captura_de_pantalla_2017-04-15_a_las_13.31.03.png
captura_de_pantalla_2017-04-15_a_las_13.31.03.png

La próxima vez que se os caiga algo, que tropecéis con alguien, que se os pinche una rueda…paraos un poco a pensar ¿Qué me quiere decir el universo?

Tenía dudas sobre qué tema escribir para esta columna. Varios temas en mi cabeza pero ninguno acababa de inspirarme. Y como me dijo un amigo una vez, "escribe sobre lo que sientas”. Y tiene razón, cuando escribes sobre lo que en ese momento te hace sentir, se escribe con más facilidad y más corazón.

El “universo” me ha traído el contenido de este artículo: “Las casualidades no existen”. Empiezo a pensar que el universo es muy obstinado y muy perseverante. Y por los motivos que sean, siempre anda conspirando a nuestro alrededor, aunque normalmente no le prestamos importancia. Y por algo será, pero últimamente mi universo no para de enviarme “casualidades”.

Existen muchas teorías sobre este tema, es decir, sobre el hecho de que las casualidades no existen. Que son mensajes o señales que algo o alguien te hace llegar para que prestes atención. Algunas teorías hablan del destino, otras de los astros que se alinean, de señales divinas, del universo, del espíritu santo, etcétera. Los árabes tienen también una palabra para esto: Maktub. Maktub es “lo que está escrito”. Por eso no son casualidades, son cosas que pasan para que se cumpla el plan de nuestra vida. Para que sigamos el camino, que según Maktub ya tenemos marcado.

Muchas teorías diferentes en muchas culturas diferentes para expresar lo mismo, que las casualidades no existen y que debes prestar atención a estos mensajes que llegan en forma de cosas que pasan a tu alrededor.

Cosas anecdóticas como una rueda que se pincha cuando estás pensando en viajar a algún sitio, una copa que se cae, un marco de fotos que se rompe, o lo más habitual, encontrarse a alguien en el sitio o en el momento más inesperado.

Encontrarse a alguien por casualidad, no es casualidad. Son frecuencias que se atraen por algún motivo. A veces es alguien en quien piensas. A veces incluso es alguien que prefieres evitar en ese momento. Pero ahí está el universo para recordarte que esa persona está ahí y que debes prestar atención a ese vínculo. Porque debes darle importancia o quizás porque debes resolver temas pendientes con esa persona. ¿Quién sabe? Es fácil pensar que no es una casualidad, lo difícil es saber que nos quiere decir Maktub.

La foto que ilustra este artículo es un buen ejemplo. Esta es M. Una de mis mejores amigas de Barcelona, a la que no veía desde que vine a vivir a Jerez ya hace muchos meses. Unos días antes de esta foto, ninguna de las dos sabíamos que íbamos a coger cada una un tren, que iba a ser en ese horario y en esa dirección. Los planes que teníamos eran otros. Y el universo actuó. Nos vimos en un andén de Córdoba. Ella dirección Málaga y yo dirección Barcelona. Cada una en su tren y en su andén. Pero el mismo día, a la misma hora, en la misma vía, aunque cada una de un lado. Eso pasó el mismo día que ella leía un libro que le recordaba a mí. El mismo día que mi gata movió una foto que tengo con ella en casa, y que yo reacomodé para verla mejor. ¿Simple casualidad?

No lo sé. Solo sé que M siempre ha estado conmigo en momentos difíciles y precisamente ese día, mi energía no estaba precisamente muy bien. El universo me acercó a ella y mi energía cambió 180 grados.

Igual no hay ningún mensaje oculto en lo que llamamos casualidades, pero por mi parte yo voy aprendiendo a escuchar lo que el universo quiere decirme. Un universo mucho más grande que todos nosotros no creo que se equivoque. Esa es mi teoría.

Así es que la próxima vez que se os caiga algo, que tropecéis con alguien, que se os pinche una rueda…paraos un poco a pensar ¿Qué me quiere decir el universo? Quizás encontréis respuestas a preguntas que ni sabíais que teníais que haceros.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído