Mariah Carey, en pijama navideño.
Mariah Carey, en pijama navideño.

Se trata de un tema recurrente, pero nunca está mal una pequeña llamada de atención. Al igual que en los últimos años, diciembre y el fantasma de la Navidad están fagocitando a noviembre. La prueba viviente de esto circuló por Twitter y Facebook el mismo 1 de noviembre. La cantante estadounidense Mariah Carey subió un video donde se acostaba a las 23:59 del 31 de octubre después de venir de fiesta y se despertaba a las 0:00 del 1 de noviembre con una llamada de Santa Claus, un pijama navideño que apareció por generación espontánea, y totalmente descansada y repuesta para cantar. Tampoco es ninguna sorpresa que sus intereses son económicos. Seguramente nadie gana más royalties por sus canciones en Navidad que Mariah Carey. El youtuber AuronPlay ironizaba con esto aproximadamente hace un año cuando comentaba el clip navideño de Leticia Sabater. Sin embargo, si se escucha su canción es por algo.

El eclipse de noviembre se basa sobre todo en dos factores. Primero en el gran atractivo de diciembre. ¿A quién no le gustan las luces, los dulces, los regalos, la paz implícita y la fiesta en general? Nunca hubiera habido extensión de las fiestas de diciembre a noviembre si no la hubiéramos querido. Hay quien quiere navidad todos los días del año sin tener intereses económicos en ello. La industria y las grandes superficies comerciales solamente han aprovechado esta oportunidad para extender sus ventas, ofreciendo justo lo que se demanda. El más puro ejemplo de esto es el Black Friday, que al fin y al cabo solo supone adelantar las compras navideñas y aumentarlas. En segundo lugar, noviembre también es fácil de eclipsar. Se trata de un mes donde por lo general no hay garantías de que ocurra nada destacable. Es un mes plano sin ningún evento multitudinario en medio. No es época de grandes festivales, ni inicio de curso, ni vacaciones, etc.

Este año, por mala suerte, hemos estado entretenidos los 10 primeros días de noviembre con las elecciones. Acto seguido, la ola de frio nos ha recordado nuestro lugar. Estímulos y sensaciones asociadas que aceleran el proceso. En el fondo nos da igual todo y las ganas acumuladas hacen que celebremos las primeras zambombas ya. No tengo ninguna objeción al respecto, mientras seamos felices pasando el rato no tiene por qué estar mal.

Incluso habiendo eventos alternativos, no es fácil olvidarse de la navidad. Por ejemplo, este fin de semana, como todos los años, he asistido a las JEHES. Son las siglas de las Jornadas de Exposición de Holored Estelar Sevilla, la asociación más grande de fans de Star Wars de la ciudad. Aun disfrutando de la compañía de Darth Vader, era imposible olvidarse de la navidad, ya que en las puertas del centro comercial estaban las luces listas y una pista de hielo casi montada. Estoy expectante por ver que sensación me deja este fin de semana el III Festival Intramuros de Jerez, que se celebrará simultáneamente con las primeras zambombas de la temporada.

Al igual que en el ejemplo, el público del Festival Intramuros es muy distinto del asistente a las zambombas. Puede que se de un ambiente de diversidad en el centro digno de ver. No descarto que el viernes después de ver a Furia Trinidad, totalmente recomendable, me dé una vuelta para ver las ganas de Navidad. Aunque soy de los que opinan que la Navidad no se debe celebrar antes del 1 de diciembre, me veo sucumbiendo pronto, en parte porque hay quien me está pegando sus ganas.

Mi razón principal para no querer Navidad antes del 1 de diciembre es que temo que se convierta en rutina, y por lo tanto deje de ser especial. Por eso, algo que valoro positivamente es que el Ayuntamiento de Jerez y el de Sevilla no enciendan sus alumbrados hasta el 29 de este mes. Sin embargo, por las mismas razones, no comparto la presentación tan temprana que ha hecho el Ayuntamiento de los Reyes Magos de este año.

Hablando de Reyes Magos, no entiendo a los detractores de que una mujer pueda ser rey mago de la cabalgata. Se que es un debate que lleva años sobre la mesa, sobre todo desde la famosa cabalgata de Manuela Carmena. Hay quien dice que el niño se puede dar cuenta y le puede estropear la ilusión, pero a mi me parecen milongas retrógradas. Más preocupante me parece a mí que en la televisión haya una versión diferente en cada programa sobre el origen de Papá Noel y los Reyes Magos. Si de verdad partimos de la hipótesis de que los niños se dan cuenta de esas cosas, es infinitamente peor que vean 500 versiones contradictorias en la tele. Y como el niño sea un genio, a ver que le respondes a la pregunta de cómo el mismo señor lleva vivo más de 2000 años. Aparte ¿Qué lógica tiene preocuparse de si quien está pintado de betún o lleva barba postiza es hombre o mujer? Sea quien sea se va a notar que es falso, sobre todo con el betún. Lo del betún ya me saca de quicio. Por no decir que se está suponiendo de partida que el niño tiene el suficiente intelecto, la suficiente vista y que está pendiente del rey en vez de coger caramelos. Venga ya.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído