Una sombrilla abandonada en una playa andaluza, en una imagen reciente. FOTO: IVÁN CASERO
Una sombrilla abandonada en una playa andaluza, en una imagen reciente. FOTO: IVÁN CASERO

Creo que nuestras playas no salen en películas porque no están suficientemente limpias. La mascarilla que sale volando, la bolsa de excrementos del perro olvidada, la de patatas fritas con su lata de bebida energética dentro, el bote de protección solar ya gastado, bastoncillos de los oídos, la botellita de agua, curioso el palo clavado y sin sombrilla olvidado cabecera de este artículo, la chancla rota, el cono lleno de colillas, el minitetrabrick, el paquete de tabaco vacío, la cañita o pajita, el flotador pinchado, el pañal —no responsabilicemos al niño—, somos tantos que cualquier olvido, hace que la basura llame a la basura. Y, por si fuera poco, el mar en su subida y bajada de marea, devuelve a la tierra parte de nuestros residuos arrojados sin control.

¿Y si un día todos fuéramos a la playa a limpiarla, con ese simple objeto, para que el resto de días del año pudiéramos disfrutarla sin complejos? ¿Pagaremos a pescadores por limpiar nuestros mares, para poder disfrutar de limpias playas? Nuestros niños y nietos han de jugar con castillos de arena, y está claro que la mejor manera de limpiar es la de no ensuciar.

Una pinza larga cuesta dos euros, sin necesidad de tocar la basura, sin riesgo covid y otros, permite andar y recoger al paso esos olvidos, aportando nuestro granito de arena. Al principio, las personas miran con asombro, ahora colaboran de manera anónima, pues no olvidemos que la playa es de todos, nuestro deber es conservarla. Y al que tenga conductas incívicas, la sanción no puede hacerse esperar.

Es curioso, mientras más paseos por la playa con mi pinza doy, menos basura encuentro. Genera gran satisfacción un día de playa sin basura, culminada con una instantánea de puesta de sol. En Alemania, eres responsable civil del trozo de acerado delante de tu casa —véase caídas en caso de placas de hielo por no adicionar sal—, si adaptáramos esa filosofía al vecindario, con un reconocimiento público anual por localidad, afianzaría esta iniciativa. ¿Concibes ir a un chiringuito, en el que playa y aparcamientos estén sucios? Turismo también se ha de preocupar de esto.

En California un vecino si ve que arrojas basura indebidamente en un espacio público, te denuncia, pues asume que no se puede pagar impuestos para corregir tus incívicas acciones. Ver a esas cuadrillas, con apoyo de medios mecánicos, contratadas por Ayuntamientos, limpiando todos los restos, no es una imagen de una sociedad desarrollada, que se quiere destacar como diferente y singular en este todavía mundo globalizado. Hay mucho que educar en base a responsabilidad.

Separar los microplásticos —menos de 5 mm, nuestro cuerpo humano ya empieza a asimilarlos sin tener claridad en las consecuencias que nos producen— y las fibras sintéticas de textiles de los granos de arena, es un reto sin igual al que nos estamos empezando a plantear enfrentarnos, cambiemos el ojo que no ve, corazón que no siente. ¿Cuál será la primera arena de playa sin microplásticos?. 

Los paseos por la orilla, en busca de conchas —la todavía necesaria limpieza mecánica no es selectiva— con el deseado premio de caracola o estrella de mar, se han olvidado. Recuperemos esos detalles recordados, pues nuestra sociedad no puede ni debe renunciar a esas cosas por las que merece la pena vivir.

Iván Casero es ingeniero de Montes


Fuente https://www.periodicodeibiza.es/pitiusas/ibiza/2019/12/14/1128163/sant-josep-prueba-proyecto-piloto-para-retirada-microplasticos-playas.html

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/biodiversa/2019/10/17/microplasticos-invaden-dunas-playas-gallegas/0003_201910G17P33994.htm

https://noticiasdelaciencia.com/art/34967/el-68-de-los-microplasticos-encontrados-en-playas-son-poliestireno

https://www.ecoticias.com/residuos-reciclaje/204272/microplasticos-estan-tejidos-cuerpo-humano

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído