Eternos Stones.
Eternos Stones.

La autoproclamada banda de rock n’ roll más grande del mundo vuelve a la carga. A pesar de haber tenido que suspender su actual gira norteamericana, sus satánicas majestades no han abandonado su actividad. Para empezar, el sábado 18 participaron en el festival online One World Together at Home. Pero si esta semana pasada han sido noticia por algo es por el lanzamiento de su nuevo single, su último trabajo en estudio en 4 años, 8 si contamos únicamente material propio. 

El 6 de febrero de este mismo año los Rolling anunciaron su nueva gira norteamericana, desmintiendo de nuevo los rumores de que la anterior era la última, aunque esta vez fueran infundados por declaraciones del propio Keith Richards. Se trata de la tercera ampliación del No Filter Tour, que dio comienzo en 2017. A medida que avanzaban las semanas y el panorama internacional se complicaba, los Rolling y la promotora tomaron el 17 de marzo la decisión de postponer la gira entera, que hubiera tenido lugar entre el 8 de mayo y el 9 de julio. 

Se trató de una decisión en cierto modo temprana, comparada con el tiempo que llevó a otros artistas hacer el mismo anuncio. Hoy día Paul McCartney no se ha pronunciado todavía al respecto de su gira europea. Pero, sobre todo, fue una decisión acertada teniendo en cuenta la situación actual de EEUU y sus perspectivas para dentro de dos semanas. 

Un mes después de aquello, el 17 de abril, los Rolling anunciaban que participarían en el One World Together at Home, popularmente conocido como el Live Aid del coronavirus. Se trató de una de las últimas confirmaciones, apenas un día antes de la retrasmisión del evento organizado por Global Citizen y Lady Gaga, quién ejecutó para su apertura una versión sublime de Smile de Nat King Cole.

Los Rolling actuaron después de otras grandes figuras como Stevie Wonder, Paul McCartney o Elton Jones. Al igual que el resto, interpretaron solo una canción. La elegida fue You Can’t Always Get What You Want, canción a la que Mick Jagger suele hacer referencia cuando ocurren cosas como que Donald Trump gane las elecciones. Cada miembro de la banda ejecutó su parte en su domicilio. El más llamativo era Charlie Watts, quien se suponía que tocaba la batería virtual, aunque cualquiera hubiera dicho que estaba haciendo el paripé. Al fin y al cabo, ya sonaba alguna pista enlatada como el clásico coro de la canción. 

Aun así, la polémica se centró en Keith Richards, quien rasgueaba una de sus acústicas y cantaba los coros por debajo, sin destacar especialmente. Se dice que tocó con cierta desgana, aunque después se anima. La interpretación de Mick Jagger fue brillante, quien tocó a su vez una Gibson Hummingbird para cargar la actuación de más guitarras a falta de su instrumentación habitual. Ronnie Woods, bastante animado, realizó los fraseos de la canción con la eléctrica. Usó una de las Fender Stratocaster que utiliza últimamente, quizá la misma con la que tocó el pasado 17 de febrero junto a Eric Clapton en el homenaje a Ginger Backer.

A la semana siguiente los Rolling sorprendieron a todos sus fans. Primero Keith, Mick y Ronnie anunciaron en sus perfiles de redes sociales (Charlie no tiene, ellos bromean con que es demasiado guay para ello) que habían decidido publicar como single un adelanto de su próximo disco, dada la coincidencia entre su letra y la situación actual. Antes de que acabase la tarde de aquel 23 de abril ya era un hecho. Living In A Ghost Town estaba disponible en todas las grandes plataformas virtuales, había videoclip y la preventa de copias físicas en la tienda oficial estaba activa. 

La grabación se realizó el año pasado entre Londres y Los Ángeles antes del confinamiento, pero cuesta creer que la letra no se escribiera la semana pasada. “Soy un fantasma viviendo en un pueblo fantasma (…) la vida era tan preciosa hasta que todos nos encerramos”. El sencillo ya acumula casi 3 millones y medio de reproducciones en el perfil oficial de YouTube.

Han pasado ya 58 años desde que Brian Jones tuvo que pensar in extremis el nombre de su nueva banda antes de presentarla en escena. Su elección, a partir del título de uno de los éxitos de Muddy Waters, pasaría a la historia. Hoy día siguen sorprendiéndonos con nuevo material y llenando estadios, aunque para esto último habrá que esperar un tiempo. Con esto, se hace el confinamiento más ameno. No puedes conseguir siempre lo que quieres, pero si lo intentas a veces puedes encontrar un nuevo disco de los Rolling.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído