Otro ministro de paseo en Jerez

Como vino Maroto en Semana Santa ha llegado Planas a las puertas del verano: diciendo lo que ya sabemos y sin aportar nada nuevo

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

El ministro Planas, en el centro de la imagen, escoltado por cargos públicos socialistas durante su llegada al Ayuntamiento de Jerez.
El ministro Planas, en el centro de la imagen, escoltado por cargos públicos socialistas durante su llegada al Ayuntamiento de Jerez. MANU GARCÍA

Como vino Reyes Maroto, titular de Industria, Comercio y Turismo, la pasada Semana Santa ha llegado este tórrido final de primavera el ministro de Agricultura Luis Planas a Jerez. Sin nada bajo el brazo, sin un titular ilusionante que llevarse a la boca el cronista de turno. Muchas fotos y cero proyectos e inversiones para este castigado rincón del sur de España. El resumen de esta nueva visita institucional a la ciudad vuelve a quedarse en nada, después del paseíllo, la firma en el libro de honor de la ciudad, el saludo y la excursión a la prestigiosa Yeguada del Hierro del Bocado.

La visita de un ministro del Gobierno a una ciudad de provincias tiene un punto solemne que antes solía acompañarse de algún anuncio oficial, ya fuese la construcción de un pantano o la colocación de la primera piedra de algún proyecto de ciudad. La costumbre en esta época, sean del signo político que sean, es dar aliento al compañero de partido antes que a la ciudad que le recibe con los brazos abiertos, ansiosa de buenas nuevas. Pero llegan y se van como vinieron, levantando polvareda como la expedición de Mr. Marshall a su paso por Villar del Río.

El recorrido de Planas por la ciudad tiene mucho que ver con la buena salud de la que goza la alcaldesa Mamen Sánchez en este actual PSOE de Pedro Sánchez, pero sirve de poco para impulsar los déficits crónicos que arrastra la ciudad, precisamente desde que a finales de los 80, principios de los 90, algún ministro de Industria o Agricultura socialista decidiera, que tras la brutal reconversión bodeguera, Jerez no merecía un plan de reindustrialización a la altura de esa devastación laboral que aún colea en la comarca.

MINISTRO AGRICULTURA Y PESCA EN JEREZ 21
Planas, antes de intervenir ante los medios en la recepción oficial en el Ayuntamiento de Jerez.   MANU GARCÍA

Planas ha venido a decir lo que ya sabíamos, que el viñedo jerezano podría ser la Toscana de España, que el jerez aún puede dar más (a finales del XIX representaba el 20% de las exportaciones nacionales; no es casual que Hacienda tenga delegación en Jerez o que aquí tuviese sede el Banco de España), y que ojalá lleguen pronto los fondos europeos a España, pero no ha dicho nada de lo que no sabemos, cuándo habrá inversiones reales, contantes y sonantes, del Gobierno de España en una región con paro crónico, con las mayores tasas de pobreza de la zona Euro.

¿Qué tal si hubiese anunciado fondos para el Centro Tecnológico del Vino o para relanzar el Centro Tecnológico Agroindustrial? 

Tampoco ha profundizado en el verdadero cambio que necesita la Política Agraria Común (PAC). La PAC riega al campo español, especialmente a los grandes terratenientes, con 4.800 millones anuales en pagos directos. De estos, los derechos del pago básico se reparten casi 2.800 millones. La desigualdad es tal en esta distribución del maná europeo que de un total de 644.251 beneficiarios en 2019, solo 2.808 reciben más de 60.000 euros. Esto equivale a que un 0,43% de los receptores de los fondos, que controlan el 8,6% de la superficie, perciben el 10,5% de los pagos (290 millones). Para ilustrar esta cuestión, entre los 20 municipios españoles con más ayudas por la PAC están en cabeza de lista Sevilla (34,5 millones para 287 beneficiarios), Madrid (19,9 millones para 199 beneficiarios), Córdoba (17,8 millones para 174 beneficiarios), Jerez (11,3 millones para 102 receptores de ayudas), y Albacete (6,4 millones para 54 beneficiarios).

Jerez es el cuarto municipio que más ayudas recibe, pero está claro que no van a la generación de empleo ni a poner la agroindustria en marcha como principal motor económico de la zona. Las cifras son alarmantes. Hace falta inversión pública en esta ciudad, no fotos. ¿Qué tal si hubiese anunciado fondos para el Centro Tecnológico del Vino o para relanzar el Parque Científico y Tecnológico Agroindustrial? ¿Ningún asesor cayó en eso?

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído