La niebla en el parque González Hontoria de Jerez, este pasado viernes.
La niebla en el parque González Hontoria de Jerez, este pasado viernes. JUAN CARLOS TORO

Después de la… no, así no. Error. Al margen –sí, así está mejor- de la pandemia, ¿qué más podía pasar? Pues en enero, estaba claro: una nevada, una nevada enorme, seguida de una helada para la que la palabra ‘enorme’ se queda pequeña y, parafraseando ese viejo chiste del argentino hablando de sus atributos sexuales, más bien vendría a ser ‘desproporcionada’. Tengo una amiga que piensa que, sin lugar a dudas e independientemente de lo que pudieran decir Nostradamus y sus expertos al respecto, ahora sí estamos ante señales evidentes de que nos encontramos ante el fin del mundo o algo parecido, una suerte de apocalipsis pero de las de verdad, de las castizas, de las de toda la vida, nada de apocalipsis como “revelación” y otras interpretaciones del término en plan cuasi hípster.

¿Que en qué se basa mi amiga? A ver, esto es como cuando te largas de una empresa o de una pareja de la que estás harto, siempre sobran los motivos. No obstante, para los más despistados, allá van unos cuantos: la pandemia; la nevada y su correspondiente helada; el asalto al Capitolio; Franco emulando a Lázaro pero en plan “levántate y vuela”; el Real Madrid quejándose de los árbitros; millones de jóvenes que en vez de a follar, etc (para qué estudiar), se dedican a ver por internet e-sports comentados… el fin de los tiempos, en definitiva, el fin de la humanidad tal y como la hemos conocido hasta ahora.

Todo esto, hay que decirlo ya, vendría motivado ni más ni menos que por la existencia de dos papas sobre la faz de la Tierra, Francisco y Benedicto. De ahí. Eso, al menos, es lo que dice mi amiga. Yo le doy la razón, más que nada porque soy consciente de que lo del confinamiento, el ‘perimetrado’ y el cerco a los bares tiene que romper por algún lado, todo acto tiene consecuencias… y porque es verdad que hay dos papas sobre la Tierra. Un planeta con dos papas… no es la primera vez que ocurre a lo largo de la historia, eh, pero este hecho no podía traer nada bueno y ciertamente cuesta comprender cómo los escritores de best-sellers no se han lanzado ya sobre la misma, porque es un material de primera: le añades algún códice desconocido, alguna movida templaria o algo tipo descendientes de Jesús y de María de Magdala, y hala, a forrarte, eso sí, después de escribir mil ‘paginones’.

Ya sabe el lector o la lectora, se encuentre donde se encuentre, que habitualmente en Marca ACME hablamos siempre de cosas que acontecen en Jerez, cuna del vino, el flamenco, las motos, los ‘bolizas’… y de lavozdelsur.es, publicación tan modesta como importante que usted en este momento tiene entre las manos, entre sus dedos más concretamente, pero después de dos o tres semanas en las que este cronista se ha dado a la molicie navideña –primero- y ha sufrido determinados problemas técnicos en su ordenador ‘vintage’ después, era imposible hacer una ‘rentrée’ como dios (con baja desde Bakunin) manda sin hacer referencia a todos estos asuntos que ‘colmatan’, como diría un político o un periodista, los medios de comunicación en lo que va de 2021.

Imposible, ya digo, pasar por alto estos pequeños detalles antes de volver a escribir de temas que sé que a algunos de ustedes, según y cómo, les pueden parecer monótonos e incluso relativamente tediosos, pero que a este cronista, por lo que sea (puede que incluso haya algún problema de infancia) le parecen interesantísimos y en los que promete seguir, incluso abordándolos de manera novelada y ‘guionizada’, como se dice ahora: ‘Fondos Edusi: más allá del frigorífico’; ‘Vida, ascendencia, nacimiento, crianza y aventuras de José Antonio Díaz’, novela a la manera de la obra cuasi picaresca de Diego de Torres Villarroel; ‘Crash. Lo físico y lo emocional’, una biografía no autorizada de Antonio Saldaña a partir de la peli de David Cronenberg; ‘El hombre que estaba allí’, una adaptación de la obra de Chaves Nogales a la figura de Pedro Pacheco; ‘Pelayo III. The Return’, el rumor de una superproducción por ahora en busca de productores o, finalmente –todo no va a ser política-, nos encontramos con ‘Twins’, una revisión de la historia del fino y la manzanilla que aspira a convertirse en la sensación de la temporada en Netflix.

Como ven, imposible aburrirse en Jerez… ¿Listos? Listos. ¿Remangados? Remangados. Empezamos 2021.

Coda enfocada al servicio público (conversación oída el viernes 15 en móvil ajeno): “Sí, vamos todos al campo, los abuelos, los primos, todos”. Diez meses después seguimos sin enterarnos…

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído