Solicitud de nombramiento de Hijo Adoptivo de Sevilla a Manuel Herrera Rodas a título póstumo

Manuel Herrera, en una imagen reciente de la Fundación Cajasol.
Manuel Herrera, en una imagen reciente de la Fundación Cajasol.

Manuel Herrera Rodas, natural de Casariche, dedicó toda su vida a la defensa y divulgación de la cultura andaluza y el flamenco. Fue uno de los creadores del que llegaría a ser el festival de flamenco más importante del mundo, la Bienal de Flamenco de Sevilla, que tras la Semana Santa y la Feria de Abril, llegaría a ser el mayor acontecimiento internacional de Sevilla y, como sucede en los dos primeros, un arquetipo seguido por muchos otros eventos nacidos a su estela.

Surgió hace 40 años por iniciativa de un grupo de aficionados entre los que destacaba Manuel Herrera Rodas, afincado en Los Palacios y Villafranca, donde ya había desarrollado una amplia y profunda actividad en los campos de la educación y la cultura.

En el ámbito educativo, su excepcional labor, siempre comprometida con el estudio, la defensa y promoción de la cultura andaluza en la escuela, singularizó su trayectoria con destacados logros que le fueron reconocidos con la concesión de la Cruz de Alfonso X El Sabio por S.M. El Rey en el año 1983.

En el del flamenco dirigió la revista Sevilla Flamenca, desde su fundación en 1980 hasta su número 100, siendo un referente de la información flamenca pionero en aquellos años. Fue miembro fundador de la ITEAF (Institución para la Tercera Edad de los Artistas Flamencos) desde la que se organizaron numerosos recitales y ediciones discográficas a beneficio de los artistas mayores que habían quedado en desamparo, ofreciendo una función asistencial hasta que en 1990 se estableció por Ley las prestaciones no contributivas en la Seguridad Social. Desde la Tertulia Flamenca El Pozo de las Penas, una de las peñas más antiguas de Andalucía y un puntal señero en la promoción del flamenco desde hace tres cuartos de siglo, jugó un papel crucial en el movimiento de la dignificación del flamenco y la puesta en marcha del proyecto de la Bienal de Flamenco.

Como objetivo de la Bienal, sus fundadores pusieron el de situar el flamenco a la altura de las demás artes y para ello la concibieron como un acontecimiento en el que debían estar presentes no sólo el cante, el baile y el toque, sino también la pintura, la escultura, el teatro, el cine y la música en todas sus dimensiones y, por ello, desde el principio, fue un evento distinto a todos los demás de su género, que sirvió para que el flamenco adquiriera las dimensiones que actualmente posee y que distinguió a Sevilla entre todas las ciudades.

Permaneciendo siempre en las instancias más cercanas al acontecimiento, en el año 1998 asumió el cometido de dirigirlo y no sólo lo hizo durante tres ediciones sino que, en ese período, fue cuando por su iniciativa la Bienal de Flamenco adoptó el formato actual y pasó a convertirse en la principal efemérides mundial del género con resonancia internacional entre las de las artes escénicas.

Al dejar su gestión en otras manos, Manuel Herrera no abandonó la tarea de resaltar y difundir el flamenco en Sevilla sino que continuó siendo un activo impulsor de iniciativas flamencas, entre las que cabe destacar la dirección del ciclo Conocer el Flamenco de la Fundación El Monte (después Cajasol), hasta su pasada edición de 2019 en que celebró su XXXIV edición de forma ininterrumpida y Los Jueves Flamencos de la Fundación El Monte (después Cajasol) durante las 19 ediciones de su andadura, desde el año 2000 al 2019, siendo la primera programación estable de flamenco de la ciudad de Sevilla, por la que han pasado todas las grandes figuras y debutado las nuevas generaciones de artistas flamencos que acabaron consolidándose en estos años: escenario, testigo y destacado protagonista de la gran revolución que ha convertido a Sevilla durante las dos últimas décadas en el gran centro de creación y producción flamenca que es hoy.

Su labor pedagógica, mantenida hasta el final de su vida, deja como herencia viva el proyecto pedagógico Del Flamenco a Todas las Músicas, que ha supuesto la edición completa de libros de texto y materiales curriculares de música para todos los ciclos de educación primaria. Son ya un instrumento de transformación de la educación musical en Andalucía con la incorporación del flamenco en pie de igualdad y coprotagonismo con el resto de músicas al acervo cultural de las nuevas generaciones de andaluces. El sueño más permanente y el esfuerzo más sostenido de Manolo.

En atención a estos méritos extraordinarios, manifiesto mi adhesión a la solicitud de nombramiento de Hijo Adoptivo de Sevilla a Manuel Herrera Rodas, a título póstumo, en el próximo año 2021, al considerarse el mayor de los galardones con el que la ciudad honra a los ciudadanos que, sin haber nacido en ella, se han distinguido por relevantes méritos personales al servicio a la colectividad y han de servir de ejemplo a las generaciones actuales y futuras.


Todas aquellas personas y entidades que quieran unirse solo tienen que enviar nombre completo y DNI a la dirección de correo electrónico [email protected] y se adjuntará a la petición.

Se recogerán todas aquellas adhesiones que lleguen hasta el día 31 de enero de 2021 a fin de iniciar a partir de ahí el expediente.

Antonio Zoido Naranjo, José Mª Sousa Aparicio, María José Moguer Perea y María Antonia Ruiz Díaz

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído