En esta semana por fin ha entrado en vigor la supresión del recargo por itinerancia, el denominado roaming, con el fin de que todos los usuarios de telecomunicaciones paguen lo mismo que si estuvieran realizando una llamada desde su casa cuando viajan por Europa. ¿Cuándo ha entrado en vigor? La norma será de aplicación completa a partir del 15 de junio de 2017.

Supresión de los recargos por itinerancia

El reglamento (UE) 2015/2120 estableció el régimen de itinerancia como en casa, que obliga a los operadores de telecomunicaciones a aplicar las tarifas nacionales por el uso de los servicios de telefonía móvil en un Estado comunitario distinto al Estado en el que se han contratado.

El nuevo reglamento (UE) 2017/920 de 17 de mayo de 2017 modifica las medidas actuales aplicables a los mercados mayoristas de itinerancia a fin de garantizar que el nivel de las tarifas de itinerancia al por mayor permita la oferta sostenible de la itinerancia como en casa en la Unión.

¿Cuánto ahorraré?

La medida va a conllevar un importante ahorro para los usuarios de las telecomunicaciones. Así, por poner un ejemplo, una llamada de tres minutos desde cualquier país de la UE tenía un extra por roaming de casi dos euros, al que había que añadir el coste de la llamada nacional. Por tanto, había sobrecostes de importantes que a partir de ahora no se facturarán y eso conllevará una factura adecuada para los usuarios cuando viajen por Europa.

La importancia de Europa

En muchas ocasiones los ciudadanos piensan que para qué nos sirve la Unión Europea. Todo ello desde una perspectiva equivocada dado que buena parte de las políticas nacionales parten de lo que marca la Unión Europea al ser legislación directamente aplicable a los estados miembros.

La eliminación del roaming es un logro de las instituciones de la UE. Sin ellas no habría sido posible la implantación de esta medida, como prueba el hecho de que el roaming no desaparece para el resto del mundo. De hecho, las tres instituciones europeas —Parlamento, Consejo y Comisión— aprobaron una solemne declaración conjunta para destacar el momento. En ella se señalaba que la Unión Europea tiene como finalidad unir a los ciudadanos y facilitar sus vidas. El final de las tarifas de itinerancia es una auténtica historia europea de éxito. De ahora en adelante, los ciudadanos que se desplacen por la Unión podrán realizar llamadas, enviar mensajes de texto y conectarse con sus dispositivos móviles al mismo precio que en su país de origen. La eliminación de las tarifas de itinerancia es uno de los logros más grandes y tangibles de la UE. Se trata de aplicación del derecho de la UE para facilitar la vida de los ciudadanos.

¿Subirán las tarifas?

En estos últimos años sí ha habido incrementos de precios pero no se puede achacar el incremento de estos a la eliminación del roaming. Son más bien la respuesta a una política de precios insostenible por parte de las operadoras y, por tanto, lo que venían es a paliar ofertas a la baja para la captación de clientes

¿Es aplicable en toda Europa?

Estas nuevas condiciones afectan a los consumidores con tarifas de móviles contratadas en cualquiera de los 28 países miembros de la Unión Europea. Todos ellos podrán usar su móvil con la misma tarifa que tengan contratada también cuando visiten cualquiera de esos 28 países: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chequia, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía y Suecia.

Además de esos 28 países, los tres principales operadores en España (Movistar, Vodafone y Orange) también extienden a Noruega, Islandia y Liechtenstein esa itinerancia sin sobrecoste. Vodafone, además, suma otros cuatro países a esa gratuidad Albania, EEUU, Suiza y Turquía. Todo un avance importante para los derechos económicos de los ciudadanos europeos por tanto.

Aplicaciones en contratos o en tarifas prepago

En el caso de un consumidor de contrato no hay dudas. Se aplican los extremos de la tarifa contratada igualmente en el extranjero y los precios son iguales. En el caso del prepago, hay algunas diferencias. Para las llamadas y SMS los pagará lo mismo que en su país de origen. En el caso de los datos, si paga por GB consumida y el precio unitario de los datos es inferior a 7,7 euros / GB, el operador podrá aplicar un volumen máximo de datos. Se debe llamar al operador para saber cómo afecta la normativa a cada tarifa.

Además, los operadores se han garantizado un mecanismo para evitar un ciudadano contrate una tarifa en el país donde sea más barato y la use todo el año fuera de su origen. Si el operador detecta fraude, podrá comunicárselo al cliente, que tendrá 14 días para defender su consumo antes de que se le aplique un recargo. Por tanto, cuidado con este tipo de cosas porque pueden salir caras.

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído