Saldaña o la necedad de un político

logo lavozdelsur

Fernando Romero Benítez

El líder del PP en Jerez, Antonio Saldaña, en un pleno.
El líder del PP en Jerez, Antonio Saldaña, en un pleno. MANU GARCÍA

Se denomina como necedad a la cualidad o adjetivo que describe al individuo necio que se caracteriza por su ignorancia y por actuar de manera desacertada.. La palabra necedad deriva del latín nescius que significa “necio” y, del sufijo –dad, que indica “cualidad”.

Entre los sinónimos que se pueden emplear para el término necedad están las siguientes palabras: disparate, estupidez, idiotez, tontería, sandez, imbecilidad, terquedad, entre otras.

La necedad es una actitud impropia que adoptan algunos individuos, que son tercos e insisten en llevar a cabo un proyecto u objetivo sin medir las consecuencias ni tomar en cuenta los consejos dados, por lo que actúan de manera torpe e, incluso, ignorante.

Por tanto, la necedad de las personas demuestra poca sabiduría y lo desinteresados que son al actuar de manera incorrecta y poco inteligente. Asimismo, la necedad también puede generar actos de maldad por actuar sin medir las consecuencias de lo que se hace.

Por ejemplo, “Por culpa de su necedad chocó con varios coches al conducir bajo los efectos del alcohol”; “Deja la necedad y actúa como una persona madura”.

La necedad también demuestra la imprudencia de muchos actos de rebeldía o malcriadez que, generalmente, terminan mal porque se parte de ideas tontas que no llevan a ningún lado, excepto, a problemas mayores.

Entre los sinónimos de necedad podemos encontrar: estupidez, simpleza, tontería, ignorancia, insuficiencia, incapacidad, ineptitud, incompetencia, estulticia, despropósito, disparate, dislate, desatino, sandez...

El filósofo Aristóteles afirmó en una de sus frases lo siguiente: “El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona”. Se puede deducir al reflexionar y estudiar esta frase, que toda persona que tiene duda sobre un asunto determinado, posee la voluntad de investigar para obtener conocimiento sobre el asunto en cuestión, esto es lo que caracteriza a una persona sabia. Todo lo contrario, sucede con el ignorante ya que el piensa que lo sabe todo y, por ende, no existe motivación para estudiar y aprender.

Hay veces que los político son tan necios que se olvidan que un solo voto pueden hacer ganar o perder unas elecciones.

Parece ser que la necedad se ha instalado en la política española y en particular se puede apreciar mas agudizada en el Partido Popular, como hemos podido apreciar en su ya expresidente, Pablo Casado, Teodoro Garcia Egea, Fernández Mañueco, Ayuso, Almeida...... y mas cercano Antonio Saldaña, con su denuncia a un ciudadano por ejercer un "derecho sagrado" contemplado en nuestra Constitución como es el de la libertad de expresión.

Sobre esa denuncia quiero resaltar que en sede judicial, la única persona "agresiva" es el señor Saldaña por conducir un coche bajo los efectos del alcohol, provocando destrozos en varias coches y que afortunadamente  no se produjeron daños a ningún ciudadano, quizás fue el factor que le faltó al señor Saldaña para verse forzado a presentar su dimisión, la necedad, su ignorancia, su diparate... de conducir bajo los efectos del alcohol no han sido suficiente para presentar su dimisión.

Por ello los que debemos de tener miedo a preservar nuestra integridad física y psicológica, somos todos los ciudadanos cuando nos encontremos con el señor Saldaña y lleve entre sus manos un coche, moto, bicicleta, patinete..., no vaya ser que por su necedad ya conocida judicialmente, vaya de nuevo bajo los efectos del alcohol.

Hay que ser un poco necio para presentar una denuncia de ámbito particular, personándose en la misma como concejal del Partido Popular e implicar en un asunto particular a su partido que es el que le está dando de comer (hay un dicho que dice: "no muerdas el brazo que te da de comer"). Esperemos que su partido espabile, sea mas sensato y le cese de inmediato. De no hacerlo seguiría anclado en la misma necedad del señor Casado, la cual lo ha llevado al mayor desastre de su historia.

Si el Partido Popular no da el paso de cesarlo, no le voy a dar un dato, para ello ya tenemos a Yolanda Diaz en el Congreso que lo hace de forma impecable, yo les digo y les afirmo, como ya en una ocasión le dije al señor Saldaña, que jamás será alcalde de Jerez.

Existe otro dicho que suele cumplirse con gran frecuencia como es: "No escupas para arriba que te puede caer encima". Espero que esta denuncia se le vuelva y le caiga encima al señor Saldaña, para que sea el fin de su carrera política y que con ello el Partido Popular tome buena nota, haga lo mismo que ha hecho a nivel nacional con el señor Casado y quite al señor Saldaña de la candidatura a la Alcaldía de nuestra ciudad.

Mire señor Saldaña, sobre la palabra fascista, esa la ha puesto usted en su boca y en su pluma al redactar la denuncia, quizás porque esté acostumbrada a ella, pero hay una realidad que no se puede negar, el partido que lo ha metido en las instituciones democráticas de nuestro país es su partido el PP, pactando con la extrema derecha en Andalucía, Castilla León, Murcia, Madrid...  Esa extrema derecha considerada como el nuevo fascismo o neofranquismo, dicen que el que se acuesta en el mismo colchón se vuelve de la misma opinión. Así que no venga usted a darnos clase de democracia, ya que le recuerdo su partido ni votó la actual Constitución Española y usted aún menos, últimamente su partido PP se ha convertido en los negacionistas de la democracia.

Dicen que las elecciones de nuestro país, Andalucía, están cerca. Espero que nuestro pueblo no caiga en la necedad y se dé cuenta de la necesidad de un andalucismo fuerte que pueda gobernar nuestra blanca y verde tierra, porque en la actualidad cuando llueve en nuestra tierra, no es agua lo que cae, son las lágrimas de Lorca y Machado al ver que el PP ha vuelto a meter en nuestra tierra a la extrema derecha, de la que ellos fueron víctimas.

Señor Saldaña, creo que con esta denuncia queda usted totalmente retratado al negar mi derecho constitucional a la libre expresión de decirle: ¿Cuándo va a dimitir?

Hoy ha podido comprobar en el Juzgado que tenía las manos fuera de los bolsillos, tal como se las enseñé, lo que sí he llevado, como siempre lo hago, el mejor y más eficaz arma para destruir, desmantelar todas sus mentiras, la palabra y la verdad.

Hoy también ha podido comprobar que a pesar del intento de su abogado en que se celebrara el juicio en total indefensión por mi parte, la Justicia le ha dejado claro mi derecho a ser defendido en igualdad de condiciones que usted. La palabra, la verdad y el derecho constitucional han vuelto a triunfar.

Confío que la justicia lo ponga de nuevo en su sitio.

Esté todo este tiempo tranquilo, no tenga ansiedad, no tenga miedo, no sufra psicológicamente, que ya ha comprobado que mis manos están al aire libre y en los bolsillos no llevo nada que pueda hacer daño, las únicas armas que porto son la palabra y la verdad, así que cuando coincidamos en algún lugar, si su partido no lo ha cesado ya, tan solo le recordaré y le preguntaré con toda la libertad constitucional: ¿Saldaña, cuándo va a dimitir? Duerma tranquilo, que no sea yo quien se lo quite, viva la vida que merece la pena hacerlo, sea usted feliz.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído