captura_de_pantalla_2016-05-07_a_las_10.22.01.png
captura_de_pantalla_2016-05-07_a_las_10.22.01.png

Esta flor a la que Garzón ha preguntado era una flor artificial o al menos eso me parece a mí a tenor de la escasa participación de militantes y simpatizantes de su organización, poco más de una cuarta parte del total. 

Ayer, mientras leía sobre el desarrollo y los resultados de la consulta de Izquierda Unida a sus bases sobre la posible coalición electoral con Podemos, no podía por menos que tararear esa especie de canción naif que Alejandro Sanz escribiera hace unos años y que en su estrofa final venía a decir: “Qué extraño es esto del amor, ¿porqué preguntan a una flor? Bajo la lluvia y bajo el sol, la margarita dijo no” . Me resultaba imposible escapar de ese terrible estribillo que se había infiltrado en lo más profundo de mi inconsciente y que en su interpretación más literal no era sino la negación de la felicidad a la que todos aspiramos alguna vez en nuestras vidas a través del sentimiento amoroso.

Pero esta flor a la que Garzón ha preguntado era una flor artificial o al menos eso me parece a mí a tenor de la escasa participación de militantes y simpatizantes de su organización, poco más de una cuarta parte del total. Es verdad que la inmensa mayoría de los que han participado en la petición de mano de Iglesias se han mostrado conformes con institucionalizar electoralmente la relación. Ante la escasa participación me preguntaba yo qué dirían ahora los del megáfono morado que se habían ensañado con la consulta de los socialistas a pesar de que había tenido una participación de más de la mitad de la militancia.

Para quienes dudaban de la sinceridad de la petición de Iglesias la encuesta del CIS sobre intención de voto conocida esta semana ha venido a despejar todas sus dudas y a confirmar la tesis de que la petición de Iglesias no tiene otro objetivo que aminorar la hemorragia electoral con el torniquete de Garzón sobre el que mantengo la teoría, desde la aparición de Podemos en el escenario político nacional, que cada noche lloraba en la intimidad de su habitación maldiciendo el momento en que dijo sí a Cayo Lara para integrarse en la lista de IU por Málaga en la X Legislatura y convertirse en el niño precoz de la izquierda española, porque, a decir verdad, él siempre fue genéticamente un potencial “Iglesias” y un posible “Errejón”, y todo ello al mismo tiempo.

A propósito de Iglesias me resultó totalmente imposible evitar la asociación mental al leer la entrevista que publica El País con Frank Miller, el autor de El Caballero Oscuro, quien afirma que Batman está siempre de mala leche y que el superhéroe no es más que el héroe clásico al que hemos vestido con un traje ajustado y le hemos dado poderes. Continuaba Miller asegurando que la HIbris, la falla fatal, el deseo de transgredir los límites y el orgullo castigado, existen tanto en el superhéroe como en las personas normales. Esto último podría explicar en parte la simbiosis electoral entre Iglesias y su electorado allá por la ya lejana fecha del 20D y el resultado obtenido entonces por Podemos.

Pero dejemos hasta más ver estas bodas que fueron famosas del Pingajo y la Fandanga que por el bien de la izquierda espero que no deriven en enfrentamiento de “capuletos y montescos” como ocurriera en Romeo y Julieta.

Y entre tanto amorío electoral sólo un pequeño inciso sin ánimo de estropear lunas de miel que pudieran ser como la piel del oso, no venderla antes de cazarlo. Y es para referirme al anuncio del Partido Popular que ha anunciado la penúltima, por ahora, maquinación maquiavélica de Arriola, el bien pagao. Dicen los populares ahora que Rajoy sólo acudirá a los debates “a cuatro”, las vueltas que da la vida, y que sólo lo hará en terreno neutral. Si lo primero resulta sorprendente, lo segundo alcanza lo maravilloso, porque el único terreno neutral que yo conozco en el entorno más cercano es Suiza. Debe ser que es en el país helvético donde los populares se sienten más a gusto por aquello de que la cabra tira al monte.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído