Rivera y Rajoy, en una imagen de EFE publicada por eldiario.es
Rivera y Rajoy, en una imagen de EFE publicada por eldiario.es

Rajoy entró a saco. Su rueda de prensa fue contra Pedro Sánchez. Así del tirón. Dijo "Perjudica a los intereses de los ciudadanos, es lesiva, es mala y desestabiliza el país". Vamos, que viene el lobo.

Salió solo para valorar la moción de censura presentada por el PSOE y de paso vendernos lo bien que va España, lo bien que lo han hecho.

Gracias a ellos hemos salido de la crisis pero seguimos sin disfrutar de esa bonanza: ni con subidas de sueldos, ni con más y mejores empleos, prestaciones o ayudas a la Dependencia y tantos etcéteras.

Ni una reflexión, ni una disculpa, ni una autocrítica de unos hechos gravísimos sobre su partido que ha estado en connivencia con la corrupción.

El presidente no habla de la corrupción del Partido Popular, del entramado de este partido que gobierna España y su durísima sentencia. Es más, el ministro de Economía traslada, ahora, a Bruselas el problema de Rajoy y pone la moción de censura como un gravísimo problema que va a desestabilizar España.

Ya sabemos que la mejor defensa es el ataque. Y esto sabe mucho Mariano Rajoy y los suyos.

En las redes sociales todo el Partido Popular se ríe de las aspiraciones de Pedro Sánchez, cuando deberían ellos mirarse el ombligo y no ser tan críticos con los demás.

Luego está Albert Rivera que llamó a Rajoy para comentarle lo que iban a decir en la rueda de prensa. Entonces a qué juegan, cara a la galería todo son reproches y por detrás se dan la mano.

Todos quieren una oportunidad y es legítimo si se hace desde la honestidad y con el propósito de recuperar la normalidad.

Por eso me parece extraño que Maíllo considere que el PSOE, para conseguir sus propósitos, se una a los separatistas cuando los presupuestos se aprobarán gracias, entre otros, al voto de PNV. O que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, este ahí gracias a los votos también de los nacionalistas e independentistas. Como siempre sobreactúan, como siempre se retratan. El Partido Popular los utiliza a su conveniencia, Cuando quieren conseguir sus objetivos son buenos, cuando los tantea el PSOE, romperán España. La política del miedo, como siempre.

Sánchez opta por "devolver la dignidad al país, superar la normalidad institucional. Regenerar la vida política, cerrar la etapa negra del Partido Popular". Atender las urgencias sociales. Abordar de verdad los problemas de España. Pedro Sánchez no cierra ninguna puerta para desalojar a Rajoy, y hace bien. Una moción de censura legítima y dentro de los cánones de la democracia y la Constitución. Porque estamos en una emergencia y en esta alarma social una moción de censura no alarma. Incluso podría ser viable. El lunes se presentaría para votarla el viernes 1 de junio.

Miren, Rajoy utiliza la política del miedo. Yo o el caos. Y eso hasta ahora le ha ido muy requetebién

En fin, que sin asustarnos ni alarmarnos, sin poner el grito en el cielo le darían su apoyo los mismos independentistas y nacionalistas que se unen al Partido Popular, a Rajoy y los suyos cuando estos lo necesitan. Entonces no son independentistas y nacionalistas son gente sensata.

Luego está el tibio Ciudadanos. El sí pero no. Los que dicen que habrá un antes y después. Los que asustan y después se asustan. Curioso que aseguran no apoyar a Pedro Sánchez pero... luego le pedirán su apoyo. Ciudadanos no se aclara mientras va en la misma línea del PP, es decir atacar al secretario general del PSOE. Todos se asombran de que Sánchez vaya con prisas, con ansias y corra hacia la Moncloa. Mariano muy duro con Pedro afeándole que quiere ser presidente a cualquier precio, que todo lo demás le importa un bledo. Y él a toda costa continuar siéndolo y todo lo demás...

Miren, Rajoy utiliza la política del miedo. Yo o el caos. Y eso hasta ahora le ha ido muy requetebién. No puede seguir gobernando como si nada, como si nada hubiera pasado.

Comienza un juego de presiones. Como dicen los politologos, en España no se debate, aquí los partidos se presionan. Ya veremos cómo transcurre todo. Los españoles lo que queremos y necesitamos es que nuestro país avance. Que vaya bien, pero de verdad, no de palabrería. Que la política y nuestros políticos sean y estén a la altura. Harto difícil esto último pero habrá que confiar, no nos queda otra.

Al menos sí que nos queda la pataleta de dar nuestra opinión, como es mi caso, aunque muchos no estén de acuerdo al leerme. Pero en un país libre tenemos también la suerte de dar nuestra opinión libremente.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído