cinema.jpg
cinema.jpg

Aquellas “sesiones de tarde” de la infancia en las que empezó a conocer el cine de aventuras, las películas de indios y vaqueros y alguna de romanos.

Cuando me planteo que contaros cada 15 días desde esta columna siempre acabo inspirándome a mis propias experiencias como madre. Y es que  cuando se trata de hablar de niños, como oí el otro día a alguien en la radio, el principal mérito de los papás es precisamente ese, ser padres. Tenía ganas de que el cine asomara en algún momento por aquí, y algo que pasó en casa hace unos días me ha dado pie.

Un fin de semana cualquiera. Un día lluvioso. Uno se queda en casa y enciende la tele después de comer con la esperanza de que alguna de las pelis de sobremesa merezca la pena. Añora aquellas “sesiones de tarde” de la infancia en las que empezó a conocer el cine de aventuras, las películas de indios y vaqueros y alguna de romanos. Cambia de canal, una vez, otra. Los niños andan por allí sin prestar mucha atención a la tele. Otro cambio de canal. Y entonces aparece El show de Truman. Y sin decirles nada, los niños se acomodan en el sofá. ¿Y esta película de que va? Les damos algunos detalles. Que el protagonista sin saberlo viva una vida según un guión les parece lo suficientemente interesante para ver cómo acaba la historia. Y les encanta.

Esa misma noche sigue lloviendo fuera y volvemos al sofá mando en mano. Ponen una peli francesa, Le prénom. Y vuelve a pasar. Después de las protestas iniciales porque no conocían la película, pasan una hora entera riéndose con las caóticas discusiones de los protagonistas. Si ver esta película es una delicia, verla con ellos y verlos disfrutar fue un regalo.

No hay que subestimar a los niños. Si nosotros llevamos años acompañándolos al cine para ver películas de dibujos animados (películas “para niños”), ¿no pueden ellos ser la compañía perfecta para ver películas “de adultos”? Hay películas de mayores no sólo aptas para niños sino incluso recomendables. Verlas con ellos puede convertirse en un momento perfecto para compartir en familia, para seguir sumando experiencias juntos, llevándolos a nuestro terreno en lugar de ellos llevarnos al suyo. Y de paso, acercarlos al cine que tantas cosas buenas puede traer a sus vidas.

Hay un estupendo libro de la editorial Lit-era, 100 pelis de adultos para ver con niños, que nos puede dar pistas para plantear una tarde de película y palomitas con ellos. Sin renunciar nosotros a ver una película que nos apetezca de verdad y descubriendo ellos la magia del cine más allá de Pixar o Dream Works. Seguro que si os paráis un momento se os vienen a la cabeza un montón de películas que os apetecería ver con los niños. ¿Alguna de los hermanos Marx, de piratas que no son del Caribe o de pijamas en los que caben dos?. Por mi propia experiencia funciona. Claudia descubrió Sonrisas y lágrimas y Los chicos del coro con 5 ó 6 años. Las veía una y otra vez, en un bucle del que no había forma de que saliera. Cine más música suele ser una fórmula infalible con los niños.

Entre mis recuerdos infantiles relacionados con el cine, es imposible olvidarme de aquellas sesiones de tarde de la sobremesa de los sábados. En “Sesión de tarde” descubrí a Errol Flyn haciendo de Robin Hood, disfruté de La flecha negra, con Burt Lancaster y aprendí quiénes eran James Stewart y John Wayne viendo Quién mató a Liberty Valance”. Ivanhoe, Moby Dick, Siete Novias para siete hermanos, La fiera de mi niña, Tarzán, Cantando bajo la lluvia o las películas de Marisol, Rocío Dúrcal o Alfredo Landa. Daba igual la película que tocara, esperaba con curiosidad  la cita de cada sábado. Creo que ese fue el principio, y luego vino una larga historia de amor con el cine que a día de hoy sigue con un “CONTINUARÁ”

Estoy decidida a montar mis sesiones de tarde con los niños. Y más después de ver su reacción del otro día. Un rato juntos, disfrutando de una buena película, de esas que luego dan pie a comentar la jugada. Deseando ver con ellos Cinema Paradiso. Cine, cine, cine, cine. Más cine por favor.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído