camilo.jpg
camilo.jpg

Horeca y luego Ciudadanos han planteado la idea de regular a los músicos callejeros de Jerez estableciendo unos baremos mínimos de calidad a la vez que se fijarían horarios y sitios disponibles. 

Horeca y luego Ciudadanos han planteado la idea de regular a los músicos callejeros de Jerez estableciendo unos baremos mínimos de calidad a la vez que se fijarían horarios y sitios disponibles. En otras ciudades se han llevado a cabo iniciativas similares con resultados que han ido poco más allá de la anécdota: simplemente se da el caso de que hay músicos callejeros con carné y otros, los más, sin carné. Además de cuestionar de antemano qué tipo de personas estarían/están dispuestas a formar parte de un ‘tribunal’ de estas características (junto al pobre delegado de Cultura de turno, que ese no se libra, seguro), hay que tener en cuenta que una parte significativa de los músicos callejeros son itinerantes, es decir, precisamente se valen de la música para recorrer mundo, no son residentes. ¿Qué hacer con ellos? ¿Un carné habilitador de carácter autonómico? Y en general… ¿habría que delegar la aplicación de la normativa en una Policía Local que está en otra cosa, exactamente en la necesidad de dotarse de chalecos antibalas? Se trata de un caso más de la afición de los países mediterráneos a reglar, legislar y, en última instancia, repartir carnés acerca de todo lo que se mueve, total, para que luego todo el mundo procure hacer lo que le dé la gana, eso sí, ‘blandiendo’ sus derechos, nos ha ‘jodío’ mayo…

Otra cosa es que se puedan facilitar acuerdos entre restaurantes y terrazas con algunos de los músicos, que se cierren contratos que permitan actuaciones con todas las de la ley, con precio cerrado, actuaciones en las que los músicos desarrollen sus capacidades de forma relajada, sin estar pendiente de la esplendidez o cicatería del personal. Eso sí es una buena idea. Al que no lo vea, y que no se enfade nadie pero no hay más que recordar el incordio que por este motivo a veces supone sentarse en una terraza del centro, siempre se le puede recordar el viejo dicho, mejor aguantar una mosca (y más si tú la has elegido) que ciento…   

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído