¿Podemos?

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

pablo-iglesias-convergencia-garzon-podemos_ediima20150624_0514_17.jpg
pablo-iglesias-convergencia-garzon-podemos_ediima20150624_0514_17.jpg

Desde que me retiré hace unos meses de la política institucional, ando un poco desconectado del tema. Me entero de algunas cosas por compañeros, por los periódicos, las noticias de la radio…, y el otro día, desayunando, me enteré que las bases del partido Equo habían votado a favor de ir a las elecciones generales de la mano de Podemos. Al parecer, Podemos ha cerrado de un cerrojazo la puerta a un verdadero frente de izquierdas, rompiendo las negociaciones con Izquierda Unida y Ahora en Común. Esta mañana entré en uno de esos grupos de Facebook donde las personas pueden dar sus opiniones, y encontré una ciber-batalla campal entre simpatizantes de Podemos vs. Izquierda Unida y PCE. En la calle pasa igual, discusiones del por qué a Podemos no le interesa la confluencia o de la tensión que hay dentro de Izquierda Unida por el desprecio de Pablo Iglesias y cía.

Ante este pequeño caos, yo voy a dar mi humilde opinión, y como siempre digo, puede que no guste a algunas personas, es algo completamente normal y asumible.

Pablo Iglesias, Monedero y varios de sus compañeros fundadores de Podemos, nos vendieron que estaban creando una opción política para cambiar el estado de las cosas. Recuerdo a algunos de ellos en esos debates a los que asistían como contertulios día sí y día también, asegurando que Podemos nacía con el compromiso de echar al bipartidismo. Luego, poco a poco, se fueron desinflando y envolviéndose en una ambigüedad que me parece lamentable. Públicamente, ya no son ni de izquierda ni de derecha, ni republicanos ni monárquicos… ‘ni chicha ni limoná’, como bien cantara el gran Víctor Jara.

Del otro lado, se encuentra Izquierda Unida. Como su propio nombre indica, su intención siempre fue, en principio, construir una gran coalición para hacerse fuerte frente al PP y PSOE. Dentro de Izquierda Unida, entre otros, está el histórico PCE, ningún partido puede superar al de los comunistas, ni en lucha, ni en tablas a la hora de sufrir la represión en sus propias carnes.

Quizá el problema, tanto de IU como del PCE, haya estado en las cúpulas y en las malas decisiones que han ido tomando a lo largo de varias décadas. La pérdida progresiva de credibilidad le ha restado mucha fuerza -y muchas bajas-. En definitiva, creo que los de IU le han echado ganas a la hora de sumar, pero Podemos, haciendo gala de una prepotencia y de un infantilismo fuera de lo normal, está cometiendo un gran error histórico -que seguramente pagarán-, rechazando a un sector importantísimo de la izquierda española.

Y mientras todo esto ocurre, el bipartidismo, en sus despachos, se frota las manos con una media sonrisa. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído