javier_fernandez.jpg
javier_fernandez.jpg

-¿Sí, dígame?

-Hola, ¿podría hablar con la señora alcaldesa de Jerez?

-Humm… ¿Quién es?

-Soy Javier Fernández, campeón del mundo de patinaje artístico.

-Ay, Javier, ¡cómo me gusta verte patinar cuando sales por la tele! ¡Voy a avisar a la alcaldesa! ¡Maaammmeeennn!

-¿Qué pasa, secretaria? ¿Estuvimos ayer de zambomba o qué?

-Es Javier Fernández, nuestro patinador universal sobre hielo. Por la línea uno. Hielo, mucho, hielo, en vaso y con un chorrito de anís, mejor…

-Ya hablaremos… Qué manera de empezar las Navidades, dipsómana… Hola, Javier, dime…

-Qué hay, Mamen, cómo estás. Un saludo gélido, digo, cálido, que me despisto con las esdrújulas…

-Ja, ja, qué bromista. Dime en qué puedo helarte, digo ayudarte…

-Ja, ja, Mamen. Mira, te llamaba por lo siguiente, no quiero que te lo tomes a mal, pero no me parece que Jerez no tenga este año ciudad del hielo o siquiera una pista de patinaje, Mamen.

-Ya, te entiendo, pero no ha sido culpa nuestra. El problema es que la empresa explotadora del año pasado no pagó las tasas al Ayuntamiento. Yo, cuando me he enterado, me he quedado helada…

-Ya, te sigo, pero leí en la prensa que al menos queríais poner una pista de patinaje en la Alameda Vieja o algo así…

-Que sí, que no te digo que no fuera esa nuestra intención, pero el problema es el que te he comentado, que no se han pagado las tasas, que el anterior gobierno municipal, el del PP, hacía antes las cosas así, en frío… Y ya no hay tiempo, Javier…

-¿Pero no podrías hacer una excepción, Reina del Hielo?

-No, Ice Man, este tema está definitivamente congelado...

-… A la gente le gusta patinar, Mamen.

-No te digo que no, Javier, pero en Jerez lo que de verdad le gusta a la gente en Navidad es salir de zambomba y darle al alpiste, como decís los castizos de tu pueblo, de Madrid, o darle al moyate, como dicen los castizos del mío. Eso es lo que le gusta a la gente…

-Ya, pero gobernar es contentar a todos, incluidos los patinadores…

-¿A mí me lo vas a decir? Gobernar es tomar decisiones… Por ejemplo, yo tomé hace unas semanas una de las decisiones más difíciles a las que he tenido que enfrentarme en política, incluido mi período como diputada en Madrid. ¿Quieres saberla? Tuve que dejar las zambombas tal y como estaban. Así, como suena. Fue muy duro. Tantos planes para ampliarlas, hasta Nochevieja, hasta Reyes, hasta Semana Santa, ahora que las van a declarar bien de interés cultural… al final para dejarlo todo igual. Congelado. Eso es gobernar, un sinsabor tras otro.

-Sí, pero…

-Lo siento, Javier, además no sé si sabes que yo estoy aquí patinando, digo, gobernado, qué lapsus, con seis concejales, que sacamos siete, pero una se escurrió a Diputación…

-Huy, eso sí, lo sé, Mamen, vengo de Moscú, de ganar la Copa Rostelecom, y la verdad, no se hablaba de otra cosa, de cómo estás patinando en Jerez, quiero decir, gobernando… Después del problema de Rusia con Turquía, luego iba el tema de tu valentía y arrojo en Jerez… Bueno, en realidad en Moscú no se hablaba de otras cosa que del glamour de la Corporación en la gala del Motociclismo en el teatro Villamarta… Ya sabes cómo son los rusos ricos, se quedaron helados cuando vieron por internet tanto glamour inesperado…

-Gracias, cubista, digo, cobista, pero no voy a cambiar de opinión con lo de la pista de hielo.

-Ya veo que no aceptas piruetas, Mamen, siquiera verbales.

-No, Javier. La decisión está tomada.

-Mamen, eres más dura que una jueza de patinaje de Ucrania con dolor de barriga…

-Ja, ja, la política local te hace así…

-Oye, se me ocurre una cosa… ¿Y si al menos construyes uno de esos restaurantes de hielo, donde la gente está bajo cero tomando tan pancha chupitos de vodka helado dentro de un plumífero gigante? Puedes dar un pelotazo, bueno, un stickazo, en este caso…

-Pues…

-Secretaria: ¡Oye, eso estaría cojonudo, Mamen!

-¡Descarada, qué haces escuchando por el teléfono, cuelga de una vez! Te voy a tener que congelar el sueldo…

-Secretaria: Bueno, bueno, Mamen, no sé si sabrás que en el Ayuntamiento, salvo los guardias y su ‘rollo evento’, llevamos con el sueldo congelado desde hace muchos años, que como tú vienes de la capital te está costando enterarte…

-Déjalo, secretaria, ya hablaremos. Oye, Javier, que me lo pienso y ya te llamo, que ahora tengo que seguir gobernando, pero te advierto que en Jerez en invierno no nos hacen falta restaurantes de hielo. Aquí en las casas, en los bares, en todas partes, hace un frío que pela, que los constructores se creen que en Jerez todo el año es verano, y no, te tiras cuatro meses arresío, como decimos por aquí.

-No será para tanto, Snow Queen.

-Que sí, Javier, que sí. ¿Tú has ido alguna vez a un mosto en la campiña de Jerez en diciembre? ¿Tú has estado alguna vez en el salón municipal de plenos de Jerez en enero? ¿Has entrado alguna vez a una iglesia de Jerez en febrero? Eso es frío, de verdad, eso sí que es frío…

-Si tú lo dices, Mamen… A ver si me acerco a Jerez para ir a un mosto y compruebo si hace tanto frío…

-Estás invitado, Javier… de mi bolsillo, se entiende, que están aquí las cosas en la Corporación como para andar pasando gastos. Ahora bien, hablando de la Corporación, ¡¡para frío frío el que hace en la oposición, el de Pelayo, Saldaña y los demás del PP, sobre todo después de haber ganado las elecciones municipales!! Da recuerdos, Javier, da recuerdos…

-Cómo eres, Reina del Hielo, cómo eres…

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído