad (AECP-Jerez) nace hace dos años en pleno desierto sindical estudiantil en la Universidad. Empezamos nuestra actividad en un feudo bipartidista de Nuevas Generaciones y de las Juventudes Socialistas, quienes se habían repartido los cargos estudiantiles en la Universidad desde hace mucho tiempo. Partiendo de la nada, y además con las instituciones en nuestra contra, hemos conseguido que a día de hoy la Asamblea haya ganado las elecciones a Delegación de Campus. Esto es solo un ejemplo de la enorme y rápida evolución que hemos tenido en apenas dos años, pero no es, ni de lejos, la victoria más importante de la Asamblea, ni del movimiento estudiantil de la ciudad.

Nuestro mayor logro ha sido haber movilizado a más de cinco mil personas para defender la Escuela Pública, como hicimos el pasado 24 de octubre. Otro de los logros del movimiento estudiantil ha sido alcanzar la unificación provincial y autonómica de las luchas estudiantiles, organizándonos en el Bloque Andaluz Sindical Estudiantil (BASE). Otro logro es ser el colectivo más activo y reivindicativo en las manifestaciones a las que acudimos, donde solemos llevar la voz cantante de las protestas. Y me atrevo a adelantar que otro gran logro que conseguiremos será crear una red de solidaridad y reciprocidad de lucha con colectivos en pie de guerra en la ciudad, como ya han conseguido hacer las compañeras y compañeros de Cádiz. Dadnos tiempo y conseguiremos que las trabajadoras de Acasa y los estudiantes tengamos un bloque sindical-estudiantil, y lo mismo con los empleados despedidos por el Ayuntamiento, los bomberos o cualquier otro colectivo en lucha por sus derechos laborales y sociales que exista o que, desgraciadamente, tenga que existir en el futuro.

Como todo lo que uno hace por primera vez, se cometen, y se siguen cometiendo, errores. Pero seguimos avanzando y haciéndonos cada vez más fuertes. Sin pausas pero sin prisas. Es difícil mantener una línea de acción que contente a todos cuando la Asamblea se caracteriza por su heterogeneidad ideológica y táctica, pero estos obstáculos se derriban con la implicación activa de cada uno de los que participamos y teniendo claro que los enemigos son el PP, por sus políticas educativas, y el PSOE, por implantarnos el Plan Bolonia, abriendo así la veda a la privatización de la Universidad. El enemigo es todo aquel partido que deteriore la Escuela Pública con recortes, masificación de las aulas y precarización de los docentes. El enemigo es este sistema capitalista que nos obliga a emigrar a otros países, lejos de nuestras familias y amigos, porque en este chiringuito que llaman España, los jóvenes no somos necesarios, porque los que mandan ya tienen sus sobresueldos en dinero negro y no les importa nada más.

Con todo lo que ha hecho la Asamblea y con todo lo que nos queda por hacer sería injusto no reconocer el trabajo y el esfuerzo de todas y todos los compañeros que trabajamos y que nos dejamos el alma y mucha energía en darle una estructura sólida al movimiento estudiantil. Por el trabajo de todas ellas estamos donde estamos. Mi más sincera enhorabuena a todas y todos. Porque todo esto no creáis que se ha conseguido de la nada. Se ha conseguido del trabajo casi diario de más de una veintena de jóvenes que luchamos por nosotros y por los demás jóvenes. Sí, solo una veintena de pre-parados hemos logrado llegar a donde estamos. Creo que no me equivocaré si digo que todos y todas nos sentimos muy orgullosos de haber construido y de ser el cerebro del movimiento estudiantil de nuestra ciudad. A todos nos gustaría que las asambleas fueran multitudinarias pero esto es Jerez y nosotros no trabajamos para sacar una procesión en Semana Santa, trabajamos por la defensa de los derechos de los estudiantes y de una Escuela Pública, gratuita y de calidad para todas y todos.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído