Este ERE me va a matar

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, experto en Urbanismo en el Instituto de Práctica Empresarial (IPE). Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; hice la dramaturgia del espectáculo 'Soníos negros', de la Cía. María del Mar Moreno; colaboro en Guía Repsol; y he coordinado la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) y de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

ere.jpg
ere.jpg

La situación de la actual alcaldesa de Jerez no solo es grave. Desde el viernes pasado, después de las decisiones de Ganemos e IU, Mamen Sánchez está sencillamente desahuciada. Pero he aprendido que en política todo es posible y hasta las situaciones más insólitas, imprevistas y chocantes, pueden hacerse realidad. La situación de desahucio no significa una salida automática de Mamen de la Alcaldía. No. Hay todo un proceso y ahí puede haber toda una casuística. Un alcalde sólo se puede echar de dos maneras, con una moción de censura y por abandono, por dimisión.

Para que el alcalde tire la toalla, dimita voluntariamente, hay que montarle una situación de presión social y política agobiante, irrespirable, inaguantable, hacerle la vida imposible hasta que no pueda más y se harte. Y ese escenario, en Jerez, aún no se ha conseguido. Es verdad que la situación de ingobernabilidad del Ayuntamiento en el último año y las promesas incumplidas han creado una atmósfera contraria en los medios de comunicación, y por tanto, en la opinión pública (aunque esto habría que comprobarlo, ya que últimamente, el electorado español va por libre e incluso los casos más escandalosos no están causando una merma proporcional en el apoyo a los partidos implicados, y los afectados del ERE tampoco la tienen todas consigo). Eso además también ha influido en la falta de apoyo en los plenos de los partidos de la oposición, imprescindible para el funcionamiento del Consistorio. El sofrito está casi hecho. Pero, ¿qué hará su partido?, ¿qué hará el PSOE? Es imprescindible saber eso para ver cómo termina el guiso, la aportación del Partido Socialista es esencial para que la pinza sea lo suficientemente asfixiante para que termine por aburrirle.

El PSOE después del terremoto de Ferraz ha difundido una consigna a todos sus núcleos de poder: “Que no se mueva un varal”. Parece, por tanto, poco probable que se manifieste la eterna división interna del partido, que presionen públicamente a la alcaldesa y que, a conciencia, debiliten de un tacazo varias esferas de poder institucional importantes, el Ayuntamiento de una de las mayores ciudades de Andalucía y no olvidemos, la Diputación de Cádiz. 

La otra posibilidad es echarlo, en nuestro caso echarla, pero para eso hay que usar las matemáticas. Si Pitágoras no miente para hacer la moción de censura se necesitan o al PSOE, o al PP. No hay otra manera. ¿Estarán dispuestos Ganemos e IU a apoyarse en el PP para echar a Mamen Sánchez? Ojo, que esta decisión puede salirle cara, muy cara, a los dos. 

Existe también la posibilidad, difícil, pero no tan remota, de que haya por ahí un plan B, que sea quitar a Mamen y pactar otro alcalde del PSOE, pero los socialistas no están en las horas más adecuadas para hacerlo, no tienen muchos cromos para canjear, para ofrecer alguna salida honorable a la primera edil jerezana, aunque algunas posibilidades sí que hay. Pero, ojo, esta posibilidad no tendría mucho recorrido, ni serviría para mucho, si el acuerdo entre los partidos para hacerlo no conlleva compartir el gobierno municipal, la junta de gobierno. Desde que se pactó la investidura los incumplimientos del PSOE a ese pacto han sido constantes y por lo que marca la ley, sólo desde dentro del gobierno municipal se puede obligar al cumplimiento de las condiciones de ese pacto.

Blanco y en botella. 

P.D. 1: Mamen no ha cumplido sus compromisos, sus promesas, incluso parece que ha mentido y eso no le puede salir gratis, evidentemente, pero a ver quién le pone el cascabel al gato. Yo, por mi parte, estando totalmente a favor de la readmisión de todos los despedidos, no soy capaz de pedirle a nadie que ponga en juego su libertad personal por firmar esa readmisión. Es una decisión difícil que conlleva apechugar con las consecuencias y no es del agrado de nadie hacerlo desde una celda de Puerto III.

P.D. 2: Hay que tener cuidado, que no siempre lo bueno es lo mejor, abriendo el melón de la dimisión de Mamen se puede estar escupiendo al cielo y que la patada que pretenden darle a Mamen en el culo se convierta en una patada en la boca al resto de los jerezanos, soportando otra condena con los populares en el poder otra vez. Y esta vez, y viendo el panorama nacional, sine die. Creo que los ciudadanos vamos a tener bastante penitencia ya con las consecuencias de las maniobras de la “casta” de Susana. No hacednos eso, por favor.

PD. 3: Qué verguenza me da la que se está liando (merecidamente) contra Mamen y el PSOE por su actuación en este asunto y que los responsables, los que les echaron, estén sentados en los escaños del pleno (con toda legalidad, que es lo peor). Por cierto, he echado de menos alguna referencia a Deloitte, que hizo el informe de los despidos y el pago al parecer tenía alguna irregularidad.

P.D. 4: Al PP otra vez se le ponen los hados de su parte. Algo muy gordo habremos hecho los jerezanos en otras vidas para merecer este castigo. Las 17 procesiones de octubre, ¿no son suficiente penitencia? No me digáis que hay que sacar más.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído