pedro-sanchez-cadiz.jpeg
pedro-sanchez-cadiz.jpeg

En el último mes y medio tres de los principales partidos del arco parlamentario han celebrado sus congresos o asambleas generales según cada uno quiera llamarlos. El primero en afrontar su futuro orgánico y su liderazgo fue Ciudadanos, que como los buenos árbitros pasó desapercibido, algunas líneas en la prensa escrita, unos pocos minutos en los informativos de radio y televisión, y vámonos que nos vamos al cielo con ella.

Poco tiempo después, y cercano ya el Día de los Enamorados, fueron el Partido Popular y Podemos quienes pusieron en tela de juicio su futuro. No en el mismo sitio pero sí a la misma hora para disgusto de Chiquetete, Mariano Rajoy y Pablo Iglesias convocaron a sus leales y desleales a la liturgia congresual, bálsamo de aceite en la Caja Mágica y olas gigantes que os rompéis bramando en el caso de Vistalegre 2. Los populares, tan acostumbrados en los últimos años a las cajas, se movían como pecess en el agua en aquella otra Caja hasta el punto de parecer un spin-off de Buscando a Dory, como siempre con final feliz y sorteando a los tiburones de su propia corrupción.

Los de Pablo Iglesias, acostumbrados a aquello de que más cornadas da el hambre, recibieron a puerta gayola al Miura de la confrontación interna largamente sostenida en público, que es como a ellos les gusta enfrentarse, a lo largo de los últimos meses. El peor parado de los primeros lances fue sin lugar a dudas Íñigo Errejón y su cuadrilla. A las primeras de cambio el morlaco le rompió la taleguilla dejando al descubierto sus debilidades en la plaza pública y la propia Rita Maestre, mientras ejecutaba el tercio de banderillas, se vio sorprendida por la irrupción en el ruedo de un espontáneo que se llevó por delante la belleza de semejante lance taurino. Pablo salió por la puerta grande de Vistalegre mientras Íñigo no tuvo otro remedio que refugiarse en el burladero de la segunda fila del hemiciclo ante la furia de las almohadillas a la espera de una nueva oportunidad, esta vez en Las Ventas, el próximo San Isidro electoral madrileño.

Pero para completar el arco parlamentario faltaba el Partido Socialista en esta ceremonia de los Oscar congresuales. Ya están todas las nominaciones a los premios, sólo falta que comience el plazo para que los miembros de nuestra particular Academia, la militancia del partido, pueda emitir su voto en mayo para elegir al mejor actor o actriz y en junio para la mejor dirección, guion original y efectos especiales.

Por ahora se habla mucho de La Lista de Schindler, centrada en los problemas de algunas afiliaciones en agrupaciones socialistas que aparecieron olvidadas por la anterior dirección en algún cajón de Ferraz, como si del pendrive del comisario Pino se tratara. También en los últimos días se habla como favorita de La Red, con la utilización de internet en las votaciones como eje de la trama, y aparece con fuerza la candidatura de El dinero nunca duerme, con temática referida a las cuentas de las distintas candidaturas y la resistencia del equipo de Sánchez a someterlas al control del Partido y la ley de financiación de las organizaciones políticas. Sobre esta misma temática financiera destaca también la presencia entre las favoritas de Toma el dinero y corre, de los creadores de No es no y su último remake Sí es sí.

Pero lo realmente sorprendente es que una serie infantil, “Barrio Sésamo”, se haya convertido en la mayor fuente de inspiración de los guionistas de Somos Socialistas. Ocurría en el acto de Sánchez en Ourense y lo podíamos leer en su cuenta de Twiter.  Decía Sánchez: “nuestro color favorito no es el azul, ni el naranja, ni el morado, nuestro color favorito es el rojo..”, y añadía: “ ni debajo ni al lado, el sitio del PSOE está enfrente de la derecha, seremos el partido de la izquierda”. Imposible resistirse a este diálogo de Epi y Blas en clave política, lástima que los niños no voten en las primarias del PSOE, Sánchez se los llevaría de calle.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído