Luismi-217x300
Luismi-217x300

Luis Miguel Garrido, miembro de Podemos en Jerez

Es evidente que Don Pedro, autor de la famosa frase, sabía muy bien lo que decía, y por ello salió airoso del trance en el que se vio envuelto. Aquello sirvió para demostrar que nuestro sistema judicial está podrido, lleno de mentiras y manejado a su antojo por una serie de personajes corruptos de diferente índole: políticos, jueces, empresarios, funcionarios... Además, aquella pantomima también sirvió para dar más fama a Pacheco entre los ignorantes que lo adoraban y para él autolegitimarse en todo lo que hacía.

Ya conocíamos los jerezanos cómo se las gastaba el abogado procedente de la clase humilde de la ciudad, que alcanzó su primera victoria electoral en 1979 con el Partido Andalucista y que luego se mantuvo en el poder fundando otros partidos a su medida, PAP, PSA y Foro Ciudadano, para que nadie pudiera toserle siquiera. Lo que da cuenta de la calaña de este pobre harto de pan.

Sus excesos comenzaron pronto, dando trabajo a cambio de votos y desarrollando el pelotazo urbanístico disfrazado de amor a su ciudad, lo que llevó a Jerez al nivel de endeudamiento que hoy tenemos. Bien es cierto que sus sucesoras en la alcaldía no lo han hecho mejor ni con diferente estilo, pero eso no sólo no disculpa a Pacheco, sino que reafirma la idea de que la corrupción política es ya algo institucionalizado, un problema sistémico y de dimensiones descomunales. Pero lo peor es que la enfermedad afecta ya a casi todos los niveles de la sociedad, como los partidos políticos, los grandes empresarios, jueces, funcionarios de alto rango, banqueros y grupos de inversión. Además, a la vista de la reacción de una parte de la sociedad jerezana, también ha alcanzado a los votantes, responsables finales de perpetuar en su sillón a los corruptos, a cambio de un trabajo a dedo y de no tener memoria histórica.

Tras el anuncio de la sentencia de cárcel de 5 años y medio para Don Pedro, muchas han sido las opiniones vertidas en público... que si no se lo merece o tal vez sí, que si al final no irá a la cárcel o tal vez sí, que si hizo cosas peores o tal vez no, que si se han ensañado con él, que si tomará represalias tirando de la manta, que si vamos a recoger firmas para pedir su indulto, etcétera. Como los jerezanos somos muy dados a las “grandes hazañas” y a los golpes de pecho, este caso no iba a ser menos. Siempre hemos sido capaces de encumbrar a cualquiera por el simple hecho de ser paisano y partirnos la cara por él o ella, pero también hemos sido capaces de hundirlo por un error cometido y eso a pesar de sus muchos éxitos. Por ello, reconozco que me ha sorprendido que una importante parte de los jerezanos haya reaccionado con una encendida defensa del corrupto ya vencido. En los bares, en la calle y en los medios de comunicación, se ha defendido a Pacheco como “el único que de verdad ha hecho algo por Jerez y por sus paisanos”.

Por todo esto, vuelvo a reafirmarme en mi idea de que una parte importante de los jerezanos, no se mueve por su ideología a la hora de votar, sino por una mezcla entre el estado de sus bolsillos, su analfabetismo político y la fama del que se presenta a alcalde. Es difícil criticar ésto cuando se sabe que es debido a una única razón: la falta de memoria histórica y la falta de identidad como miembros de un gran grupo, el de los jerezanos. Dos aspectos que los políticos profesionales han aprovechado desde el 78 para hacer y deshacer a su antojo, llevando al municipio a una deuda ilegítima que, de seguir en este estado de pasividad, terminaremos pagando entre todos con los años, muchos años.

Resolver el problema no resultará fácil, pues reeducar a los jerezanos costará lo suyo, aunque al fin parece que algo ha empezado a removerse en sus entrañas y ya se oyen tertulias políticas dispersas en las calles, donde antes todo era fútbol y famoseo. El sentimiento de que el cambio es posible, crece cada día y eso sólo puede beneficiarnos.

¡Ánimo paisanos, que sí se puede!

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído