Sembrando la abstención

Sebastián Chilla.

Sebastián Chilla

Graduado en Historia por la Universidad de Sevilla. En la actualidad, curso Antropología Social y Cultural por la UNED y el Máster de Profesorado en la Universidad de Granada. Cuento historias y junto letras en lavozdelsur.es desde 2015. 

pedro-sanchez-pp-espana-izquierda_ediima20151221_0031_19.jpg
pedro-sanchez-pp-espana-izquierda_ediima20151221_0031_19.jpg

La derecha cree que el líder socialista ni come ni deja comer. Y lo que más me entristece es que en cierta manera tienen razón.

Suma y sigue. Son muchas las caras conocidas del PSOE que llevan preparando el terreno para una posible abstención de cara al futuro más inmediato. Pero se hace esperar. Pedro Sánchez, prácticamente desaparecido desde las últimas elecciones, es objeto de multitud de críticas dentro de su propio partido. Cuestionar su posicionamiento es lógico. ¿Qué gobierno quiere? No es compatible anunciar el cometido del PSOE como "partido de oposición" justificándolo con lo que los españoles expresaron en las urnas y, al mismo tiempo, rechazar de su parte cualquier apoyo —directo o indirecto— para que el partido que ha ganado por mayoría simple el 26J —el Partido Popular— gobierne. ¿Cuáles son los planes que tienen Pedro Sánchez y la ejecutiva del PSOE para salir de ese callejón sin salida en el que ellos mismos se han metido?

La derecha cree que el líder socialista ni come ni deja comer. Y lo que más me entristece es que en cierta manera tienen razón. A falta de un posicionamiento claro, la ambigüedad de la postura del PSOE sólo acrecenta la desconfianza, mermando aún más la situación política. Pactar o no pactar... ¿es esa la cuestión? ¡En realidad no lo es! Pactar, bien sea para abstenerse o para gobernar, es imprescindible en la coyuntura política en la que nos encontramos. Y ante esa realidad la única disyuntiva que se plantea es: ceder a la izquierda, a las políticas sociales y al soberanismo, o ceder a la derecha, a su vorágine neoliberal y a su sarcástico proyecto de regeneración democrática. El desbloqueo político tiene un coste que algunos no quieren asumir. Y o lo asumen ahora o tendrán que asumirlo entre polvorones y mantecados tras unas hipotéticas terceras elecciones. En ello están muchos de sus compañeros del Partido Socialista.

El debate en estas próximas semanas, hasta agotar el plazo para una nueva ronda de contactos del Jefe del Estado, se va a centrar en la búsqueda de una fórmula que permita al PSOE salir de un entuerto en el que haga lo que haga va a salir perjudicado. La presión que ejerce tanto la oligarquía española como sus poderes fácticos va in crescendo. Parece que no hay otra salida para una fuerza política como el PSOE, secuestrada por el poder español (y españolista). La duda recae entonces en los métodos y los plazos: ¿Gobierno de concertación o abstención sigilosa? ¿Otoño o Año Nuevo? A Pablo Iglesias (sí, el primero) se le atribuye una cita que dice "los socialistas no mueren, se siembran". A Ferraz le espera un largo invierno. En Galicia y en Euskadi ya ven las hojas caer y caer.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído