Mamen Sánchez y el 'síndrome Aznar'

Mamen Sánchez parece sufrir el síndrome Aznar, aquel Aznar que en su primera legislatura, cuando necesitaba de pactos para ser presidente, puso en marcha un Gobierno "amable", y una vez asentado en el poder en la segunda legislatura, puso en marcha un Gobierno autoritario.

Ángeles González (Kika), en primer término, durante el pleno.
Ángeles González (Kika), en primer término, durante el pleno.

Mamen Sánchez parece sufrir el síndrome Aznar, aquel Aznar que en su primera legislatura, cuando necesitaba de pactos para ser presidente, puso en marcha un Gobierno "amable", y una vez asentado en el poder en la segunda legislatura, puso en marcha un Gobierno autoritario.

En realidad sería bastante injusto hacer una evaluación de esta legislatura que acaba de comenzar, todavía los distintos delegados deben estar conociendo "su destino" y estarán ya estudiando de su programa electoral qué cosas piensan hacer y cuales estaban de adorno. Pero lo que me anima a escribir estas líneas es la deriva autoritaria a la hora de poner en marcha la legislatura que nos recuerda a las peores caras del Partido Popular.

Desde que tengo uso de razón, en este Ayuntamiento ha habido grupos con 15 concejales y grupos con uno, y siempre han tenido los mismos recursos humanos, sin que ningún grupo haya considerado anteriormente que estos recursos eran insuficientes. Pero en estos dos meses, la política local en esta ciudad ha consistido en discutir sobre el salario de los políticos y el número de asesores, como si el municipio y el Ayuntamiento no tuviesen suficientes problemas que abordar. Pero si el aumento de liberados y de sueldos ya es bastante vergonzoso, lo es aún más la forma partidista de hacerlo, pues supone romper con las reglas básicas de nuestro modelo democrático.

La semana pasada descubrimos que al día siguiente de que el pleno subiera los salarios la junta de gobierno local aprobaba un asesor más solo para Ciudadanos y Adelante Jerez, como consecuencia de esta decisión para el Ayuntamiento de Jerez va a ser más costoso los recursos destinados al grupo político de Ciudadanos o al de Adelante Jerez, con cuatro y tres concejales respectivamente, que los destinados al Partido Popular, con nueve concejales.

Pero más allá del coste, es a todas luces antidemocrático dotar de más recursos públicos a unas fuerzas que a otras en función de pactos políticos. Tampoco estos recursos pueden ser un premio por los resultados electorales como parece entender el Partido Popular. Copiando al Tribunal Constitucional, la finalidad de estos recursos "no es otra que la de facilitar la participación de sus miembros en el ejercicio de las funciones institucionales de la Cámara a la que pertenecen".

Y lo que hemos podido presenciar en el pleno extraordinario de hoy es lo que me ha animado a denunciar estas formas antidemocráticas, y es que tras terminar todos los puntos del día, Mamen Sánchez ha usado su autoridad como alcaldesa para realizar una intervención de 8 minutos y 20 segundos porque según ella "la presidenta puede hacer una propuesta cuando quiera al pleno", en la que se ha dedicado a atacar a Ganemos Jerez y al Partido Popular, tras lo cual le ha "concedido" un minuto a Kika González para defenderse, cortándole el micrófono después de un minuto y 22 segundos. El Partido Popular decidió abandonar un pleno ya en la práctica acabado.

Alguien tendría que recordarle a Mamen Sánchez que en nuestro modelo democrático los gobernantes no tienen un poder absoluto. La alcaldesa preside y es la máxima autoridad en el pleno municipal, pero a diferencia de los sistemas autoritarios, ser la máxima autoridad no significa que puedas tomar e imponer cualquier tipo de decisión. La ley la considera la máxima autoridad del pleno con el objetivo de que use esa autoridad para el buen desarrollo del pleno, no para pasar por encima de nadie, no para poder hablar cuando quiera y aumentar su ego cortándole el micrófono a quien señale sus mentiras.

Que la junta de gobierno local sea la competente para nombrar los asesores de los grupos políticos no significa que pueda nombrar estos asesores de manera arbitraria en función de pactos, o como en este caso, a cambio de que te hayan subido el sueldo. Es dinero público y quien gobierna no puede ir haciendo regalos a costa de los impuestos que todas pagamos.

Y cuando se producen este tipo de abusos no cabe el silencio de las fuerzas políticas que son beneficiadas, y aún más en el caso de Podemos y Ciudadanos, que supuestamente vienen a cambiar las formas de hacer política.



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído