Sergio, hijo de Julián, durante su paseo.
Sergio, hijo de Julián, durante su paseo.

Cuenta @julianig sobre su hijo Sergio y nos dice: "Sergio tiene una discapacidad del 86%. Para él, poder salir es como una medicina. Hoy se ha parado un coche de la policía. Yo esperaba que nos pidiera un informe médico que justificarse su salida. Pero no... (el otro día leí que un padre tuvo que escuchar insultos, ver cómo grababan con móviles el paseo que estaba dando con su hija de 4 años, una niña que sufre una enfermedad rara, de tipo neurobiológica y que tiene unos efectos muy parecidos a los que produce el trastorno del espectro autista)".

"El policía nos ha preguntado que si todo iba bien. Que si podían hacer algo por nosotros. Que había casos de padres que no podían sacar a sus hijos sin que les increpasen. Que si teníamos algún problema que les llamásemos y les dijésemos quién era el intolerante que se metía en la vida de los demás sin preguntarse el porqué. Y antes de marcharse han dicho que si podían hacer algo por Sergio y le han puesto las luces del coche".

Y seguía diciendo: "En estos días tan grises estos dos policías han conseguido que me sintiese más protegido que nunca. Les he dado las gracias pero cuando se han marchado me he puesto a llorar como un tonto. Y ante esta declaración, @anabelenalonso dice: Me has hecho llorar a mí. Que salga lo que necesite, ni lazos ni nada por favor y cualquier cosa llamar a la policía, hay que parar a estos policías frustrados de balcón que seguramente tendran mucho que callar".

Y añadía @beni0888: "Qué gesto tan bonito... La verdad es que a mí también se me han saltado las lágrimas al leerte e imaginarme la situación, estas cosas me hacen recuperar un poquito la esperanza en la humanidad. ¡Gracias por compartirlo y ánimo!"

Y terminaba @antonia82129337: "No son lágrimas de tonto, son lágrimas de emoción y agradecimiento, yo hubiera llorado igual, besos para Sergio, bonito gesto el de la policía".

Y así termina una historia bonita en tiempos de la Covid-19, donde decimos que es necesario que el futuro sea diferente, que aprendamos de las cosas que están pasando y que muchas cosas tienen que cambiar. Y es que ante las faltas de respeto que sufren familiares de personas por parte de vecinos que creen que incumplen el confinamiento, vemos que cuando lo analizamos de cerca, algunas cosas cambian. Gracias a la policía, gracias a Sergio y gracias a Julián.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído