Una persona navegando en internet.
Una persona navegando en internet.

Objetos conectados, casas inteligentes, dispositivos con inteligencia artificial, robots y más. Los avances tecnológicos han ido propiciando la llegada de nuevos gadgets, como así también de nuevas costumbres. Estos dispositivos que ayudan a simplificar tareas, se han convertido en grandes aliados. Aunque como suele suceder, también han cosechando grandes críticas. Especialmente, en lo relacionado a la cantidad de tiempo que se le dedica a estos dispositivos. Muchas veces, hasta se ironiza con que el móvil se ha convertido en una extensión del cuerpo, aunque algo hay de cierto detrás de esos chistes. Una realidad que tiene mucho que ver con la hiperconexión y con una necesidad constante e insaciable de estar conectados a internet, a las redes sociales y a los dispositivos móviles. Pero a pesar de las críticas, son muchos los que creen que las nuevas tecnologías ayudan más de lo que perjudican.

La hiperconectividad es una realidad. Y así ha quedado demostrado en un informe realizado por Ikea, el cual revela que los españoles miran el móvil una vez cada diez minutos. De este mismo estudio, también se desprende que una de cada dos personas pasa dos horas a diario, conectadas por motivo de ocio. Además, una gran parte de los encuestados ha reconocido que volvería a su casa en caso de haber dejado olvidado su móvil. Algo que no resulta sorprendente, ya que los móviles se han convertido en un ayudante único y su presencia en la vida de muchos es absoluta.

Las cifras no hacen más que corroborar una realidad que está a la vista de todos. No es ninguna novedad que los españoles se han convertido en uno de los públicos favoritos para las empresas tecnológicas. Se diferencian de sus pares europeos, por su capacidad de adoptar las últimas tecnologías con una rapidez única. Marcan tendencia en todo lo que respecta al consumo online y se adaptan rápidamente a las novedades que surgen en el sector, siendo uno de los primeros actores en probar las innovaciones que, con frecuencia, surgen en el mercado.

No es casualidad que España sea uno de los países con una alta tasa de penetración de smartphones, siendo líder en usuarios de móvil del mundo. Datos de 2017, mostraban un porcentaje de 88% de usuarios de móvil, situando al país por encima de Japón. Aunque al ritmo que crece la tasa de penetración de los smartphones en España, esa cifra ya ha quedado desactualizada. Según se desprende de un estudio realizado por Deloitte, ese porcentaje ha llegado a alcanzar un 92% de cuota de mercado, superando la media europea. Lo que demuestra la predilección de los españoles por los teléfonos inteligentes.

Los españoles son consumidores natos de este tipo de productos y esto ha generado algunos cambios en sus costumbres. Mirar el móvil, se ha convertido para muchos, en la primera acción que se realiza en el día. El protagonismo que ha alcanzado el teléfono móvil ha sido total, convirtiéndose así, en una herramienta clave para mejorar la productividad. El teléfono inteligente ha ido apropiándose de funciones de otros dispositivos, alcanzando un desempeño óptimo en distintas categorías. Este pequeño objeto, ha logrado desplazar al reloj despertador, a la cámara fotográfica, entre tantos otros que lentamente, se van quedando en el camino. Lo que hace también, que su costo se vuelva cada vez más elevado. Tanto así que muchos usuarios, conscientes del uso constante que le dan a su móvil, toman la decisión de asegurarlo. Antes se hablaba más bien de seguros de casa, de vida, pero pronto, el seguro para móviles fue encontrando su lugar en este nuevo mundo de hiperconectividad. Algunas de las marcas líderes en el mercado de smartphones como Apple y Samsung, ofrecen sus propios servicios de cobertura. Aunque muchos encuentran que los precios de los mismos son excesivos en relación a las prestaciones que ofrecen. Otros actores, como por ejemplo, la SFAM (Sociedad Francesa de Seguros Multirriesgo), han comprendido ese punto y han presentado sus propios servicios de cobertura contra todas las causas, no solo para móviles, sino también para todo tipo de dispositivos multimedia. Esta solución de la SFAM, que ofrece sus servicios a través de la Fnac en España, resulta interesante para los consumidores que buscan adelantarse a cualquier imprevisto que pueda surgir y que los obligue a pasar días sin su dispositivo.

Sin duda, si hay una categoría en la que España bate récords es, sin duda, en el consumo y la utilización de nuevas tecnologías. La hiperconexión es real. La tecnología ya hizo su ingreso a los hogares, primero a través de pequeños dispositivos y ahora, lentamente convirtiendo a las casas en inteligentes, al dotar cada ambiente de innovación. La tecnología también ha ingresado a los supermercados españoles, revolucionando la experiencia de los consumidores al incorporar tiendas sin cajeros, aplicaciones móviles, quioscos de autopago y asistentes de voz, entre otras innovaciones. La tecnología está en todas partes y los españoles son conscientes de ello y lo ven con optimismo, o al menos eso es lo que expresa el 94% de ellos, que considera que la tecnología ayuda a mejorar las labores. Mientras que las cosas sigan así y la tecnología sea percibida como una aliada, las mejoras continuarán. Siempre que las nuevas tecnologías ayuden a desempeñar tareas y a facilitar la vida, serán vistas con optimismo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído