Respuesta a las falacias de Ganemos Jerez, según su propio reglamento de primarias

Francisco Romero

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

En relación a lo declarado por Ganemos Jerez respecto a mi candidatura como numero 3 en la lista a las próximas elecciones municipales, quisiera manifestar lo siguiente:

Con este escrito no pretendo reivindicar mi candidatura en la lista de Ganemos Jerez, ni mi posición como número tres en ella. Después de lo sucedido no deseo formar parte de la misma. Pero sí que como parte de la candidatura que fui me debo al artículo 1.4 del código ético, del que participé en su elaboración, donde dice que los candidatos se obligan a dar cuenta de todas sus actuaciones. Tampoco puedo permitir que se ponga en duda mi honestidad.

Es cierto que desde mi ordenador se efectuaron 65 votos. Estoy seguro de que todos conocemos a muchas personas que o no tienen o no manejan un ordenador, no creo que deba entrar en detalles al respecto. Pero también es cierto que en ninguna parte del reglamento se impone un límite, es más, hay consultas sobre ese dato en la web que no se respondieron. Y cuando lo consulté de viva voz y delante de muchas personas se me dijo que no había límite.

Se me acusa de haber cometido una irregularidad, cuando realmente la irregularidad ha sido el proceso contra mi persona:

Según el artículo 45 la comisión de garantías, en su fase instructora, no podía estar formada tal y como lo estaba (comité electoral más dos “invitados”), es decir, la misma composición de la comisión de garantías incumplía el reglamento. No se ha respetado el artículo 42 del reglamento, ya que no se me comunica la infracción, ni los artículos, ni quien es el órgano competente (primero se me dice el comité electoral, luego la comisión de garantías). No se me permite ver el informe técnico, ni tener acceso a él, la única información que tengo es posterior a la sanción, además, por lo que se lee en el resumen que publican, contiene valoraciones subjetivas, algo que no es propio de un informe técnico que debe basarse en datos, no opiniones.

Incumplen nuevamente el artículo 42 porque no se me permite hacer alegaciones ante las acusaciones, se reúnen conmigo y me dejan hablar sobre por qué hay muchos votos desde una IP, pero no sobre el resto de acusaciones (que desconozco en ese momento) ni sobre el informe técnico (que no se me muestra). Posteriormente se llega a unas conclusiones ante las cuales no se me permite alegar nada. No se respeta la presunción de inocencia (yo tenía que demostrar inocencia en vez de ellos culpabilidad).

Otra irregularidad es en el artículo 41.2, respecto a la Comisión de Garantías, donde dice que las personas invitadas que pueden formar parte del mismo deben ser de reconocida independencia, sin embargo al menos uno de ellos ha expresado públicamente su apoyo a los candidatos que suben en la lista, con los que mantiene amistad, y que ambos son afines al “denunciante”.

En Facebook, José Mejías (que forma parte de la comisión como “invitado”) dice que es amigo del “denunciante” y de las personas que suben en la lista con la decisión que toma la comisión en la que participa. La misma Comisión de Garantías tenía miembros de dudosa imparcialidad.

Adjunto enlace de la página de Podemos Jerez donde se ve a miembros de la comisión de garantías (Francisco López y Juana María Tobaruela) y a miembros de la lista que suben de puesto al quitarme a mi (Ángel Cardiel, José María Prieto y Sergio Díaz). Todos ellos se presentaron juntos en la candidatura de “Reinventando Jerez”. Tengo la firma de las personas que votaron desde mi IP indicando que fueron a votar a mi casa, las llevé a la asamblea, las mostré y no se tuvieron en cuenta. Por otra parte, nadie me ha denunciado por suplantar su identidad, ni por tener sus datos sin su permiso, ni por nada parecido.

A las personas que decidieron votar por mi les expliqué el proyecto de Ganemos, en qué consistían las elecciones, qué votaban y qué opciones tenían. Todos me conocen sobradamente y gozo de su confianza, por eso algunos antes de votar me dieron el DNI para que les registrase en el sistema, registro previo a la votación, que tampoco se prohíbe en el reglamento.

Algunas de esas personas, presentes en la asamblea, preguntó si también anularían los votos emitidos desde mi IP y que se contabilizaron a otros candidatos. Curiosamente no se han anulado y si que se usan para los resultados de otras personas. Se argumenta que son secretos, los míos no. Tampoco la comisión mostró ningún interés en preguntarles sobre como efectuaron su voto. Es más, esos votos si cuentan como votos emitidos en la página, por honestidad deberían haberse eliminado y en vez de 541 indicar que son 476 las personas que han participado.

Se argumenta que monto una mesa electoral en mi casa, cosa prohibida en el Reglamento en el artículo 31. Sin embargo, éste no define, ni aclara en qué consiste esa figura, por lo que buscando en legislaciones superiores, en todo caso se indica como acto público, lo cual no hice. Repito, en el Reglamento no se limita el número de votos que se puede emitir desde una misma IP. Avisé que desde mi ordenador iba a haber muchos votos porque mis vecinos y mi familia votarían desde él. Es evidente que nunca hubo intención de engaño. Cambiar la IP hubiese sido tan sencillo como apagar mi router 5 minutos.

Visto ahora, mi transparencia al adelantar que tendría muchos votos desde mi ordenador, es lo que ha permitido que echaran abajo mi tercer puesto. Eso, y que yo mismo reconociera desde el primer minuto que había sido mi IP. Porque como la comisión de garantías dice, el voto es secreto. O sea, que si yo lo hubiera negado sería sólo una suposición, otra más.

En cuanto al tan manido “voto secreto”, lo primero, se trata de un derecho, no de un deber. Todos conocemos a personas que en unas elecciones oficiales cuando cogen la papeleta lo hacen delante de otras, sin importarle que vean lo que van a votar, ¿o no? Eso sí, en el acto mismo de votar nadie puede ver lo que hay dentro del sobre. Pero, ¿es lo mismo cuando el voto es por internet? Pensar que en este tipo de votaciones se ejerce siempre, el voto a solas sin nadie al lado y sin que te vean es, simplemente, una falacia. Falacia que si es intencionada se hace con intención de manipular.

Parece que sin embargo es lícito que los candidatos estuvieran en las mesas de votación durante las mismas, a pesar de estar prohibido por el Comité Electoral. Porque hubo candidatos en las mesas de votación - en Facebook hay fotos donde se ve claramente-. En otra se ve incluso como uno de los hijos de un candidato “ayuda” a votar a un amigo.

Adjunto las fotos sacadas de la página de Facebook de Ganemos Jerez

La persona, pareja de la número dos de la lista, que dijo que me dediqué a sacar fotos de los DNI de mis compañeros y compañeras de trabajo mesa por mesa, simplemente mintió. En la empresa en la que trabajo no se permite a los sindicatos electos repartir comunicados por los puestos de trabajo, cuanto menos se permitiría a alguien ir recogiendo información y fotos del DNI mesa por mesa. Afortunadamente esto es fácilmente comprobable.

Termino dando gracias porque me haya sucedido esto ahora y no más adelante. Me he evitado implicarme más y seguras decepciones. Creí que entraba en un proyecto nuevo, distinto y me ilusioné. Lamentablemente fue solo eso, una ilusión de la que afortunadamente desperté a tiempo

Miguel Abreu Carvajal ex número 3 en las listas de Ganemos Jerez.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído