.-Hola buenos días Aldia, ¿cansada?

.- Un poco, pero me duelen los pies con tanta piedra en la playa.

.- ¿Me creerías si te digo que las playas antes del cambio eran de arena fina?

.- Otra vez te tengo que preguntar. Voy de sorpresa en sorpresa.

.- En realidad he exagerado un poco. Hoy en día hay playas con arena, aunque pocas, ya que el mar invadió la mayoría. Las que tienen arena son artificales porque se ha extraído la arena del fondo y se ha vertido en el nuevo borde costero. Aunque antes del cambio empezaron a desaparecer por la ambición humana. Los decenas de miles de edificios, de construcciones en general, necesitaban millones de toneladas de cemento y arena, que era muy barata. Hoy en día hay materiales mejores que el cemento. Además, en la época en que se implató la ley universal de sostenibilidad se prohibió su fabricación porque emitía muchísimo CO2.

.- ¿Cuando fue esa ley?

.- Más tarde, ahora desayuna porque tienes hoy presencia en el colegio.

.- Cierto, hoy me toca. Qué pena que sea dos veces al mes, me gustaría ir más.

.- Ya cielo, pero hoy es innecesario estar presente para aprender. Se hacen estos encuentros mensuales para que os relacionéiscon los compañeros de curso. Esta iniciativa ya es antigua. Así se ahorra en desplazamientos, aire acondicionado, etc.

.- ¿Ya estás de vuelta?

.- Bueno papi, he estado casi toda la mañana en el cole. ¡Que pena que no podamos estar mas tiempo allí!

.- Ya corazón, pero así es la vida. Debemos estar contentos porque lo peor ha pasado. Como ya te dije, la estupidez y la ambición de los poderosos nos llevaron a lo que te he estado contado estos días. Hoy en día se vive mejor pero se consume y se gasta menos, ya casi no hay diferencia entre países, aunque siguen existiendo pobres, no extrema pobreza, pero no por compasión de los más ricos sino por pura necesidad y porque el sistema cambió, ya que todo se vino abajo.

.- Lo siento papi, pero no entiendo lo que quieres decirme.

.- Veamos, cómo te lo cuento de una forma sencilla... Ya te expliqué lo del incremento de la temperatura y su consecuencia de subida del nivel del mar.

.- Sí.

.- Pero no sólo fue la subida del nivel del mar lo único que ocurrió. Se derritieron los grandes glaciares. En América Latina, toda la cordillera andina se quedó sin hielo poco a poco, lo que provocó que finalmente todas las ciudades de la zona del Pacífico se quedaran sin agua dulce. Millones de personas de la costa chilena, peruana y de Ecuador no tenían agua dulce y para la agricultura tampoco, provocando una emigración inmensa hacia el interior, bien hacia la selva amazónica o hacia la Pampa, según el país. En ese camino cruzando la cordillera andina se quedó más de la mitad de la población costera. Sobrevivieron los habitantes andinos acostumbrados por siglos de adaptación a un medio muy hostil.

En el delta del Ganges donde millones de personas bebían y regaban de los hielos del Himalaya se quedaron sin agua dulce también y encima el mar los desplazó al interior. El mar penetró mas de 70 kilómetros al interior, lo que provocó la mayor emigración que este planeta conoció nunca. Los graneros mundiales de arroz y maíz se perdieron. Eso ocasionó hambrunas nunca antes conocidas. Como eran tantas las necesidades, tantos los países y tantas millones de personas que necesitaban ayuda, los países ricos no pudieron colaborar y los dejaron a su suerte.

.- Pero los países ricos podían darles aunque fuera algo, ¿no?

.- Ya te dije que al principio fue así, pero ten en cuenta que esos mismos países también tenían que protegerse y paliar los daños. A comienzos del XXI se gastó, sólo en Europa, más de 120.000 millones de euros en paliar los efectos del cambio.

.- ¿Qué efectos?

.- Sequía por un lado e inundaciones por otro. Se daba el caso de que en un mismo país había regiones inundadas y otras con sequías e incendios. Muchas compañías aseguradoras quebraron o dejaron de asegurar, con lo que quebraron también, arrastrando en muchos casos a los bancos que eran los dueños. Solamente los países del primer mundo pudieron hacer frente al problema de la invasión marina y no siempre con éxito. Muchas ciudades emblemáticas e históricas se perdieron como ya te comenté.

.- ¡Qué horror, papi. Siento miedo.

.- Tranquila hija que eso ya pasó.

.- ¿Te acuerdas de lo que te dije de la guerra ambiental? Pues esa parte del mundo fue la peor, ya que India y Pakistán. que siempre habían estado enfrentados, se vieron envueltos en una guerra porque ninguno de los dos quería acoger a los millones de desplazados que huían del mar.

.- ¿Tantas personas había allí?

.- Hija estamos hablando de la mayor concentración de seres humanos del planeta. Para que te hagas una idea, en una extesión de más de 100.000 kilómetros cuadrados habitaban 145 millones de personas. Es como si metieras a todas esas personas en una extensión casi como Andalucía y Extremadura.

Esos millones de personas se tuvieron que ir, provocando la mayor masacre que se recuerda. Los desgraciados huyendo de la invasión del mar sólo tenían que ir hacia el norte de su propio país o hacia la India por el oeste, que los rechazaba, o hacia el Este que también. Por si fuera poco se unió la rivalidad religiosa, gestada desde la independencia de la India.

Sin embargo en el caso de China no hubo guerra, pero sí enfrentamientos internos muy duros con muchas bajas porque todos los desplazados eran del mismo país. Más de 100 millones de personas se tuvieron que retirar del delta del río Yangtsé. Las tensiones y los enfrentamientos fueron enormes.

Como ya te digo aquello fue de horror. Se veía venir desde mucho antes, pero los gobiernos mundiales no hicieron nada por evitarlo. Todo esto es para justificarte un poco el por qué de las guerras ambientales, porque en realidad no fue sólo una, sino varias, pero todas en la misma época. Hay una enseñanza que quiero que tengas en cuenta en tu vida. Las cosas no ocurren espontáneamente, aunque así lo parezca, sino que se van forjando poco a poco, imperceptiblemente, hasta que finalmente pasa lo que sea, dando la sensación de que ocurre sin causa aparente. ¿me explico?

.- Humm, no te entiendo.

.- Verás, te lo explico y acabarás entendiendo lo que quiero que comprendas. Cuando estudies historia más a fondo verás que desde siempre el hombre ha luchado contra otros hombres, los países contra otros países. Durante siglos y siglos siempre fue así. El sentido de la cooperación y ayuda mutua no existía, el hombre era muy competitivo y la mujer nunca tuvo papel dirigente alguno, excepto en la civilización minoica y hoy en día.

.- ¿Mino... qué?

.- ¡Minoica, Aldia! Minoica. Fue una civilización que hubo en la isla de Creta hace unos 5.000 años donde la mujer era la sacerdotisa suprema y era la que mandaba.

.- ¡Como ahora!

.- Sí, bueno pero con matices claro, porque han pasado muchos años. Bueno, como veo que estás asustada, lo vamos a dejar por hoy. Recuerda que aquello ya pasó y que finalmente aprendimos la lección aunque a un coste altísimo.

José Abeledo. Presidente de la asociación para la Defensa de la Naturaleza y el Medio Ambiente Itaca.



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído