Moreno Bonilla, durante una intervención. FOTO: Junta
Moreno Bonilla, durante una intervención. FOTO: Junta

Estimado presidente:

Estamos muy preocupados por la situación que se está produciendo por esta pandemia sanitaria y los enormes retos que tenemos por delante. Sin duda van a ser meses en los que debemos dar lo mejor de nosotros mismos, actuar unidos, pensar en las soluciones que necesita Andalucía, inmediatas, pero también a largo plazo.

En toda esta amalgama de malas noticias, algunos factores contribuyen. Así, la buena situación y disposición de las instituciones europeas han permitido que, por primera vez en la historia de manera rápida y coordinada, se hayan dispuesto una importante cantidad de fondos que van a estar disponibles en breve para afrontar la recuperación de esta grave crisis sanitaria, económica y social en la que ya estamos inmersos.

Los llamados Fondos Next Generation que la UE va a destinar a la recuperación en los próximos años tienen un carácter, como han definido desde el inicio, muy finalista. Son recursos destinados a proyectos que permitan salir de esta crisis reforzados y mirando a los otros grandes retos que ya teníamos antes de 2020: la sostenibilidad, el cambio climático, la salud, las energías limpias, el despoblamiento…

Son fondos que se van a asignar a proyectos, no a territorios. Esta importante diferencia nos parece que hay que recalcarla y tenerla presente siempre. Por eso no debemos alimentar debates sobre “pedir dinero para Andalucía” que en si mismo son falsos y confunden a la población, distrayendo la atención, provocando conflictos estériles e innecesarios, poniendo el foco en algo que no resulta útil para nadie, nada más que para la refriega partidista.

Conocidos los criterios básicos de los fondos europeos, lo que necesitamos, desde ahora mismo es ponernos a trabajar en proyectos útiles, necesarios, solventes, sostenibles, que contribuyan al mejor futuro posible para las siguientes generaciones de andaluces. En lo que debemos centrarnos es en diseñar proyectos, construir alianzas, construir sinergias que aprovechen nuestras capacidades y ventajas para, en un proceso de concurrencia competitiva seamos capaces de captar la mayor cantidad de fondos europeos posibles. Es el momento de movilizar y hacer partícipes a todos los agentes sociales (empresas, asociaciones, cooperativas, universidades, centros de investigación, sindicatos, consumidores), de todo aquel que pueda aportar para Andalucía, es hora de implicarlos en el proceso reforzando la confianza y el compromiso con claras políticas de transparencia. Ese debe ser el reto.

Tenemos importantes áreas que pueden ser ahora una oportunidad: Proyectos de economía circular vinculado al modelo agrario, como por ejemplo solventar el cuello de botella que es hoy el alpeorujo y los subproductos de la almazara y el olivar en Andalucía. Mejorar la sostenibilidad y eficiencia de nuestras cientos de almazaras, aplicar energías renovables en el medio rural, para la población, para riego, para la industria. Implementar nuevos sistemas de eficiencia en las canalizaciones y sistemas de riego. Aplicar técnicas innovadoras en procedimientos agrícolas, industriales, de distribución, de almacenamiento. Tenemos un importante reto señor presidente en la calidad de nuestras aguas, protegiendo nuestras cuencas hidrográficas ante la pérdida de suelo fértil y la contaminación difusa. Pongamos en marcha proyectos que permitan depurar aguas, optimizar su uso. Hagamos de la producción energética sostenible un motor económico, pasando a ser demandantes netos de energía a exportadores. Actualicemos nuestros sistemas de telecomunicaciones para mejorar el funcionamiento de la administración pública en el medio rural, para mejorar la calidad de los servicios esenciales en los pequeños pueblos, para posibilitar el desarrollo de proyectos privados en espacios alejados de los grandes núcleos urbanos. Renovemos la gestión natural y forestal dotando a nuestros espacios naturales protegidos una visión de futuro en su gestión, en la política ecoturística.

Son muchas las posibilidades, porque son muchas las oportunidades que tenemos ante nosotros. Son áreas de mejora que es el momento de abordar. No va a llegar más dinero a Andalucía porque lo repitamos más veces en las tribunas y ante los micros. No va a mejorar Andalucía solo a base de reivindicaciones si no van acompañadas de trabajo, compromiso y esfuerzo conjunto y eso pasa ahora mismo por presentar proyectos solventes, contundentes, que demuestren a la Comisión Europea que es en Andalucía donde van a ser más útiles y rentables en términos sociales y de sostenibilidad. Que podemos generar mucha riqueza y empleo de calidad, respetando los equilibrios de la Tierra.

En caso de no hacerlo, siempre es bueno recordarlo, llegarán otros que van a acaparar esos fondos. Normalmente, como ya ha ocurrido en otras ocasiones, grandes corporaciones que gracias a estos recursos, siguen haciéndose más fuertes, pero que no tienen la responsabilidad con el territorio, con el pequeño tejido productivo, con los agentes sociales que a todos nos gustaría.

Le ofrecemos nuestra colaboración para trabajar conjuntamente con entidades públicas y privadas en el diseño y puesta en marcha de proyectos que respondan a las exigencias de los Fondos Next Generation, es, sinceramente lo pensamos, lo más importante ahora. 

Sonrisa,

Francisco Casero Rodríguez

Presidente Fundación Savia

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído