La nueva ley de memoria democrática, ¿una oportunidad o una sutil trampa?

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

memoria_historica-9.jpg
memoria_historica-9.jpg

La Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez ha expresado su satisfacción por la reciente aprobación en el Parlamento de la nueva Ley, pero también ha criticado la exasperante lentitud de la Junta y del Ayuntamiento de Jerez en sacar adelante medidas concretas que avancen en este ámbito.

El historiador José Luis Gutiérrez ya expresó claramente en lavozdelsur.es cuáles son las virtudes y los defectos de esta nueva Ley de Memoria Democrática de Andalucía, diciendo esto a modo de conclusión: "Espero equivocarme y no tener que pertenecer al coro de lamentaciones que se elevaran cuando una administración decida dejar sin presupuesto, no responder a las peticiones memorialistas y ejercer el poder sancionador que le otorga esta ley. Aunque, si llega el caso, no me cabe la menor duda que, como en aquellos ya lejanos años, habrá quienes luchen para que el genocidio español no quede definitivamente impune”.

La Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez ha expresado su satisfacción por la reciente aprobación en el Parlamento Andaluz de la nueva Ley de memoria histórica, pero también ha criticado la exasperante lentitud de la Junta y del Ayuntamiento de Jerez en sacar adelante medidas concretas que avancen en este ámbito.

Ha expresado su satisfacción porque la nueva ley incluye aspectos positivos como la entrada de la memoria democrática, la historia de la guerra civil y de la represión franquista en los currículos escolares (artº 47); el reconocimiento jurídico pleno de las entidades memorialistas (artº 4.d, artº 38 y 39); la obligación de la Junta de Andalucía de elaborar un censo de víctimas de la represión (artº 6); la especial atención que los medios públicos de comunicación han de prestar a la emoria democrática (artº 48); el papel activo que se atribuye a los ayuntamientos en materia de memoria democrática (artº 49); el plazo máximo de 12 meses para la retirada de todo tipo de símbolos franquistas de la vía pública (Disposición adicional segunda); la creación de un Instituto de la Memoria Democrática (artº 45); la creación de órganos como el Consejo de la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía (artº 40); y la creación del grupo de trabajo o comisión independiente (artº 41) -o comisión de la Verdad de Andalucía-.

Pero la plataforma considera también que hay varios aspectos negativos de esta ley: 1º) que llega 40 años tarde; 2º) que no parece tener el suficiente respaldo económico presupuestario para llevarse a cabo con la celeridad e intensidad que el caso requiere; 3º) que coloca la cuestión de la memoria histórica bajo la competencia de la Consejería de Cultura, cuando la cuestión afecta más de lleno y de forma clara a las Consejerías de Presidencia, Gobernación y Justicia; 4º) que concede poderes cuasiomnipotentes a la administración en desfavor de la acción democrática de la ciudadanía en este ámbito; 5º) que en ocasiones cae en un tono desiderativo, como en la Disposición adicional cuarta, al “instar” al Gobierno central acerca del reconocimiento y restitución personal como consecuencia de la ilegitimidad de los tribunales y otros órganos del franquismo que impusieron todo tipo de penas y castigos a los andaluces y andaluzas que lucharon por la libertad.

La Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez ha denunciado una vez más la exasperante lentitud del Ayuntamiento de Jerez en poner en marcha la Oficina de Memoria Democrática, así como el incumplimiento flagrante del acuerdo de julio de 2015 por el que se procedería a derogar los honores y distinciones -concedidos por el Ayuntamiento durante el período de la dictadura- de los que aún disfrutan personajes del franquismo. Como respuesta a esa sospechosa lentitud o dejación de funciones, ha anunciado que en breve pondrá en marcha por su cuenta una OFICINA LOCAL DE MEMORIA HISTÓRICA Y DEMOCRÁTICA DE JEREZ, para cubrir el servicio público que el Ayuntamiento de Jerez rechaza poner en marcha a pesar de sus promesas.

Y ha añadido: “El Ayuntamiento de Jerez tiene que activar inmediatamente un plan de retirada de la simbología franquista que aún subsiste en las calles de Jerez (como los escudos franquistas de la fachada de la Escuela de Arte en Porvera, o como los generales franquistas que todavía están al pie de la estatua de Primo de Rivera en la plaza del Arenal), tiene que cumplir con su compromiso de colocar una placa en el salón de plenos con los nombres del alcalde de Jerez y concejales asesinados en el verano de 1936, tiene que levantar un monumento en un lugar céntrico a las víctimas del franquismo, etcétera. La inactividad del Ayuntamiento de Jerez en materia de memoria democrática es intolerable”.

La Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez ha expresado su apoyo a los actos que se preparan para el aniversario de la proclamación de la IIª República, ha agradecido la buena acogida por parte del profesorado de su petición de cambiar el nombre al colegio público ahora denominado José María Pemán y ha anunciado que ya prepara las próximas jornadas de memoria histórica en Jerez para la primavera de 2018.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído