la_habitacion_246_foto_de_carlos_alberto_cabrera_ok.jpg
la_habitacion_246_foto_de_carlos_alberto_cabrera_ok.jpg

"La habitación 246 del Hotel Reina Cristina es un tesoro histórico, pues fue pieza clave durante conflictos bélicos como la II Guerra Mundial, por ejemplo".

Hay una habitación en Algeciras que esconde una apasionante historia de intrigas, secretos y espías. La habitación 246 del Hotel Reina Cristina es un tesoro histórico, pues fue pieza clave durante conflictos bélicos como la II Guerra Mundial, por ejemplo. Con una vista excepcional del Estrecho, algo que conserva en la actualidad a pesar de que los nuevos tiempos han colocado edificios modernos en su campo de visión, el hotel está situado en un punto estratégico, hasta el punto de que tanto personal diplomático como espías de los distintos bandos que existen en toda guerra, lo frecuentaban y utilizaban.

Las paredes de la habitación 246, algo que conocen y saben contar excepcionalmente desde Artemisa, firma dedicada a la gestión e interpretación del patrimonio natural y cultural de Algeciras, eran el lugar elegido para controlar el tráfico de barcos y movimientos militares que tenían Gibraltar como foco de atención. En concreto, en su baño, a modo de cuarto oscuro, se revelan las fotografías que luego los espías pasaban para informar de los movimientos del adversario.

El Reina Cristina tiene una historia apasionante detrás, con túneles subterráneos que conectaban sus dependencias con la zona portuaria actual.

El Reina Cristina, que se hizo realidad gracias a Sir Alexander Henderson, tiene una historia apasionante detrás, con túneles subterráneos que conectaban sus dependencias con la zona portuaria actual, antiguamente una playa privada donde se daban cita numerosas personalidades alojadas en un hotel donde estuvieron desde Ava Gadner, Arthur Conan Doyle y Orson Welles, pasando por ilustres y añorados poetas andaluces como Federico García Lorca. 

Tanto el citado hotel, como el Parque del Centenario, un entorno natural envidiable con unas vistas a la bahía algecireña que cuenta con numerosos búnkeres y el recuerdo a una antigua torre mirador, lo que demuestra su privilegiada posición geostratégica, son auténticas joyas, desafortunadamente casi desconocidas para el gran público. 

En mi caso particular, no había oído hablar de ellos hasta que tuve conocimiento de la Ruta de los Espías organizada por Artemisa, una cita muy recomendable para los amantes de la naturaleza, el patrimonio y la Historia.  Hasta las mitológicas Torres de Hércules pueden disfrutarse gracias a la interesante propuesta de Artemisa, liderada por Silvia Prado. Toda una experiencia. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído