Mejor y mayor protección para los autónomos

Es falso que la propuesta de Escrivá perjudique a los autónomos y les eleve las cotizaciones de forma generalizada

0 mXwC1V 400x400

Portavoz socialista de Seguridad Social en el Senado.

Mejor y mayor protección para los autónomos. Una autónoma, en plena pandemia, en una imagen de archivo.
Mejor y mayor protección para los autónomos. Una autónoma, en plena pandemia, en una imagen de archivo. MANU GARCÍA

Obras son amores... Para el Gobierno progresista de Pedro Sánchez, los trabajadores autónomos han sido, y siguen siendo, objeto de especial preocupación y protección. Durante la pandemia se han desplegado políticas de protección hacia el colectivo que nunca se habían puesto en marcha antes. Estas medidas se han impulsado de forma negociada y consensuada con todo el sector. 

En estos momentos, el Gobierno de España está negociando un importante acuerdo con las asociaciones de autónomos que sigue la recomendación del Pacto de Toledo y el acuerdo firmado el 1 de julio de 2021 con los agentes sociales para establecer un sistema para que éstos coticen en base a sus rendimientos netos y que lo equipare con los trabajadores por cuenta ajena o asalariados en su cotización y protección. Este procedimiento, que ya se intentó en la última legislatura del PP, aunque fue incapaz de ponerlo en marcha en más de 7 años, es enormemente complejo, al requerir de la acción conjunta de la Seguridad Social y la administración tributaria.

En un sistema contributivo como el nuestro, el abanico de prestaciones (pensiones, bajas, etc.) a las que tienen acceso los trabajadores (por cuenta ajena, y por cuenta propia) depende de sus cotizaciones. El problema al que los autónomos se enfrentan son sus reducidas pensiones y su baja cobertura en términos de prestaciones, las cuales emanan de la no correspondencia entre rendimientos y cotizaciones. De ahí que está modificación implique un sistema más equitativo, pero sobre todo un instrumento que proteja mejor al colectivo de los autónomos.

El hecho de que la gran mayoría de los autónomos (el 85%) cotice por la base mínima tiene como resultado una peor pensión respecto de los asalariados. La pensión media de un autónomo es un 40% menor que la de un asalariado: 800 € vs 1.300 €). El 60% de las pensiones de jubilación de autónomos no superan los 800 euros mensuales y el 33% necesita complementos a mínimos.

La propuesta del ministro Escrivá tiene por finalidad conseguir un sistema más justo (ahora paga igual el que gana 400 euros que el que gana 4.000 euros); más flexible, el sistema basado en rendimientos netos hace que las cotizaciones se adapten a la realidad económica cambiante del autónomo, permitiéndole rebajar las cotizaciones (por debajo del mínimo actual) cuando los rendimientos netos son bajos, se podrán realizar cambios de tramo de cotización varias veces al año; y de aplicación gradual, el despliegue del nuevo sistema se hará de forma progresiva con un período transitorio de nueve años para alcanzar la aplicación plena del nuevo sistema.

Con este sistema, los autónomos tendrán un procedimiento similar al de los trabajadores por cuenta ajena, permitiendo que sus aportaciones sean más proporcionales a sus rendimientos, facilitando que los autónomos con rendimientos más bajos no tengan que pagar una cuota mínima alta, lo que reducirá la economía sumergida. Es importante señalar que cuando hablamos de rendimiento neto, no estamos hablando de la facturación de los autónomos, sino su rendimiento neto de gastos.

Esta necesidad de mejorar la protección de los autónomos se ha puesto de relieve durante las crisis. Hoy en día, hay en España cerca de 60.000 afiliados más que cuando empezó la pandemia. Sin embargo, en los primeros dos años de gestión de la crisis financiera, gobernando el PP, se perdieron 270.000 empleos de autónomos, ya que no prestó ningún tipo de ayuda para los autónomos, abandonándoles a su suerte.

Con el PSOE, se ha ayudado a más de 1,5 millones de autónomos, exonerándoles de la cuota al no poder ejercer su actividad y pagándoles, por vez primera en la historia democrática de nuestro país, una prestación en función de su cotización -por cierto, el PP votó en contra-. Lo que ha supuesto un desembolso de 11.000 millones de los Presupuestos Generales del Estado y una aportación de recursos económicos como no se había hecho jamás en 42 años de democracia. Con este realidad, se justifica la modificación para mejorar su protección..

Y ante estos hechos incontestables, el PP quiere desplegar una cortina de humo con propaganda. Es falso que la propuesta de Escrivá perjudique a los autónomos y les eleve las cotizaciones de forma generalizada. En primer lugar, porque las cotizaciones no van a subir para la gran mayoría de los autónomos. Es más, se estima que seis de cada diez autónomos se beneficiarán con el nuevo sistema. La transición hacia un modelo hará que los autónomos con rendimientos bajos tengan una cuota más baja que la que pagan ahora. En segundo lugar, lo que se está planteando es un cambio gradual, en el que las diferencias respecto al sistema actual serán pequeñas en el corto plazo, y que solo de forma progresiva se vaya hacia una mayor correspondencia entre cotizaciones y rendimientos más parecida a la que existe en los trabajadores por cuenta ajena.

Por sus hechos los conoceréis... Y este Gobierno actúa con avances y presupuestos. Otros, los de la derecha, sólo embarran con falsas palabras.

Archivado en:



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído